Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/30/1984 12:00:00 AM

NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO

¿El nuevo precio interno del oro es una devaluación masiva disfrazada?

Un miembro de algunos de los sectores económicos de la capital comentó en días pasados que "las recientes medidas de la Junta Monetaria, que incrementaron el precio interno del oro, generaron una devaluación masiva disfrazada". Alguien contestó que la resolución "buscaba únicamente evitar la fuga de divisas hacia el extranjero y debía, por lo tanto reforzar la situación cambiaria del país". Las opiniones no faltaron: "Debido a esa medida el dólar negro subió de $103 a $120".
"Las mafias ya no traerán dólares en billetes sino oro en polvo". Por último se comentó que si existen subsidios para todos los productos que el país exporta, es lógico que el oro, que se cotiza en los mercados internacionales, tenga también algún beneficio.
En efecto, en febrero pasado, la Junta Monetaria emitió una resolución por medio de la cual se fijó el precio del oro para operaciones de compra y venta por parte del Banco de la República en $47.620.oo, ajustándose diariamente según la variación en el promedio del precio en los mercados de Londres y Zurich.
Los $ 47.620.oo de marzo 1° de 1984 (fecha a partir de la cual comenzó a regir la nueva resolución), siendo de $ 92.53 la tasa de cambio oficial en esa fecha, implican un precio de US$515.oo por "onza troy", superior en un 30% a la cotización internacional de ese día.
La medida, aparentemente se limitó a beneficiar la explotación local del metal y a fomentar su venta al Banco de la República, al tiempo que afecta negativamente los costos de los usuarios (joyeros, dentistas...) quienes pagarán más caro por su materia prima. Es importante tener en cuenta que no sólo los comerciantes del oro se vieron afectados por la nueva decisión, sino que también sus repercusiones se hicieron notar en otros sectores económicos. Es así como las diferentes opiniones tienen todas alguna explicación.
LAS RESERVAS INTERNACIONALES
Las reservas internacionales del país son un conjunto de cuentas del activo en el balance del Banco de la República. Están conformadas, entre otras, por la cuenta: "Oro físico y depósitos en Bancos del Exterior".
Cuando un país devalúa, está dispuesto a pagar más unidades de su moneda local a cambio de alguno de los activos que conforman sus reservas. En Colombia, el tipo de cambio se refiere usualmente al precio en pesos del dólar americano. Por eso cuando se habla de devaluación, se considera que es con respecto al dólar. Desde 1967, mediante el Decreto Ley 444, Colombia adoptó un sistema de devaluación gradual y el precio oficial del dólar se ajusta casi diariamente.
Si se tiene en cuenta que el oro es también un activo de las reservas, se puede afirmar que si éste sube de precio localmente y por lo tanto se pagarán más pesos por una unidad "onza troy", se produce una devaluación del peso con respecto al oro.
Indudablemente, la mencionada resolución incentivará la oferta de oro al Banco de la República, quien a su vez incrementará sus reservas internacionales. Lo interesante es que el país mejore su situación cambiaria a base de sustituir activos en moneda local (pesos) por oro, que podrá ser transformado en divisas en cualquier momento.
EL DOLAR NEGRO Y LA CANTIDAD DE DIVISAS
A principios del año de 1982, el precio del dólar negro sobrepasó por primera vez, en muchos años, la tasa de cambio oficial. Fue así como, a partir de ese momento, los colombianos empezaron a crear sistemas para consumir las divisas del Banco de la República, cuyo precio ha sido desde entonces inferior al del dólar negro. Una alternativa fue la de utilizar abusivamente los cupos anuales en dólares autorizados para los viajeros, sistema que fue finalmente controlado por el Emisor.
Así mismo, un productor de oro podía exportar en forma clandestina su producto, venderlo en el extranjero y ofrecer los correspondientes dólares negros en el mercado local. De esta manera vendía su oro por la misma cantidad de dólares que hubiera obtenido del Banco de la República, pero éstos los liquidaba a un mejor precio. Este sistema disminuyó la oferta del metal al Banco Central y redujo, por lo tanto, una fuente de divisas.
La Resolución N° 6 de 1984 que se viene comentando fomenta la importación no autorizada de oro al país, el que podría ser vendido internamente a un precio superior al valor internacional. A esto se debe el comentario que para las mafias resulta más atractivo traer oro al país que ofrecer dólares en el mercado negro, lo cual podría ser uno de los motivos del alza del dólar negro en los últimos días.
UN INCENTIVO A LA OFERTA DE ORO
Tradicionalmente en Colombia, los productos de exportación han tenido incentivos de todo tipo, con el fin de hacerlos más competitivos en los mercados internacionales. Además de los créditos subsidiados que otorga Proexpo, en días pasados, el gobierno elevó considerablemente los niveles de apoyo tributario a un sin número de productos exportables.
La comercialización del oro a nivel internacional es un monopolio del Estado, y es por ésto que no hay manera de fomentar su exportación. El hecho de que el gobierno esté ahora pagando un sobreprecio del 30%, puede interpretarse como un simple incentivo para fomentar su explotación y venta, ya que éste, como los productos de exportación, genera divisas.
Los mineros están agradecidos con la nueva resolución, el narcotráfico también lo está, pues encontró un nuevo camino para lavar sus dólares.
De esta manera se puede concluir que la Resolución N° 6 de 1984 produjo múltiples efectos a nivel económico y no sólo los joyeros, que hasta hace poco estaban en huelga, se vieron afectados por la medida. -
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.