Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/26/2011 12:00:00 AM

A prepararse para los TLC

El gobierno comenzará a dragar en varios puertos del país y aspira a duplicar los kilómetros de vía férrea para el transporte del carbón.

Colombia entró, definitivamente, en una nueva era comercial. Además de la aprobación del TLC en el Congreso estadounidense, el país tiene vigentes siete Tratados de Libre Comercio con 14 países: Comunidad Andina, México, Chile, Mercosur, Triángulo Norte, Suiza y Canadá.

Las negociaciones con la Unión Europea ya culminaron y según el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, en abril del próximo año se estaría firmando este acuerdo para llevarlo al Congreso en el segundo trimestre de 2012. Dentro de la agenda comercial, están en proceso de negociación los TLC con Corea, Panamá y Turquía.

El 2011 pasará a la historia como el año de los TLC. Pero para aprovecharlos, el país tiene enormes retos en materia de la infraestructura del comercio exterior, entre ellos, los puertos.

El gobierno se ha fijado la meta de aumentar en 50 por ciento la capacidad de carga movilizada en los principales puertos del país. Terminales como la de Cartagena, Santa Marta, Buenaventura y Barranquilla están llegando al límite, lo que se traduce en demoras en el manejo de mercancías y mayores costos para los empresarios.

El próximo año se pondrá en marcha un plan de modernización y de dragados para permitir que barcos post Panamá (con calados superiores a 13 metros) puedan atracar.

El propósito es que varios de los puertos del país sigan el ejemplo de la Sociedad Portuaria de Cartagena, que se ubica en sexto lugar en América Latina en movilización de carga. Ya se está trabajando en un segundo canal de acceso para este puerto. En Buenaventura se hará un mayor dragado para llegar a 12,5 metros de profundidad, para que puedan entrar barcos grandes y con un mayor número de contenedores.

En la costa atlántica se ampliará la capacidad de los puertos carboníferos de la Ciénaga, en Magdalena, porque el país espera duplicar el volumen de carbón exportado en los próximos años.

Sin embargo, la prioridad es construir otro puerto en el Pacífico. Varios países de América Latina, como Chile y Perú, tienen como principal socio comercial a naciones asiáticas, tendencia que irá en aumento dado su crecimiento económico y la mayor demanda de productos. Colombia está muy rezagada en su comercio con el Asia y si no construye la infraestructura adecuada, no podrá llegar a estos mercados.

Aunque el modelo de concesión para manejar estas terminales ha sido exitoso, es necesario avanzar. Sin embargo, como lo reconoce el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, Luis Fernando Andrade, además de tener puertos de envergadura, el país necesita vías para llegar a ellos. Es un verdadero vía crucis llegar a Buenaventura, el principal puerto del país.

La rehabilitación de las vías férreas es un sueño de miles de colombianos que se niegan a que este medio de transporte desaparezca. El gobierno no lo quiere dejar morir y le quiere dar una nueva vida, pero para seguir movilizando carbón, uno de los principales productos básicos de exportación.

Ante la mayor producción –se pasará de 80 millones de toneladas a 120– es necesario buscar la manera más fácil y económica de transportar este mineral.
 
La meta del gobierno es duplicar la longitud de kilómetros en concesiones férreas, que hoy está en 850 kilómetros, y hacer en cuatro años lo que no se hizo en 15.

El gobierno está estructurando con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el Sistema Ferroviario Central, que uniría el altiplano cundiboyacense con la costa atlántica.

Otro de los proyectos que están en estudio es el ferrocarril del Carare, cuya construcción está estimada en 1.200 millones de dólares. Este tren permitiría movilizar el carbón que se extrae de las minas de los departamentos de Cundinamarca y Boyacá hasta la costa atlántica.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.