Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/18/2014 2:00:00 AM

¿Qué pasa en la Bolsa?

La caída en el mercado accionario no es solo un fenómeno local. Sin embargo, hay oportunidades de inversión.

El nerviosismo se apoderó de los inversionistas del mercado accionariocolombiano. Los motivos no son menores. Desde el año pasado, la bolsa devalores viene cayendo y varias de las acciones de las grandes empresasdel país no levantan cabeza.

El Colcap, que es el principal índice de referencia de la Bolsa deValores de Colombia (BVC), cayó el año pasado el 12,35 por ciento y yaen lo que va corrido de 2014 acumula un descenso superior al 4 porciento. Pero lo que más ha asustado es el comportamiento de la acción deEcopetrol, en la que más de 430.000 colombianos tienen algunainversión. El título de la petrolera bajó el año pasado el 32 por cientoy acumula una baja de casi el 8 por ciento este año.

Aunque Ecopetrol es la acción más castigada, el año pasado fue engeneral malo para los principales títulos que se mueven en la bolsacolombiana con fuertes caídas: Bancolombia (-21 por ciento), Avianca(-18 por ciento), Pacific Rubiales (-18 por ciento) y Almacenes Éxito(-15,4 por ciento) para mencionar solo algunas (ver gráfico).

Como consecuencia de este desempeño, la capitalización bursátil, esdecir el valor de las empresas cuyas acciones están inscritas en labolsa colombiana, tuvo un descenso del 14,14 por ciento. En plata blancasignifica que en un año pasaron de valer 484 billones de pesos a 416billones. Es decir, 68 billones menos.

Si bien estas cifras suenan dramáticas, es importante anotar que no setrata de un fenómeno exclusivo de Colombia y que no respondenecesariamente al desempeño y las perspectivas futuras de las empresas.Lo que viene pasando en la economía mundial explica, en buen parte, elcomportamiento del mercado accionario local y regional.

Aunque suena a premio de consolación, la Bolsa de Valores de Colombia(BVC) es una de las que menor caída presentó el año pasado. Frente a losdemás países del Mercado Integrado Latinoamericano (Mila) el indicadorde la BVC se depreció menos que el de las bolsas de Perú y Chile, porejemplo, que bajaron el 24 y el 14 por ciento, respectivamente.

Y mientras las bolsas de América Latina terminaron perdiendo el añopasado, las de países desarrollados fueron ganadoras. El Dow Jones de laBolsa de Nueva York subió el 26,5 por ciento, el principal índice deJapón aumentó un 56 por ciento y el alemán un 25 por ciento.

Esto tiene una explicación. Desde mayo, cuando comenzó a especularse conel cambio de política monetaria en Estados Unidos –esto es reducción dela liquidez que suministra la FED (banco central)– y empezó a asomarsela leve recuperación en el Viejo Continente, los grandes inversionistascomenzaron a volver a sus mercados naturales, es decir a las economíasdesarrolladas.

Hay que entender que una recuperación en la economía estadounidense sedebe traducir en ganancias para las empresas gringas y allí querránestar los inversionistas. En Europa pasa lo mismo, salir de la recesiónen la eurozona hace que los inversionistas le apuesten a ese mercado.
Como consecuencia de este panorama mundial, se viene dando una salida deflujos de capitales de los mercados emergentes en busca de mayoresretornos que pueden obtener en economías con gran potencial decrecimiento. Algunos estiman que en 2013 salieron de América Latinacerca de 9.000 millones de dólares en busca de mejores horizontes.

La buena noticia es que en Colombia no ocurrió con la magnitud que se havisto en otros mercados. Según Juan Pablo Córdoba, presidente de laBVC, Colombia sigue siendo una de las tres economías más atractivas paralos inversionistas. Cuando se suman y restan las entradas y salidas decapitales extranjeros de los portafolios de inversión en acciones en elpaís, al final de 2013 se obtiene un saldo positivo de compradores de1,5 billones de pesos.

Ahora bien, además de los vientos externos que afectaron el mercadolocal, también hay otros elementos, relacionados con las compañías, queimpactaron el precio. Es el caso de Ecopetrol, donde el menor vientomueve la acción. En los últimos meses los inversionistas han estado muyinquietos por temas de reservas, hallazgos, producción, utilidades,dividendos e incluso cambios en la junta directiva (ver recuadro).

