Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/25/1993 12:00:00 AM

NUEVO DUEÑO

Aunque no figuraban en sus planes de expansión, Cadenalco adquirió los supermercados Pomona.

LA SEMANA PASADA SE Anunció una operación comercial que, por sus características, parecería ser una confirmación más de la vieja ley económica que el lenguaje popular ha reducido a la expresión "elpez grande se come al chico". De acuerdo con un escueto comunicado de prensa "el 17 de septiembre la Gran Cadena de Almacenes Colombianos, Cadenalco, y Pomona convinieron un intercambio de acciones de Cadenalco por acciones de Pomona, que le representará a Cadenalco la propiedad del 100 por ciento del interés social de la Sociedad Pomona Ltda.".
En otras palabras, Cadenalco, propietaria de los conocidos almacenes Ley, y la tercera empresa privada de capital nacional más grande del país, con ventas por 281.600 millones de pesos en 1992, será propietaria, a partir del momento en que se formalice la negociación -lo cual puede tardar todavía algunas semanas- de la totalidad de Pomona, una cadena de supermercados de la capital de la República cuyas ventas llegaron el año pasado a 17.751 millones de pesos.
Pomona, según el comunicado, "fue fundada en 1967 como punto de venta especializado en la comercialización de frutas, hortalizas y enlatados, y cuenta, en la actualidad, con ocho supermercados que se caracterizan por la alta calidad de susproductos, resultado del esfuerzo constante y del exigente control que se realiza desde el lugar de producción hasta las góndolas del supermercado".
Pomona goza de un enorme prestigio entre los sectores de mayor ingreso de la capital. Y capta cada día más compradores. Es más: pocas empresas pueden mostrar un aumento tan acelerado en las ventas en los últimos años. De 5.800 millones de pesos en 1990 pasó a 10.000 millones en 1991 y a 17.751 millones en 1992, lo que significa que se triplicaron en el cortísimo lapso de tres años. Y algo similar pasó con los activos, que pasaron de 1.900 millones de pesos en 1990 a 3.577 millones en 1992 (antes de los ajustes por inflación).
El aumento en las ventas, sin embargo, no se reflejó en las utilidades. Al contrario, en ese mismo período -y debido a lo que algunos analistas consultados por SEMANA consideran como serios problemas de administración- la empresa arrojó pérdidas de manera continuada y creciente. En 1990 perdió seis millones de pesos, en 1991 15 millones, y el año pasado, antes de los ajustes por inflación, 254 millones de pesos. Esa fue, al parecer, una de las razones que llevaron a la venta.
Consultado al respecto por SEMANA, el presidente de Cadenalco, Germán Jaramillo Olano, aseguró que dicha situación se ha corregido y que en lo que va corrido del presente año la empresa comenzó a dar utilidades. Dijo, sin embargo, que con la adquisición de Pomona "Cadenalco está comprando futuro, dado el enorme potencial que tienen los supermercados y su interesante perspectiva". La mejor prueba de ello es el comportamiento de las ventas. El mismo que llevó a otro ejecutivo vinculado con la compañía -que prefirió reservar su nombre- a decir que "con la compra de Pomona, Cadenalco está comprando clientes".

SIGUE IGUAL
Lo que sí parece claro es que la adquisición no producirá ningún cambio - por lo menos externo- en las sociedades involucradas. Y que los "fieles" compradores de Pomona no perderán su almacén. Según el comunidado de Cadenalco, los supermercados Pomona continuarán operando como lo han hecho hasta la fecha. Y así se lo confirmó a SEMANA el presidente de Cadenalco, al asegurar que "el interés es fortalecer la cadena Pomona en su integridad y con sus mismas características" y al afirmar de manera todavía más tajante que "la intención es que las dos compañías funcionen de manera independiente".
Falta, no obstante, para que todo se clarifique, que se concluya la negociación. "Como se trata de una operación de intercambio de acciones dice Jaramillo,- y Cadenalco misma no es propietaria de ninguna de las suyas, es necesario realizar primero el proceso de emisión, y para eso se requiere el cumplimiento de los requisitos legales, dentro de los cuales se está estudiando la necesidad o no de convocar a una asamblea de accionistas, sobre la base, claro está, de que éstos no podrán tener derecho de preferencia sobre las nuevas acciones".
La idea es que la emisión sirva, exclusivamente, para cubrir el costo de la operación. Pero éste no se ha revelado todavía por ninguna de las partes. Y no se puede saber, por lo tanto, cuál será el poder que tendrán los propietarios de Pomona sobre Cadenalco. La cantidad de acciones que pasen a manos de los propietarios de Pomona dependerá del valor nominal que tengan el día de su colocación. A mediados de la semana pasada, las acciones de Cadenalco se estaban negociando a 1.550 pesos en la Bolsa de Medellín.
En todo caso, dada la cantidad de acciones que tiene Cadenalco en circulación (156.350.729) y el reducido patrimonio de Pomona (que debido en buena medida a las pérdidas de los últimos años apenas alcanzaba a finales del año pasado los 98 millones de pesos), los propietarios de los supermercados bogotanos no alcanzarán ni siquiera a tener un puesto en la junta directiva de Cadenalco, a pesar de que -como la mayoría de las empresas del llamado "Sindicato Antioqueño"-, esta última se caracteriza por la gran dispersión de su capital.
No por ser "pequeña" la operación, sin embargo, deja de ser importante. Porque de alguna manera muestra la agresividad comercial de una empresa tan grande como Cadenalco que, aun cuando tiene planes de inversión por 12.000 millones de pesos para el presente año, no contaba entre ellos con la compra de Pomona. Lo que quiere decir que la propuesta deblo ser muy buena para que corriera el riesgo. Y es así como se construye la historia de los negocios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.