Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/3/2009 12:00:00 AM

Por todo lo alto

El sector aéreo en Colombia está agitado y se esperan grandes anuncios en los próximos días. Lan y Avianca preparan sus movidas estratégicas.

El negocio aeronáuticos se puso interesante en la región. Dos grandes compañías latinoamericanas, la chilena Lan y Avianca, están moviendo sus fichas y todo indica que entrarán en una fuerte competencia. LanChile está decidida a incursionar en el mercado colombiano. Actualmente está en la etapa de analizar las cifras de Aires para comenzar una eventual negociación y además, acaba de lanzar Lanco, una línea carguera que opera a Estados Unidos y Europa, desde el mercado colombiano. "Lan es una gran aerolínea, una de las más importantes de Latinoamérica. Sería una competencia real para Avianca si se confirma algún negocio grande en el país. Esa compañía representa palabras mayores en el mercado aeronáutico", explicó una fuente del sector que pidió no ser citada.

La confrontación comenzó en Ecuador, donde Avianca se ha expandido al comprar una pequeña firma llamada VIP y al estudiar la adquisición de Aerogal en ese mismo país. Allí Lan ya tiene su propia aerolínea ecuatoriana para pasajeros y carga.

Avianca igualmente está fortaleciendo su posición en el negocio de carga en Colombia al haber adquirido a Tampa, y ahora busca hacerlo en Brasil con la posible compra de la carguera Variglog. Lan también está buscando opciones en ese país.

Estas no son simples expectativas, pues las movidas de estas compañías ya son un hecho cumplido. Después de Brasil, Perú, Ecuador y Colombia, la próxima jugada para ambas firmas se podría dar en Centroamérica.

Es una competencia muy interesante entre dos pesos pesados del sector: los Cueto de Chile, organización empresarial que convirtió a Lan en una gran compañía internacional, y el empresario Germán Efromovich, que sacó de la quiebra a Avianca y hoy la tiene también en el top de las aerolíneas latinoamericanas.

La fortaleza de Lan es evidente. La compañía movilizó el año pasado 13 millones de pasajeros, ocho millones de ellos en rutas internacionales. Además cuenta con una flota de 96 aviones y aspira a llegar a 147 en 2013; para ello invertirá 5.800 millones de dólares para comprar aviones en la próxima década. Su expansión es acelerada, pues en los últimos años ha creado Lan Perú, Lan Ecuador y Lan República Dominicana y ahora va por el mercado colombiano.

Pero Avianca no se le queda atrás. Está en un proceso de adquirir 41 aviones Airbus con una inversión superior a 2.900 millones de dólares y está a la espera de 10 Boeing Dreamliner, un avión de última generación que aún no ha volado, por un valor de 1.500 millones de dólares.

¿Qué hay detrás de esta fuerte competencia? Sin duda en el mundo se está presentando un proceso de consolidación regional del negocio. En sus áreas de influencia, Emirates, Air France, British y Delta están adquiriendo otras aerolíneas o comprando muchos aviones nuevos con la meta de llegar cada vez a más destinos tras consolidar una posición regional. Los expertos dicen que el ajedrez ahora se jugará entre firmas regionales importantes y con capacidad de atender vuelos a muchos destinos en todas partes del mundo, bien sea a través de códigos compartidos o con vuelos propios. En cuanto a los vecinos de Colombia, están Gol, Taca, Copa y, obviamente, Lan y Avianca.

La meta es superar las dificultades que atraviesa el sector aeronáutico. Los enormes aumentos de costos de combustibles experimentados el año pasado les mostraron a las compañías que nunca se puede cantar victoria, y menos en ese negocio. Y el resultado puede ser muy positivo, no sólo para las empresas. Las aerolíneas que están en la disputa son reconocidas por la calidad de sus servicios. Y sea cual sea el resultado, se espera que el ganador sea el viajero.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.