Los analistas del mercado afirman que, en el caso de Bancolombia, lacaída de la acción en el mercado local y el ADR en Nueva York (cayó elaño pasado 26 por ciento) está asociada, además de los factoresinternacionales ya explicados, con otros elementos. Entre ellos, ladesaceleración del negocio del crédito en Colombia; la expectativa quehay en el mercado de una futura emisión de acciones que haría el banco,algo que todavía no hay certeza de cuándo será; y el mismo impacto querecibió la entidad, cuando los TES tuvieron un fuerte sacudón haciamediados del año pasado.

Buscando la cereza


Ahora bien, el hecho de que el índice de la BVC esté bajando no quieredecir que en el mercado de acciones se hayan acabado las oportunidadespara los inversionistas.

Hay que tener en cuenta en la caída del índice de la bolsa colombianaque Ecopetrol explica casi la mitad de este descenso, dado el peso quetiene en el Colcap, pues es la compañía de mayor capitalizaciónbursátil. Esto es importante saberlo pues hay otros títulos que, enmedio de esta coyuntura, han tenido un buen comportamiento, y de prontono se ven cuando se mira el índice en su conjunto.

Se aproxima el periodo de asambleas de accionistas, cuando las compañíasvan a decretar los dividendos y este sería un buen momento para compraren lugar de vender.

Muchas de las compañías colombianas que cotizan en bolsa vienenentregando buenos dividendos en los últimos años, lo que en unacoyuntura de caída de precios se vuelve una gran oportunidad. Por la víadel dividendo se pueden obtener rentabilidades muy atractivas, inclusopor encima de lo que puede ofrecer un CDT (el 4 por ciento) o una cuentade ahorros (el 2 por ciento).

Mientras algunos están pensando en vender Ecopetrol, asustados por losprecios, otros están pensando en comprar para ganarse el próximodividendo.

Los conocedores del mercado aconsejan que este es un buen momento parainvertir, pues los precios están bajos. Los grandes inversionistas dicenque el secreto del éxito está en comprar cuando está barato y vendercuando está caro.

Cabe recordar que las acciones tienen dos fuente de rentabilidad: eldividendo y la valorización. La cuestión es saber escoger y mantener lainversión por un largo plazo.

Hay consenso en que 2013 fue malo para las inversiones, pero que haciamediados de 2014 será mejor para el mercado de acciones. Cuando seestabilice la política monetaria en Estados Unidos, habrá más calma y severán las valorizaciones. Quienes hayan comprado en la caída se podríanllevar una buena tajada.

Pero para aquellos que entran fácilmente en pánico, hay opciones decobertura en el mercado local. Para diez de las 20 acciones del índicede la bolsa hay instrumentos de cobertura (futuros). 

Según el presidente de la bolsa de valores, hay una gran cantidad deinstrumentos que permiten sacarle kilometraje a las acciones, sin ser unexperto. Por ejemplo, hay una figura en el mercado que se llama elpréstamo de las acciones, que técnicamente se conoce como TransferenciaTemporal de Valores (TTV). Son opciones más seguras que los ‘repos’, quecausaron tanto pánico en el pasado reciente. Las personas ‘prestan’ lasacciones y reciben una lista de nueve activos en garantía: efectivo,TES y siete de las acciones más líquidas del mercado. Se pueden obtenerganancias importantes con un mínimo riesgo.

En esta coyuntura de nerviosismo en el mercado, los intermediariostienen instrumentos para ofrecerles a los inversionistas por fuera delos tradicionales. El mercado de futuros se viene desarrollando, y allíhay buenas opciones.

Cabe recordar también que para los que están temerosos por el mercadolocal, ya en Colombia se puede invertir en acciones de compañías delexterior, sin necesidad de tener una cuenta en dólares en EstadosUnidos, ni tener un asesor allá. A través del llamado Mercado Global deColombia y el Mila, en el país se pueden adquirir acciones de lasgrandes compañías estadounidenses, como Apple, Google, Amazon, Citi,Facebook, JP Morgan, AT&T entre otras.

En síntesis, si en materia económica este año pinta mejor para Colombia,muchas empresas serán ganadoras y esto es una buena señal para elmercado accionario. Es cuestión de no asustarse ante el primer ruido.Las cifras actuales pueden sonar muy mal, pero eso no quiere decir queen el mercado no haya oportunidades ni cosas para hacer. La cuestiónestá, como se dice en el argot bursátil, en saber escoger las cerezas.


En las entrañas de Ecopetrol

Frente a una acción que viene cayendo ¿qué esperan los inversionistas?

