Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2008/12/30 00:00

Oscuro panorama del empleo en Colombia

La tasa de desempleo a nivel nacional subió a 10,8 por ciento en noviembre. Lo más grave es que cada vez se suprimen más puestos de trabajo.

Oscuro panorama del empleo en Colombia Foto: León Darío Peláez

Con un oscuro panorama laboral arranca el nuevo año. El Departamento Nacional de Estadística, Dane, acaba de revelar las cifras sobre el mercado laboral para el mes de noviembre y éstas son realmente desalentadoras. No solo subió la tasa de desempleo y aumentaron los desocupados, sino que se perdieron puestos de trabajo, algo realmente crítico para una economía que va desacelerándose a grandes pasos.

La tasa de desempleo para todo el país, subió de 9,4 por ciento en noviembre del año pasado a 10,8 por ciento en el mismo mes del 2008. Eso significa que aumentó el número de personas que buscan trabajo y que no han tenido la suerte de encontrarlo. Los desocupados aumentaron en 236.000 personas, para un total a noviembre de 2.102.000 desempleados. Sin duda que la cifra es aterradora. Y lo es más cuando se observa que está aumentando no solo porque la economía es incapaz de absorber la nueva fuerza de trabajo que cada año lleva al mercado a presionar, sino porque se están perdiendo puestos ya creados.

En efecto, lo más crítico que revelan las cifras del Dane es la caída en la ocupación. Eso significa, palabras más palabras menos que se perdieron valiosos empleos. Según el departamento estadístico hoy hay 617.000 ocupados menos que hace un año. ¿Qué pasó con esos empleos? La razón que salta a la vista es el recorte que hicieron empresas y empleadores en general. Este año muchos han tenido que ‘botar’ personal para ajustarse a la nueva realidad de una economía menos dinámica. Sectores como la industria, el comercio y la agricultura se vieron afectados en su desempeño.

La industria absorbe el 13,6 por ciento de la población ocupada en el país y ya se sabe que su comportamiento este año fue dramática, con una caída del siete por ciento, en sólo octubre. El comercio absorbe el 26,3 por ciento del empleo nacional y las ventas hasta octubre fueron cero, según reveló el propio Dane. En cuanto a la agricultura, este renglón aporta el 18 por ciento del empleo y como también se sabe, hasta septiembre este sector no había crecido ni el dos por ciento.

De estos 617.000 empleos que se perdieron en los últimos doce meses, una tercera parte corresponde a puestos de trabajo que tenía el campo.

Ahora bien, el dato del desempleo tiene un elemento más preocupante aún: creció en los jefes de hogar. Según las estadísticas oficiales pasó de una tasa de 4,8 por ciento en noviembre del año pasado a 5,1 por ciento en el 2008. Esto golpea directamente el ingreso de los hogares.

Las desalentadoras cifras del mercado laboral son más angustiantes para los Ibaguereños que para el resto del país. La tasa de desempleo en la capital del Tolima es de 18,7 por ciento. Para Bogotá es del 9,4 por ciento, una de las más bajas. Cabe anotar que la capital de la República absorbe el 38,8 por ciento de la ocupación nacional, seguida por Medellín con el 16,6 por ciento,

Como se ve, las cifras asustan. El período de desaceleración económica que se avecina toma al país con una alta tasa de desempleo. Lo más triste de todo es que en los tiempos de la bonanza no se logró bajar del 10 por ciento la desocupación en Colombia, entonces ¿qué podrá esperarse en época de vacas flacas?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.