Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/26/2011 12:00:00 AM

Que no cunda el pánico

Lo que es una crisis para algunos, puede ser una oportunidad para otros. Como siempre, es cuestión de ver el vaso medio lleno o medio vacío.

El 2012 será un año para andar con cautela, pero no con pánico. Esto es tan válido para las empresas, los grandes inversionistas como para aquellas personas naturales que no son expertas en administrar el dinero. Según los especialistas del mercado de capitales, el miedo es el peor consejero y suele ir en contra del buen desempeño de las inversiones, porque hace que la gente, por susto, venda barato y compre caro.

Ricardo Durán, financista, vicepresidente de Coopcentral, cree que 2012 puede ser un año de oportunidades, siempre y cuando las personas no se dejen llevar por las enfermedades psicológicas que son tan frecuentes en épocas de crisis. Esto es, la desconfianza, el sentimiento rebaño (hacer lo que otros están haciendo) y el miedo, que impide actuar con la cabeza fría y estimula las decisiones emocionales.

Como dice un artículo del diario The Wall Street Journal, el pánico de algunos es una oportunidad de compra para otros. De hecho, algunos están aprovechando para comprar bonos de empresas del Viejo Continente a precios de liquidación.

Para moverse sin sobresaltos, en un año de tanta incertidumbre, vale la pena reflexionar sobre los consejos que dan los analistas para tiempos tormentosos como los que se avecinan.

1 Liquidez para actuar a tiempo

Los expertos sugieren que las empresas y las personas deben tener dinero en efectivo o acceso a él, no como refugio, es decir, para dejarlo bajo el colchón, sino para aprovechar y comprar activos que en épocas de crisis se pueden conseguir baratos. El presidente de la Bol sa de Valores de Colombia, Juan Pablo Córdoba, cree que puede haber una oportunidad para que las empresas colombianas crezcan por la vía de adquisiciones. Hay que tener la billetera lista para cuando se presente la oportunidad de una venta. Esto ocurrió en la crisis de 2008, cuando muchas empresas y bancos tuvieron que salir de urgencia de algunos de sus activos.

2 Compras selectivas

Para el inversionista individual, ahora que las bolsas están a la baja, podría haber una oportunidad para adquirir acciones que han caído de precio y que corresponden a compañías con un gran desempeño en sus fundamentales y que ofrecen buenos dividendos. Naturalmente siempre pensando en un horizonte de 18 meses. Este consejo es válido para aquellas personas que tienen capacidad de aguante y que no huyen cuando las noticias hablan de desplome de las bolsas. Durán dice que acá es donde hay que ponerles razón a las inversiones. Por ejemplo, "Ecopetrol está teniendo su mejor año en los balances, pero un período terrible en bolsa". Todo el mundo sabe que se trata de una gran compañía, con una enorme capacidad de generación de utilidades, con crecimiento en exploración y producción de petróleo. En general, según los balances, las empresas colombianas están muy bien. Es decir, los que dispongan de liquidez y que no tengan afán para esperar la rentabilidad, podrían mirar selectivamente aquellas acciones que han caído por efecto de la volatilidad internacional.

3 Finca raíz siempre será un refugio

Diversificar siempre será un buen consejo cuando se trata de inversiones. Y en un ambiente de incertidumbre lo es más. La finca raíz siempre será una inversión defensiva. Como dicen los abuelos, nadie se ha empobrecido comprando tierra. Aunque en este momento los precios de la vivienda no están precisamente de ganga, se trata de una inversión que nadie piensa que se podrá desvalorizar (así caigan los precios) en niveles del 20 por ciento, como ha caído la bolsa. Una recomendación para quienes se lancen a comprar finca raíz: es la opción de tasa fija que da más tranquilidad.

4 No se endeuda en exceso

Un consejo que parece obvio, pero no por ello hay que olvidarlo. Es mejor no usar la tarjeta de crédito en exceso, porque la expectativa que hay en el país es que el Banco de la República haga nuevos incrementos en las tasas de interés. Es más una medida preventiva. Los expertos aconsejan, incluso en épocas de turbulencia, pagar las deudas. Para las personas que tienen inversiones y préstamos con la banca, Ricardo Durán sugiere revisar si la tasa de interés del crédito es mayor que el rendimiento de la inversión, en ese caso es preferible liquidar la deuda.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.