Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1990/05/28 00:00

PODEROSO CABALLERO...

Con el pago de 600 millones de dolares termina el mayor escandalo financiero de la ultima década.

PODEROSO CABALLERO...

Los que saben de asuntos legales sostienen que en cuestion de tribunales es mejor un mal arreglo que un buen pleito. Esa, por lo visto, tambien es la opinion de Michael Milken, un financista norteamericano que la semana pasada ocupo las primeras paginas de los diarios al declararse culpable de varios cargos sobre manejo ilegal de valores. En medio del escandalo mas publicitado en la historia de Wall Street, este economista cuarenton acepto pagar 600 millones de dólares en multas y ponerse en manos de un juez que lo puede sentenciar hasta 28 años de prision .
Asi se escribio el capitulo final de la historia del financista mas importante de los Estados Unidos en la decada de los 80. De manera discreta Milken, un ejecutivo de la firma Drexel Burnham Lambert, construyo un verdadero emporio que le cambio la cara al estilo de los negocios en Norteamerica.
Hace unos doce años el por entonces oscuro empleado se dio cuenta que habia una gran cantidad de firmas que no tenian acceso al mercado de capitales, porque se les consideraba muy riesgosas. Ante esa limitante, la solucion fue la de emitir los llamados "bonos basura", papeles de una rentabilidad tan alta que compensaban el riesgo .

Estos no pegaron en un comienzo pero a partir de 1982, cuando se empezo a recuperar la economia de los Estados Unidos de una dura recesion algunos habiles negociantes se dieron cuenta de que era la hora de comprar empresas. Como en muchas ocasiones no se tenian los fondos, lo mejor era acudir a los "bonos basura" un mecanismo que fue utilizado continuamente desde entonces. Tan gran de fue el boom que para finales del año pasado el valor de los bonos el circulacion ascendia ya a 200 mil millones de dolares.

El gran artifice de todo lo fue Milken. A la cabeza de un ejercito de tinancistas, cuyo cuartel general era un escritorio en forma de X ubicado en las oficinas de Drehel en Los Angeles, este timido ejecutivo participo en las grandes operaciones de compra y fusion de empresas durante la decada pasada. Gracias a sus gestiones, Drexel llegó a ser la segunda firma mas importante de Wall Street despues de Merril ,Lynch, debido en buena parte a las comisiones que obtenia por la suscripcion de bonos basura .A Milken tampoco le fue mal.
Entre 1984 y 1986 su salario total --entre sueldo y bonificaciones--fue superior a los 500 millones de dolares y en 1987 se ganó 55 millones de dolares mas, una suma que todavia hace palidecer a los billonarios tradicionales.

Pero a partir de ese año su estrella empezo a declinar. Pocos meses antes --en noviembre de 1986--un especulador de bolsa llamado Ivan Boesk acepto pagar una multa de 100 millones de dolares por haber violado una serie de normas sobre el mercado. A cambio de una sentencia penal reducida, Boesky les prometio tambien a las autoridades la entrega de informacion sobre otros financistas implicados, entre los cuales estaba Michael Milken .

Este fue acusado en 1988, junta con Drexel Burnham Lambert, de haber manipulado el mercado, de utilizar informacion confidencial y en general de haber usado practicas fraudulentas. Aunque en un principia se penso que la firma iba a apoyar a su ejecutivo estrella, la gran sorpresa se conoció en diciembre de ese ana cuando Drexel hizo toldo aparte y acepto pagar una multa de 650 millones de dólares (a pesar de esa jugada Drexel se declaro en quiebra en febrero de 1990). Milken, por su parte, sostuvo que era inocente y que iria hasta el final para probarlo. La acusacion formal se produjo en marzo de 1989 cuando el gobierno norteamericano presentó 98 cargos contra Milken, su hermano Lowell y otro ejecutivo de Drexel.

La defensa legal del financista no las tuvo todas consigo. A medida que pasaban los meses fueron apareciendo pruebas comprometedoras contra Milken, en las cuales existia evidencia de que este habia violado la ley. En consecuencia, sus abogados--cuyos honorarios eran de 2 millones de dolares mensuales-comenzaron a hablar con el gobierno para llegar a un acuerdo. Este se obtuvo por fin el 20 de abril, pocos minutos antes que un gran jurado acusara a Milken de 200 cargos mas.

La conclusion del arreglo fue el martes pasado cuando un Milken, lloroso, leyó en la Corte un comunicado en el cual pedia perdon por sus actos y se declaraba culpable de seis cargos, relacionados con la manipulacion de precios de acciones y la evasión de impuestos. Aparte de eso, el acusado acepto el pago de 600 millones de dólares en multas, parte de los cuales seran utilizados para indemnizar a la gente que engaño. A cambio, Milken recibio la promesa de que su hermano no seria enjuiciado y que la sentencia --que debe dictarse el 10 de octubre--no superaria los seis años de carcel. Ademas, aunque la multa es cuantiosa, los expertos creen que la fortuna de Milken todavia supera la barrera de los mil millones de dólares, una suma que debe ayudar a consolar las penas cuando, segun los calculos, el reo deje la carcel por buena conducta a comienzos de 1994.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.