Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/3/1984 12:00:00 AM

PIDIENDO CITA

Se ve más cercana la ida del país al FMI


Paso a paso, Colombia se acerca cada vez más a las puertas de Fondo Monetario Internacional. Lo que hace seis meses se contemplaba como una remota posibilidad, es hoy en día una alternativa real que se ha venido sopesando en las más altas esferas del gobierno. La publicación, hecha por el diario El Tiempo, de un memorando dirigido al Presidente Betancur por el ministro de Hacienda, confirmó las especulaciones que se hacían respecto a la factibilidad de que el país solicite un crédito "condicionado" al organismo para solucionar las actuales dificultades en el frente externo.

Sin embargo, un mes después de que se sugiriera formalmente la idea del acuerdo oficial con el FMI, todavía no se ha dicho la última palabra. De un lado, existe una disparidad de criterios en el seno del gobierno que aún no se ha podido solucionar favorablemente. En aparente respuesta al memorando que le envió su subordinado, el Presidente reiteró la semana pasada la voluntad de la administración de mantener una política autónoma en el manejo de la política económica, rechazando de plano el cogobierno que implicaría un trato con el FMI. Igual actitud demostraron líderes políticos de ambos partidos, dejando en claro que además de ser una medida económica, una "carta de intención" suscrita ante el FMI tiene múltiples consecuencias internas.

Según se ha comentado, el gobierno está barajando unas cuatro alternativas de acción que van desde la convocatoria de la misión del Fondo en forma inmediata, a la línea de la independencia basada en los buenos favores de la banca internacional. Hasta ahora, el camino se ha venido preparando para cualquiera de las cuatro posibilidades. Desde el momento mismo en que el Ministro escribiera su controvertido memorando, la autoridad económica ha ido tomando buena parte de las medidas correctivas prescritas. Por el lado del endeudamiento externo, hace ya unas tres semanas que se adoptaron las reformas a la resolución 33, haciéndola más flexible y permitiendo su puesta en práctica. La expedición de la medida, unida a los esfuerzos del gobierno con la banca internacional, permitieron, según informaciones oficiales, un arreglo del impasse que existía respecto a la deuda del Banco de Colombia (incluyendo las subsidiarias de Panamá), que era el mayor obstáculo en el área de las obligaciones privadas.

En el frente fiscal, la aprobación del proyecto de endeudamiento para 1984 y la presentación de la ponencia sobre el proyecto de endeudamiento para el período 1985-87, indican que se ha logrado algún avance en miras a la solución del déficit fiscal. Para impedir los disturbios monetarios, el gobierno a través de la Junta Monetaria promulgó dos resoluciones el viernes anterior con el fin específico de contraer el circulante y contener en lo posible una caída más acelerada de las reservas internacionales. La independencia en la toma de las decisiones sigue siendo defendida por los miembros del equipo económico. "El país va a hacer los ajustes que necesita, con o sin Fondo Monetario" puntualizó un economista de la administración.

Al cabo de más de un mes de debate sobre el tema del Fondo, hay posiciones bien definidas al respecto. La más notoria tiene que ver con un trato formal con el FMI, la cual, en opinión de varios analistas, "no traería tantos trastornos porque se nos exigirían condiciones muchísimo mejores que las de otros países". La alternativa opuesta, es la de tomar una postura decidida frente a los bancos internacionales y amenazarlos con una cesación unilateral de pagos, si no se proveen los recursos que se necesitan en 1985. En el medio, se encuentra la idea de buscar un acuerdo "estilo Nigeria", pues el país africano logró la ayuda de sus acreedores el mes pasado, después de haber roto las conversaciones con el FMI debido a discrepancias sobre medidas de devaluación. De tal manera, en la última alternativa se podría combinar un frente simultáneo que resultaría de mayor suavidad que lo esperado y sin producirse una monitoría constante de la política económica por parte del organismo internacional.--
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.