Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/21/2009 12:00:00 AM

A precio de ganga

Algunos de los íconos empresariales de Estados Unidos hoy valen menos en la bolsa que las compañías colombianas.

Hace un par de semanas, la acción del Citigroup cayó por debajo de un dólar en la Bolsa de Nueva York. Nadie, ni en el peor de los sueños, habría imaginado que el coloso de la banca estadounidense pudiera perder en año y medio más del 90 por ciento de su valor. La semana pasada la acción se cotizó en promedio a tres dólares, un precio todavía increíblemente bajo para el que ha sido un ícono de la economía estadounidense.

¡Quién lo creyera! Hace dos años, en el mercado financiero colombiano e internacional se llegó a rumorar que el Citigroup estaba interesado en adquirir a Bancolombia, el mayor banco del país. No sonaba para nada extraño. Según el valor en bolsa, entre los dos bancos mediaba una distancia del cielo a la tierra. En junio de 2007 el Citigroup valía en bolsa 255.000 millones de dólares, más de 70 veces el Bancolombia. Pero las cosas hoy son a otro precio.

El desplome del Citigroup ha sido tan grande que su valor se redujo a 14.000 millones de dólares, cuatro veces el Bancolombia, cuya capitalización bursátil (valor en bolsa) asciende a 3.500 millones de dólares.

Si hubiera querido, al multimillonario Warren Buffet le hubiera bastado con destinar los millones de dólares que reinvirtió el año pasado en comprar acciones de varias compañías (General Electric, Goldman Sachs y Constelación Energía) para quedarse con el control del Citigroup.

La magnitud de la pérdida de riqueza que ha dejado esta crisis no le cabe a nadie en la cabeza. La firma de capital de riesgo Blackstone Group, estima que tan sólo el desplome bursátil se ha cobrado ya 11 billones de dólares (millones de millones) en Estados Unidos.

Varias de las más emblemáticas compañías estadounidenses tienen precios irrisorios en la bolsa. Casi la mitad de las acciones en Wall Street se negocian por debajo de cinco dólares.

Incluso, algunos valen menos que empresas colombianas. Hace un año, el valor de mercado de General Motors era de 14.000 millones de dólares. Hoy cuesta la increíble suma de 1.750 millones de dólares. Está por debajo de compañías colombianas como Argos (3.100 millones de dólares) o el Grupo Nacional de Chocolates (2.600 millones de dólares).

La destrucción de riqueza se refleja en muchos otros de los símbolos estadounidenses. El gigante financiero y de seguros AIG, sumergido en el peor escándalo de su historia, ha sido castigado por el mercado de manera inclemente. Su acción se llegó a cotizar la semana pasada a menos de un dólar (0,96 centavos) en la Bolsa de Nueva York. Hoy su valor asciende a 4.300 millones de dólares, una vez y media el Grupo Aval en Colombia y poco más que Suraminv, el holding dueño de Suramericana de Seguros. Cabe anotar que, tras el paquete de ayuda, el gobierno de Estados Unidos es dueño del 80 por ciento de AIG.

En Europa las cosas no son mejores. Los bancos han perdido un porcentaje importante de su valor de mercado. Hace año y medio, el Royal Bank of Scotland (RBS) valía 120.000 millones de dólares y hoy no pasa de 4.600 millones, un poco más que el Bancolombia y dos veces el Banco de Bogotá.

El Hsbc, el coloso europeo, también se desplomó. De 215.000 millones de dólares en junio de 2007 pasó a 97.000 millones ahora. Y ni qué decir del orgullo de la banca suiza, el UBS, que ha perdido un 70 por ciento de su valor en la bolsa: hoy vale 35.000 millones de dólares.

Definitivamente, la crisis arrasó con la riqueza y los pronósticos de recuperación son dramáticos. El prestigioso profesor de la Universidad de Harvard, Kenneth Rogoff, cree que a Estados Unidos le tomará por lo menos hasta finales de 2011 recuperar el nivel del PIB que tenía en 2007.

Y hay que decirlo, si bien las empresas colombianas también han sido golpeadas por el mercado, todavía, por fortuna, ninguna está a precio de ganga.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.