Domingo, 22 de enero de 2017

| 1996/11/18 00:00

PARA HACER CAPITAL

Después de sanear sus finanzas la capital del país cosecha los frutos y enfrenta un panorama despejado para su desarrollo.

PARA HACER CAPITAL

Los bogotanos maldicen a la administración distrital cada vez que se quedan atascados en un trancón, son atracados o se caen en un hueco en la mitad de la calle. Y es que a los habitantes de la capital del país definitivamente les cuesta creer que el alcalde Antanas Mockus o su antecesor, Jaime Castro, hayan hecho algo bueno por la ciudad. Pues aunque pocos locrean la administración distrital está celebrando uno de los mayores logros de la ciudad en varias décadas.El jueves pasado, después de varios meses de exhaustivas evaluaciones de las finanzas de la capital, la firma Standard and Poor's _S&P_, la calificadora de riesgo de inversión más reconocida del mundo, le dio a Santafé de Bogotá una 'calificación de inversión'. Si bien para el ciudadano corriente eso suena a condecoración, los especialistas saben que se trata de un acontecimiento que marca un hito en la historia financiera de América Latina y que despeja el futuro a las posibilidades de desarrollo de la ciudad.Cuando una firma de esta naturaleza asigna a una ciudad, un país o una empresa una 'calificación de inversión' les está señalando a los mercados financieros internacionales que se trata de una buena opción para invertir en la que no hay riesgos impredecibles. Para dar una idea de la importancia de esta calificación basta con tener en cuenta que Santafé de Bogotá es la primera ciudad latinoamericana que ha podido alcanzarla y que los únicos países de la región que lo han hecho han sido Chile y Colombia. En otras palabras, para S&P es más confiable invertir en la capital del país que en México, Argentina o Venezuela.Semejante logro ha sido posible gracias a algo que los bogotanos no ven cuando salen cada mañana a aventurar en la jungla capitalina: un profundo saneamiento de las finanzas de la ciudad. Los primeros aplausos para este proceso se los ha llevado la administración de Jaime Castro por la reforma que hizo al estatuto presupuestal distrital. Pero como en Colombia muchas de las leyes que se reforman se quedan archivadas, el resto de la ovación debe ir para Antanas Mockus por consolidar y ejecutar las reformas legales.¿Qué significa todo esto para la ciudad? Con la 'calificación de inversión' la capital del país podrá salir a buscar recursos a los mercados internacionales para financiar sus obras, lo que constituye un cambio radical para una ciudad acostumbrada a financiarse a altas tasas de interés en el mercado doméstico. Al endeudarse en el exterior la ciudad podrá reducir sustancialmente el costo de sus créditos y lograr unos plazos mucho más largos para pagar. Con estas condiciones crediticias la capital podrá emprender obras de infraestructura que de otra manera sería imposible financiar.Con la calificación debajo del brazo la capital del país se prepara para buscar en las próximas semanas un crédito sindicado en los mercados mundiales. La administración distrital emprenderá esta nueva etapa financiera de la mano de la Corporación Financiera del Valle, entidad que la ha acompañado en todo el proceso de saneamiento de sus finanzas y de calificación de riesgo.Y para los que temen que tanta dicha termine en una patente de corso para gastar impunemente también hay buenas noticias. En adelante S&P oficiará como una especie de auditor externo del manejo financiero distrital cada vez que evalúe las finanzas capitalinas para decidir si renueva su calificación. Porque así como la administración Mockus será recordada por haber conseguido la 'calificación de riesgo' para la ciudad, los bogotanos jamás olvidarían a un alcalde que en el futuro llegara a perderla.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.