Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/23/2013 2:00:00 AM

Las pocas rebajas en la gasolina

El ministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta, descartó una drástica disminución en los precios de la gasolina. Para el gobierno la prioridad es tener combustibles limpios y buscar más petróleo.

Quienes esperaban una rebaja sustancial en el precio de la gasolina en los próximos meses pueden irse olvidando de esa idea. Aunque el Partido Liberal insiste en que se disminuya por lo menos 1.000 pesos, el ministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta, le dio una estocada a esa propuesta al advertir que no hay espacio para una disminución de esa naturaleza.

Oficializó esa actitud la semana pasada cuando la comisión Quinta del Senado inició el debate sobre los precios de los combustibles con base en un proyecto de ley presentado por un grupo de senadores liberales encabezado por el parlamentario Luis Fernando Velasco.

Este tema se ha convertido en un caballito de batalla del Partido Liberal, que insiste en que los consumidores colombianos pagan un precio muy alto por el galón de gasolina frente al que se cancela en otras naciones de América Latina.

 Pero otros analistas consideran que lo que hay detrás es un “populismo energético”, que podría tener serias implicaciones en las finanzas del país y en las de Ecopetrol, que tendría que asumir los costos de una caída en los precios. El presidente de Ecopetrol, Javier Gutiérrez, ha advertido que una rebaja de 1.000 pesos en el galón representaría para la compañía menores ingresos por 1.700 millones de dólares, una cifra gigantesca que afectaría los planes de inversión de la compañía.

Para el presidente de la Anif, Sergio Clavijo, este debate está enviando señales contradictorias a los mercados, que se han traducido en un fuerte retroceso en la acción de Ecopetrol, la cual bajó en los últimos meses de 5.500 pesos a 4.000. 

Pero como el que tiene la sartén por el mango en esta materia es el ministro de Minas, la polémica puede llegar a su fin antes de lo esperado. El funcionario despejó las dudas y aclaró que no se modificará la fórmula para fijar el precio y que solo se le harán algunos ajustes para simplificarla.

Además, en el Congreso de la República la iniciativa del Partido Liberal está perdiendo adeptos. Y el tiempo también juega en contra porque a menos de un mes de que se acaben las sesiones ordinarias todavía no se ha aprobado en primer debate este proyecto. 

“No podemos hablar de una rebaja sustancial porque venimos de una disminución de 400 pesos en los precios de los últimos meses”, dice el funcionario, quien afirma que uno de los puntos inamovibles es que se reducirán los ingresos de Ecopetrol, que se encarga de refinar los combustibles en el país y sería la más afectada. 

Pero lo cierto es que mientras sigue esta discusión el precio del combustible se redujo en más de 800 pesos. Hoy el galón de gasolina está, en promedio en 8.300 pesos, por debajo de los más de 9.000 a los que llegó en abril del año pasado. Incluso, algunas estaciones de gasolina están cobrando por debajo de 8.000 pesos por la aguda competencia del sector.

Por eso ahora el gobierno asegura que su objetivo primordial es lograr combustibles más limpios para disminuir la contaminación ambiental, y fomentar la exploración de petróleo porque desde hace varios años no se ha producido en el país un descubrimiento importante. 

En efecto, Colombia tiene reservas de petróleo por 2.200 millones de barriles, es decir, para menos de siete años y si no logra revertir esta tendencia, tendría que convertirse en un importador del combustible. Es decir, ahora el debate pasará a otra cancha y la presión se trasladará de los precios a la búsqueda del oro negro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.