Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/16/2012 12:00:00 AM

OCDE: El mundo se enfrenta a un "peligroso cóctel" económico

El secretario general de la organización advirtió que la mezcla de crecimiento débil y desempleo persistente, sobre todo entre los jóvenes, es una combinación peligrosa para la economía mundial.

La economía mundial se enfrenta a un "peligroso cóctel" que mezcla crecimiento débil y desempleo persistente, aseguró este martes el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, tras las previsiones poco optimistas de la organización sobre las grandes economías.
 
"Hay un problema de desempleo fuerte, sobre todo entre los jóvenes, con desigualdades crecientes y un crecimiento débil, en algunos casos incluso una contracción del crecimiento", dijo Gurría en una conferencia en Nueva Delhi.
 
"Como en los cócteles de James Bond, cuando lo sacudes todo, te encuentras con una mezcla peligrosa", aseguró.
 
Los países de la OCDE tienen 50 millones de desempleados, 15 millones más que 2008, recordó Gurría, quien lamentó que "cinco años (después del inicio de la crisis) sigamos igual".
 
La tasa de desempleo en Grecia se sitúa en un nivel récord de 25,1% mientras que en España hay un 24,6% de la población activa en paro.
 
Según el secretario general de la OCDE, las diferencias entre ricos y pobres es la más importante desde hace 30 años, lo que provoca una pérdida de confianza en la capacidad de los gobiernos para volver al crecimiento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?