El comportamiento de la acción de Ecopetrol tiene desconcertados a muchos. Cayó el año pasado un 32 por ciento y, en lo que va de 2014, no levanta cabeza. ¿Qué está pasando y por qué tanto ruido?
La acción de Ecopetrol comenzó a bajar en 2013 una vez se produjo el pago de los dividendos. Los inversionistas comenzaron a preocuparse por el tema de la incorporación de reservas, un dato que se publicó en febrero del año pasado y que no dejó contentos a los analistas, que esperaban un mejor informe.

Las reservas es tal vez el tema más crítico para una petrolera y en donde tienen clavados los ojos todos los inversionistas interesados en meter allí su dinero.

En las próximas semanas, Ecopetrol dará a conocer el dato sobre producción y los inversionistas están nerviosos, porque piensan que no se cumplieron las metas de 2013, fijadas en 798.000 barriles diarios de crudo. Muchos afirman que se estará muy cerca, en unos 792.000 barriles. El recrudecimiento de la violencia, que afectó la infraestructura y generó cortes en los suministros, habría afectado las metas.

Se cree que el detonante para que la acción se hubiera caído de los 4.000 pesos se dio en noviembre pasado, cuando se publicó el plan de inversiones y se indicó que la meta de producción para 2014 sería de 819.000 barriles diarios, y la de mediano plazo (en 2015) de un millón de barriles.

Ahora bien, no hay que olvidar que el precio del crudo en el mercado internacional también afecta la expectativa que tienen los mercados. Y la verdad es que todas las petroleras han sido castigadas. Los inversionistas internacionales también han salido en busca de opciones más rentables.

Sin duda se trata de una acción muy sensible. El año pasado una mala interpretación de unas declaraciones del presidente de la compañía, Javier Gutiérrez, relacionadas con una emisión hizo caer la acción. El punto se aclaró cuando se presentó el plan de financiamiento para 2014, en donde no se prevé una emisión, lo cual le devolvió la tranquilidad al mercado.

Pero la semana pasada, otro rumor sobre un eventual cambio en la presidencia de la compañía provocó que la acción se deslizara otro tanto. Los ministros de Hacienda y Minas desmintieron categóricamente el rumor y calmaron a los inversionistas, que ya estaban asustados más de la cuenta. “El gobierno en ningún momento ha pensado en relevo en la presidencia de Ecopetrol. Los rumores no tienen ningún fundamento”, le dijo a esta revista Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda.

Pese a estos ruidos, que muchos han aprovechado para pescar en río revuelto, algunos analistas creen que hacia futuro lo que viene son buenas noticias para la petrolera, que muchos no han todavía analizado.

Por ejemplo, que la cifra de producción, que fue interpretada como modesta, es muy conservadora y podría ser más alta. También podría haber sorpresas en el dato de incorporación de reservas que todavía no están en firme, pues están a la espera de tres firmas certificadoras internacionales. El mercado exige para no castigar a una petrolera que al menos incorpore lo que se gastó. Ese dato se sabrá en febrero.

Para algunos analistas hay un factor importante que, aunque desconocido, podría volverse positivo para Ecopetrol. Se trata del contrato con Pacific Rubiales que vence a mediados de 2016. Eso en plata blanca significaría unos 100.000 barriles más para Ecopetrol, en caso de que se tome la decisión de no renovarlo. La decisión no se ha tomado.

¿Qué pasará con la acción en los próximos meses? En el mercado los analistas se mueven en un precio objetivo que oscila entre 3.700 y 5.000 pesos, aunque hay un amplio número que se sitúa en 4.000 pesos. 

Lo que nadie niega es que se trata de una empresa que está en proceso de expansión en todas sus líneas de negocios.

Y además, paga un dividendo alto. Por eso muchos creen que más allá del precio de la acción, la expectativa está puesta en el dividendo que entregará en la próxima asamblea. La rentabilidad medida por el dividendo es la más alta del mercado y hace de la acción de Ecopetrol una gran opción. Los inversionistas que compraron cuando la acción se vendió a 1.400 pesos están a punto de recuperar la inversión solo por la vía del dividendo.

A propósito de la petrolera esta semana llegarán tres nuevas caras a la junta directiva.  Se trata de Gonzalo Restrepo, expresidente del Grupo Éxito, y Luis Fernando Ramírez, exministro de Defensa. Los dos llegarán en calidad de miembros independientes. En representación de los productores se propondrá a la asamblea a Horacio Ferreira del departamento de Meta, mayor productor de petróleo del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.