Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/4/2004 12:00:00 AM

Pagar, pagar y pagar

Por cuarta vez en los últimos dos años, el gobierno propone aumentar los impuestos. La bomba pensional estalló, y ahora hay que conseguir la plata para cumplirles a los jubilados.

El gobierno está cocinando una nueva reforma tributaria. A pesar del apretón que han sufrido los contribuyentes en los dos últimos años, el hueco en las finanzas públicas sigue ahí, a la espera de soluciones definitivas a problemas que de tanto aplazarlos se volvieron graves. Ahora hay que conseguir la plata para que el Estado ayude a pagar las mesadas de los 550.000 jubilados del Instituto de Seguros Sociales (ISS), cuyas reservas pensionales se agotarán en septiembre de este año. Por eso el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, se alista a librar una nueva batalla en el Congreso durante el segundo semestre de este año para sacar adelante un proyecto de ley que, otra vez, aumenta los impuestos.

La noticia sorprendió a muchos colombianos. Se suponía que 2004 sería el año de las reformas estructurales en materia fiscal, con las que el gobierno buscaría, en lugar de "apagar incendios", resolver los problemas de fondo. Sin embargo, explicó el ministro Carrasquilla a SEMANA, "es necesario cubrir el faltante de caja del próximo año al mismo tiempo que hacer los ajustes para impedir que la deuda pensional siga creciendo".

El gobierno presentará un proyecto de acto legislativo que recoge algunos de los puntos del referendo en relación con las pensiones. Propone eliminar, a partir del 31 de diciembre de 2007, los privilegios pensionales que tienen, entre otros, los magistrados, los congresistas, los trabajadores de Ecopetrol y los maestros. Les pone un techo de 25 salarios mínimos (8.950.000 pesos) a las pensiones y elimina la llamada mesada 14 que hoy reciben los jubilados. Estas medidas, aunque indispensables para aliviar en el mediano plazo la pesada carga pensional que soporta el presupuesto de la Nación, no generan los recursos para atender las necesidades actuales.

En 2004 el gobierno debe girar un cheque a favor del ISS por 1,6 billones de pesos, el equivalente a la tercera parte de las pensiones a cargo de esta entidad. El año entrante la cifra aumentará a 3,7 billones, es decir, 61 por ciento de las mesadas que el ISS debe pagarles a sus jubilados. Estos aportes descuadran aún más las cuentas del gobierno central, cuyo déficit crecerá cerca de cuatro billones de pesos en 2005. Por eso, dice el Ministro, es necesaria una nueva reforma tributaria, la cuarta desde que se posesionó el presidente Álvaro Uribe.

Lo mismo que antes

La receta que en esta oportunidad propone el gobierno no es nueva. Planea extender el cobro del IVA, con una tarifa del 4 por ciento, a productos y servicios que hoy están exentos, como algunos alimentos o los arriendos. Esta misma medida, con una tarifa del 2 por ciento, fue declarada inexequible por la Corte Constitucional, después de que el Congreso la aprobó a finales de 2002. Ahora el gobierno espera que la Corte no la tumbe, con el argumento de que busca hacer frente a las dificultades en materia pensional

La otra propuesta que llevará el gobierno al Congreso es crear un impuesto a las pensiones superiores a cuatro salarios mínimos, algo que ya había estado sobre la mesa en las discusiones de la reforma tributaria de diciembre de 2003. Aunque en ese entonces los congresistas rechazaron la idea, Carrasquilla dice ser optimista pues el fin de las reservas del ISS "dio la campanada para ponerse a discutir seriamente estos temas".

Es claro, entonces, que el reencauche de las medidas para subir los impuestos no garantiza que su trámite sea fácil en los debates del Congreso. "No hay ambiente para que pase ni un aumento en el IVA ni un impuesto a las pensiones", dijo el senador liberal Luis Guillermo Vélez a SEMANA. Según el ex ministro de Hacienda Juan Camilo Restrepo el gobierno ha dado bandazos en el campo fiscal, ya que mientras hace seis meses "llenó la norma de exenciones tributarias para las grandes empresas", ahora propone gravar con el IVA los productos alimenticios, lo que afecta especialmente a las personas más pobres. El gobierno se defiende diciendo que los beneficios tributarios han venido cayendo, que reducirlos más implicaría afectar a los asalariados y que las 12 exenciones que ha impulsado en las reformas pasadas sólo aplican a nuevos proyectos productivos.

El aumento en los impuestos estaba cantado. La deuda del Estado con los pensionados del ISS, y con los 472.000 jubilados del sector público, no es un problema nuevo. Desde hacía rato se sabía que la bomba pensional iba a estallar este año. No se desactivó a tiempo, y ahora toca conseguir el dinero con urgencia. Además, como no se han emprendido las reformas de fondo para tapar el hueco fiscal, un problema se le sumó al otro, y la manera más expedita de resolverlos es acudir a la misma receta de cargar de más impuestos a los mismos. Como sucede con frecuencia en Colombia, lo urgente no deja tiempo para lo importante.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.