Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/3/1984 12:00:00 AM

¿NOBEL PARA BETANCUR?

María Isabel Rueda, columnista de la revista SEMANA asegura que "el Presidente Betancur aspira a ser el Premio Nóbel de la Paz 1984". Como el Nóbel de la Paz lo conceden en Noruega, puedo responder con alguna información, al menos, la que da la proximidad --hasta física-- ya que la embajada de Colombia en Oslo queda apenas a cincuenta metros del Instituto Nóbel, en Drammensvein 19.
Aparte de los méritos del Presidente para merecer el Nóbel de la Paz, hay un requisito indispensable para alcanzar tan alta distinción: haber sido nominado antes del 1° de febrero del año correspondiente. Y el Presidente Betancur no aparece entre los candidatos. Es más: rechazó expresamente el honor de ser nominado.
* * *
Comenzando a desempeñar la embajada en Oslo, en octubre de 1983, recibí algunas cartas de Colombia, demandando que en mi condición de embajador presentara ante el Comité Nóbel el nombre del Presidente Betancur. Estas solicitudes las trasladé a Cancillería y el entonces ministro Rodrigo Lloreda las mostró al Presidente. La reacción del Dr. Betancur fue terminante: prohibir que su nombre fuera presentado ante el Comite Nóbel de la Paz. Y así me lo comunicaron en mensaje oficial del Ministerio.
Al no aparecer el Presidente Betancur entre los nominados, no podría ganar el Nóbel 1984, como supone la articulista de SEMANA. El Comité no toma en consideración nombres de personas u organizaciones que no hayan sido previamente candidatizadas.
* * *
Están autorizados a presentar nombres ante el Comité Nóbel de la Paz:
·Los miembros del Comité Noruego.
·El Parlamento noruego
·La Unión Interparlamentaria.
·Parlamentos de cualquier país.
La Corte Internacional de Justicia.
·El Comité de Paz Mundial.
·Anteriores ganadores del Premio Nóbel.
Aunque la lista de los nominados cada año, es mantenida en secreto, siempre se filtran algunos nombres, los más significativos.
Es así que entre los candidatos de 1984, figuran:
·Sandro Pertini, Presidente de Italia.
·Pierre Trudeau, Ex primer Ministro del Canadá.
·Indira Gandhi, Primer Ministro de la India.
·Abdullah Basturk, líder pacifista de Turquía.
·El Grupo Contadora (Colombia, Panamá, Venezuela, México)
·El gobierno de Costa Rica.
·Juan Carlos de Borbón, Rey de España.
Claro que hay más candidatos. Extraoficialmente se ha podido saber que este año se presentaron cincuenta nombres. Pero los más importantes son los anteriormente citados.
El propio Comité Nóbel puede presentar nombres, así como el Parlamento Noruego. Pero tanto los congresistas como los miembros del Comité, prefieren discutir sobre candidatos que no hayan sido propuestos por ellos.
* * *
En cuanto a las posibilidades de los nominados en 1984, hay que decir que uno de los secretos mejor guardados en el mundo es el nombre del ganador del Nóbel de la Paz. Los miembros del Comité son cinco venerables ciudadanos, especialmente escogidos por el Parlamento por sus condiciones de honorabilidad, seriedad y discresion. Ninguno es capaz de adelantar un fallo que los noruegos tienen a orgullo que nadie conozca antes de la fecha señalada. (Ultima semana de septiembre).
El comité Nóbel de la Paz lo integran:
·John Sannes, de 70 años, Profesor de filosofía.
·Egil Aarvik, de 74 años, Consultor.
·Trigve Hageland, de 72 años, Agricultor.
·Sjur Lindebraeke, de 75 años, Abogado.
·Else Germeten, de 66 años, única mujer en el Comité, Directora del Comité de Censura Cinematográfica.
Quien parece "llevar la batuta" en el Comité es el Sr. Aarvik, que en los últimos años ha anunciado oficiaimente el nombre de los ganadores y en diciembre del año pasado tuvo a su cargo el discurso en la entrega del Nóbel a Danuta de Walessa.
* * *
La historia del Nóbel no permite suponer que el Comité sea sometido a presión política en ninguna de sus selecciones. Pero observando la sucesión de premiados, encontramos "reglas no escritas" que se cumplen casi siempre:
·El Comité prefiere señalar personas, por sobre sociedades o instituciones.
·Invariablemente, el Nóbel de la Paz recae siempre en personalidades u organismos democráticos, en su casi totalidad, del mundo occidental.
·Sólo dos países de Latinoamérica han recibido el Nóbel de la Paz: Argentina y México.
Las discusiones del Comité son impenetrables, pero siempre en los periódicos de Oslo se especula sobre los candidatos de mayor opción. Este año aparecen como "favoritos".
·El Grupo Contadora. (Tiene a su favor que es constantemente mencionado en círculos diplomáticos y políticos de todo el mundo. Particularmente, en Noruega, el gobierno ha expresado pleno respaldo a la gestión de paz de Contadora).
·A Pierre Trudeau le reconocen sus esfuerzos por lograr conversaciones de paz entre norteamericanos y soviéticos. Y el hecho de haberse retirado este año de la política, permite suponer que su nombre pueda ser considerado como "premio de despedida".
·Abdullah Basturk, líder pacifista turco, fue nominado por el Partido Laborista Noruego, que cuenta con mayoría de diputados en el Parlamento. Basturk, es poco conocido internacionalmente, pero a veces el Comité Nóbel escoge figuras de escaso relieve mundial, como ocurrió hace dos años con el argentino Pérez Esquivel, que ni siquiera tenía notoriedad en su país.
·Indira Gandhi, que parecía "la candidata del Tercer Mundo", ha perdido mucha opción para el Nóbel por los sangrientos episodios de la política de su país en los últimos meses.
·Sandro Pertini, el Presidente de Italia, es una figura popular y querida en toda Europa. Aunque no se le conozcan especiales esfuerzos por la paz mundial.
·Costa Rica es un pais que despierta interés en Noruega, por ser el único en América que no tiene Ejército. Este año visitó Costa Rica el ministro de Relaciones Stray y una comisión del Parlamento. (Pero no parece que el Comité Nóbel escoja a Costa Rica por encima del Grupo Contadora).
·Juan Carlos, el Rey de España, ha sido nominado este año por tercera vez. Ya lo habían propuesto en 1981 y 1982. Quien sabe "si a la tercera, va la vencida...".
Pero aunque estas consideraciones --recogidas de los periódicos noruegos-- tienen algún fundamento, lo cierto es que nadie podría adelantar cuál será la determinación final de los miembros del Comité Nóbel, incapaces de caer en la menor indiscreción sobre el posible ganador.
Para conocer el Nóbel de la Paz 1984, habrá que esperar la última semana de septiembre, cuando los cinco ancianos del honorable Comité citen a la prensa en el vetusto edificio de Drammensvein 19, para dar, con toda solemnidad, el nombre --o los nombres-- de las seleccionados este año.--
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.