Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2009/07/03 00:00

Nobsa, Boyacá, es el municipio más aplicado del país en materia fiscal

Desde hace cuatro años, esta población conocida por la industria de las ruanas ocupa los primeros lugares en la medición que hace Planeación Nacional sobre desempeño fiscal territorial.

Nobsa, en el centro de Boyacá, es famosa por la fabricación de ruanas.

¿Qué hace Nobsa para ganarse cada año el honor de ser el municipio del país que mejor maneja sus recursos fiscales? Nada extraño, ni diferente a lo que deberían hacer todos los mandatarios locales y es una administración eficiente de la plata que recaudan por impuestos locales y por las transferencias que les envíe la Nación.

La Dirección de Planeación Nacional (DNP) que desde hace cinco años evalúa a los municipios y departamentos y los clasifica en un ranking, le entregó a esta población boyacense el primer lugar en la medición de 2008 con 90 puntos sobre un puntaje máximo de 100.

El director del DNP, Esteban Piedrahíta, señaló que Nobsa se destaca en temas de eficiencia en el gasto, inversión, ahorro y ejecución de obras.

El segundo lugar fue para el municipio de Rionegro (Antioquia) con una calificación de 89.08.

De acuerdo con los resultados de la evaluación del desempeño fiscal de las entidades territoriales a estas localidades les siguieron Sabaneta (Antioquia), Cota (Cundinamarca), Yumbo (Valle del Cauca) y Sopó (Cundinamarca).

En 2008 un total de 468 municipios mejoraron su calificación con respecto a 2007, mientras 583 la desmejoraron comparados con 2007.

Resulta curioso que en los primeros 20 lugares de esta clasificación solo hay una ciudad capital: Medellín (puesto número 19) con un puntaje de 80,83, el resto son ciudades intermedias.

Bogotá obtuvo un puntaje de 77,35 y Cartagena 76,25. Luego se encuentran Yopal, Bucaramanga, Arauca y Tunja.

El municipio con peor calificación fue Tenerife en Magdalena.

La idea de realizar esta clasificación cada año es invitar a los mandatarios a hacer mayores esfuerzos en la generación

de recursos propios, disminuir los gastos de funcionamiento, mejorar la inversión y, en particular, evitar aumentos desmedidos del endeudamiento y déficit fiscales.

Si bien Nobsa, no recibirá un premio, ni siquiera una medalla, si se llevará algo por lo cual todos los mandatarios locales deberían luchar: el honor de ser el municipio del país que mejor uso hacer de sus recursos de sus habitantes que los eligieron.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.