Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/25/2017 11:00:00 PM

Qatar Airways: turbulencia en el aire

El posible aterrizaje en Colombia de esa aerolínea alertó al mercado nacional. Avianca pide que no le otorguen beneficios especiales sin contraprestación alguna. ¿Qué tiene esa empresa que preocupa tanto?

Desde 2013, el gobierno de Qatar ha mostrado gran interés en que su aerolínea bandera llegue a Colombia. El año pasado el monarca de esa rica nación, el jeque Tamim Bin Hamad al Thami, estuvo de visita oficial en Bogotá y reforzó este deseo, dentro de la estrategia de acercar más a Qatar Airways a América Latina. Esa mayor aproximación se cristalizó hace unos meses con la compra del 10 por ciento de Latam, el gigante latinoamericano nacido de la fusión de la chilena LAN con la brasileña TAM. También a finales del año pasado, Qatar Airways (QA) anunció su próxima llegada a Santiago de Chile y Río de Janeiro, pero no informó si lo hará con vuelos directos o con escalas. Actualmente vuela a São Paulo y Buenos Aires.

En su interés pesa que Qatar busca aumentar su presencia con miras al Mundial de Fútbol de 2022, del que será anfitrión, y al que aspira llevar a millones de aficionados de diversos lugares del planeta, entre ellos los de América Latina, que están entre los mayores apasionados por ese deporte.  

Pues bien, la semana pasada el anuncio de un posible acuerdo entre QA y la Aeronáutica Civil alborotó el mercado nacional, que ve con preocupación que el gobierno le otorgue beneficios especiales sin pedirle contraprestación alguna.

A simple vista no se entendería la preocupación, sobre todo si se considera que el país tiene una política de cielos abiertos para vuelos directos (libertad de frecuencias y rutas aéreas) con varias naciones, como Estados Unidos. Además, en Colombia hay una amplia competencia y una gran oferta porque operan más de 25 aerolíneas internacionales, a las que se suman las tres grandes de América Latina (Latam, Avianca y Copa), dos regionales (Easy Fly y Satena) y dos de bajo costo (VivaColombia y Wingo).

Le recomendamos: La visita del emir de Qatar

A ello se suma que Avianca es una de las principales compañías del subcontinente, con una de las flotas más cómodas y modernas –tiene 180 aviones de menos de cinco años– y vuela a más de 100 destinos en diversos puntos del planeta. La compañía sigue extendiendo sus servicios con nuevas rutas como Bogotá-Boston y mayores frecuencias a los principales destinos de América Latina.  

Pero el asunto no es tan simple y las preocupaciones van más allá de la competencia normal. Una de las principales razones para oponerse a la llegada de QA es que esta compañía operaría rutas que ya cubren otras empresas que han invertido tiempo y recursos para posicionarlas entre los usuarios. QA estaría pidiendo acceso al país mediante destinos como Madrid, Barcelona, Miami, Los Ángeles, Lima y Santiago, todos servidos por Avianca.

El presidente de la empresa, Hernán Rincón, en carta dirigida al presidente Juan Manuel Santos, expresa sus preocupaciones. Para el directivo, con esta operación QA pretende ‘descremar’ el mercado, es decir, quedarse con los clientes sin hacer mayores esfuerzos. Un ejemplo sería la ruta Bogotá-Madrid, donde operan actualmente, además de Avianca, aerolíneas como Iberia y Air Europa. Según Rincón, esta ruta tiene disponibles alrededor de 80.000 sillas al mes, y los aviones vuelan al 80 por ciento de su capacidad.

Otro argumento es que por ser una aerolínea estatal del gobierno qatarí, cuenta con millonarios subsidios que conducen a una competencia desigual. Cabe recordar que en 2015 las principales compañías de Estados Unidos (American, Delta y United) se enfrascaron en una batalla comercial con QA y le pidieron al gobierno restringir los acuerdos de cielos abiertos, al señalar que no podían competir en igualdad de condiciones con un gobierno que tenía una chequera gigantesca. “Qatar Airways cuenta con múltiples ayudas gubernamentales no reflejadas en sus tarifas y esto debilita la capacidad de las empresas colombianas para competir, desarrollar el turismo y aportar al desarrollo económico del país”, dice Rincón.

Lea: Por qué protestan los pilotos de Avianca

Avianca le está pidiendo al gobierno, y particularmente a la Aerocivil, que es la que autoriza el ingreso de nuevas compañías y otorga las rutas, exigirle a QA cubrir otros trayectos no atendidos por otras aerolíneas, o que opere un vuelo directo Qatar-Bogotá. “Avianca reitera que le da la bienvenida a la competencia, pero garantizando la competitividad del país y un sano balance entre los intereses de nuevas aerolíneas y las necesidades que el país debe atender de conectividad, turismo, tecnología, inversión y empleo”, sostiene Rincón, quien enfatiza en los millonarios subsidios que QA recibe de su dueño estatal.  

Ante esta petición, el director de la Aerocivil, Alfredo Bocanegra, dice que si bien desde 2013 Qatar tiene un acuerdo de transporte aéreo con Colombia solo hasta ahora se está avanzando en una negociación, pero hasta el momento no han firmado un memorando de entendimiento. Dijo que trasladó las inquietudes de Avianca a QA para saber si puede reformular rutas y atender aquellas en las que no tenga presencia la aerolínea colombiana.

Lo cierto es que el solo anuncio de la posible llegada de esta aerolínea ha despertado expectativas ya que QA es otro símbolo de la grandeza de la economía petrolera. Este es un pequeño país de 2,6 millones de habitantes, pero con el PIB con per cápita (por habitante) más alto del planeta, pues supera los 90.000 dólares gracias a sus grandes reservas de petróleo y gas. La aerolínea opera una moderna flota de más de 200 aviones entre los que se encuentran el Airbus A380 y el Airbus A350. Vuela a cerca de 150 destinos, desde su hub en el aeropuerto Hamad, en Doha.

Ha sido destacada como una de las mejores aerolíneas del mundo –en 2015 estuvo en el primer lugar– por la firma de investigación de aviación civil Skytrax, gracias a la comodidad de sus aviones, la atención al cliente y sus servicios de lujo en su business class. Precisamente, el año pasado lanzó un nuevo servicio en esta clase llamado QSuite, consistente en cabinas o suites personalizadas, con cama doble, monitores de televisión móvil, asientos contiguos y menús elaborados por chefs internacionales. Además, en 2016 voló sin escalas, entre Doha y Auckland (Australia) en 17 horas y 30 minutos, un nuevo récord mundial de duración.

Le puede interesar: Los 10 países en los que las personas son más ricas

La Aerocivil decidirá próximamente si da vía libre a la llegada de Qatar Airways. Pero independientemente de lo que decida, lo cierto es que el país está cada vez más en el radar de las aerolíneas internacionales gracias al crecimiento del 10 por ciento en pasajeros, que superaron los 35 millones el año pasado, y a las buenas perspectivas económicas. Habrá que ver si Colombia se va a acercar más a Oriente Medio. n

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.