Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/7/2013 7:00:00 AM

Las fuerzas que moverán la Bolsa colombiana

Pese a la incertidumbre mundial por el cambio en la política monetaria en Estados Unidos, hay factores internos que permiten esperar un año movido en el mercado de valores colombiano.

Por varias razones, 2013 fue difícil para el mercado local de capitales. Primero, el año arrancó con incertidumbre por los efectos de la caída de InterBolsa, la mayor firma comisionista del país. Este suceso le propinó un duro golpe al mercado bursátil. Si bien no tuvo repercusiones de contagio hacia otras firmas, sí generó un sentimiento de desánimo entre los inversionistas, lo que se tradujo en una baja en los volúmenes de negociación, especialmente en acciones. Por ejemplo, los ‘repos’ cayeron este año en más de un 50 por ciento.

Como segundo factor, las circunstancias internacionales cambiaron radicalmente. El temor generado por una reversión de la política monetaria en Estados Unidos impactó la bolsa colombiana, como ocurrió con todas las del planeta. La reacción de los inversionistas fue comprar dólares para protegerse y vender acciones, y esto provocó, a mediados del año, mucha volatilidad. Cayeron las acciones, subió el dólar y se desvalorizaron los títulos de deuda pública (TES). La calma retornó paulatinamente, cuando la FED envió nuevas señales de tranquilidad a la economía mundial.

Pese a un año sin brillo como 2013, el presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, Juan Pablo Córdoba, dice que el país sigue siendo una de las tres economías más atractivas para los inversionistas. Aunque algunos migraron a Estados Unidos, ante la incertidumbre generada por el cambio en la política monetaria de ese país, no fue en la magnitud que se ha visto en otros mercados.

Lo que importa ahora es cómo lucirá 2014. Si bien los factores externos continúan en el primer escalafón entre los más relevantes a la hora de invertir en pesos, la verdad es que hay elementos domésticos que hacen pensar que el próximo año será más dinámico.

En primer lugar hay un escenario favorable para las inversiones: inflación controlada, bajas tasas de interés del Banco de la República –que se mantendrán así por algún tiempo– y condiciones de liquidez.

Pero lo que realmente le imprimirá una mayor dinámica al mercado de capitales son las concesiones de cuarta generación (4G).

El optimismo radica en la financiación del paquete de obras. En la etapa inicial de los nueve proyectos de concesión, de iniciativa pública, que se licitarán el próximo año, se requerirán recursos por 8 billones de pesos. Dado que los proyectos duran entre 18 y 25 años, difícilmente la banca podría soportar la financiación a esos plazos, lo que significa que el mercado de valores tendrá un espacio inmenso para apoyarlos.

Esto será muy importante pues los inversionistas institucionales están ávidos de tener nuevas opciones donde colocar su dinero.

También se espera que la bolsa se mueva el próximo año con nuevas emisiones de títulos valores. Se cree que hay una importante oferta represada de acciones y bonos, pues muchas empresas no salieron durante 2013 ante la incertidumbre que reinó.

Cabe destacar que después del suceso de InterBolsa se hicieron cambios regulatorios muy importantes que les darán más seguridad y liquidez a los inversionistas.

Por otro lado, en 2014 el mercado integrado latinoamericano (Mila) tendrá un hito muy importante, pues México se convertirá en nuevo miembro. Con ello se conformará un bloque de más de 1 billón de dólares (millón de millones) en capitalización bursátil. Igualmente se avanzará en la regulación para que este mercado acelere su desarrollo.

Y finalmente, los inversionistas tendrán nuevos instrumentos de inversión para colocar sus recursos y para cubrirse de la volatilidad. Este año la Bolsa de Valores de Colombia lanzó tres familias de índices tanto en acciones como en renta fija y en mercado monetario. Con una coyuntura de bajas tasas de interés, los inversionistas tienen que encontrar opciones atractivas diferentes a los CDT y ahí está el abanico de productos que combina índices y derivados.

En síntesis, el escenario local va a estar condicionado –como todo el planeta– a los movimientos de la política monetaria de Estados Unidos que imparta la FED. Sin embargo, en el frente local también hay fuerzas positivas que permiten esperar un 2014 más movido para las inversiones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.