Lunes, 1 de septiembre de 2014

Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda.

| 2013/06/22 02:00

¿Qué pasa con el crecimiento?

Aunque el PIB del primer trimestre estuvo dentro de lo pronosticado, quedan dudas de si ya se llegó al punto más bajo del ciclo de desaceleración económica y comienza la curva ascendente. En el frente externo los interrogantes son aún mayores.

La semana pasada el Dane divulgó los datos sobre crecimiento económico para el primer trimestre del año. La cifra de 2,8 por ciento no sorprendió, pues estuvo dentro de los pronósticos que hicieron los analistas y el gobierno. Pero el hecho de que se esperara no significa que no sea preocupante, pues ya se completaron tres trimestres malos en materia de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB). 


Ahora se abre el interrogante de si ya terminó la fase de desaceleración y comienza la recuperación. Para algunos analistas, efectivamente ya se tocó el punto más bajo de la curva descendente, y el segundo semestre puede ser de ascenso. El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, es más optimista frente a la segunda parte del año. Algunos otros expertos tienen dudas sobre si aún queda un trimestre más de desaceleración.


Antes de mirar las razones en que se basan los pronósticos de los expertos sobre el comienzo de la curva ascendente, es importante mirar lo que pasó en el primer trimestre.  El arranque del año fue muy malo para el sector externo.  Las exportaciones cayeron 1,2 por ciento y son claves en el PIB. El consumo de los hogares solo creció el 3,2 por ciento, la cifra más mala en los últimos ocho trimestres.


Es un dato preocupante porque el consumo representa el 66 por ciento del PIB. Para muchos analistas este es el resultado del enfriamiento del crédito que propició el Banco de la República hace más de un año, cuando subió sus tasas. Lo positivo es que el gasto del gobierno creció 4,6 por ciento y la inversión, después de dos malos trimestres tuvo un incremento del 7,2 por ciento.

En cuanto a los sectores, la construcción pasó a ser la locomotora que está moviendo la economía, gracias a la dinámica en las obras civiles y en la edificación de vivienda, con el programa de las 100.000 casas gratis del gobierno.


 La locomotora mineroenergética tuvo un frenazo debido principalmente a la huelga en las empresas carboníferas durante el primer trimestre y a los menores precios del petróleo. La industria completó cinco trimestres de caída, siendo el primero de este año el más malo (-4,1 por ciento). Por su parte, el sector agropecuario se vio impulsado por el café que se recuperó. En general, la revaluación pasó cuenta de cobro a los sectores exportadores.


Pues bien, casi los mismos factores que explicaron el flojo crecimiento del primer trimestre son los que inducirían a la mejora en el segundo. Los analistas creen que la recuperación de la tasa de cambio, ahora alrededor de los 1.900 pesos, cambiará la historia para muchos sectores. Por otro lado, se espera que el sector mineroenergético retorne a los niveles de crecimiento del 5 por ciento que tuvo el año pasado, pero es claro que el boom llegó a su fin.


Hay una gran esperanza en la construcción de obras civiles. Con la perspectiva de la Ley de Garantías que comenzará hacia noviembre, se prevé que los mandatarios locales acelerarán las obras en sus regiones. Esta locomotora también recibirá gasolina con las viviendas gratis y con los proyectos de infraestructura.  En cuanto a la industria, muchos creen que ya no se puede caer más. La Andi considera que en abril comenzó una leve recuperación para el sector.


En el frente externo, hay muchos interrogantes porque el mundo podría entrar en un terreno desconocido. La Reserva Federal (banco central) de Estados Unidos ha dado señales de que pronto comenzará a recoger toda la liquidez que inyectó en los últimos siete años para enfrentar la crisis, y nadie sabe cómo se reaccionará ante esa nueva realidad. Por lo pronto, los mercados han estado muy nerviosos. En Colombia el dólar ha acelerado su ascenso, las tasas de los títulos de deuda pública (TES) han subido y se ha agitado la bolsa. 


La buena noticia es que, según la lectura que han hecho los mercados de las declaraciones del presidente de la FED, Ben Bernanke, se afianza la senda de recuperación en Estados Unidos. Esto es importante pues se trata del principal socio comercial de Colombia.  Ahora los ojos están puestos en el Banco de la República, que deberá decidir en su próxima junta cómo responde a este escenario. Y tocará cruzar los dedos para que los pronósticos más positivos para el segundo semestre sí se cumplan. 


Crecimiento de sectores.

Variación porcentual anual  2013 -1/2012-1




Producto interno bruto.

Variación porcentual anual  2013 -1/2012-1

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×