Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/03/08 18:30

Gobierno se resiste a que haya apagón

La recomendación de XM, de racionamientos durante seis semanas, fue descartada tras una reunión entre el presidente, la ministra (e) de Minas, y los generadores de energía. Aún así, podría haber cortes a futuro.

El presidente Santos y la ministra de Minas y Energía encargada, María Lorena Gutiérrez, expusieron ante los representantes de empresas de energía y gas la situación del sector eléctrico. Foto: Presidencia

Si hay una constante en la actual crisis energética ha sido la resistencia del Gobierno al fantasma del apagón. Un espanto que no es nuevo, y que viene asustando desde meses atrás, pero que se agravó desde el mismo momento en que el fenómeno del Niño se posó con dureza sobre el país.

“No habrá racionamiento”. Fue la frase más repetida por el exministro Tomás González, quien al parecer trató de esconder el problema y no adoptar las medidas necesarias y de la forma más oportuna.

Pese a ello, y tras su renuncia, el presidente Juan Manuel Santos admitió que había un riesgo de racionamiento, pero despejó el temor al decir que si en las cuatro semanas y se ahorraba el 10% de la demanda de energía, se habría disipado el fantasma del apagón, y que después, cuando retornaran las lluvias, todo volvería a normalizarse.

Son embargo, este martes el operador del mercado XM -filial de ISA- que, entre otras labores es el encargado de correr los modelos para determinar qué tan alto es el riesgo de que el país sufra cortes de energía, recomendó al Gobierno establecer cortes programados de energía durante las próximas cinco o seis semanas.

Estos cortes o racionamientos deben equivaler al 5% de la demanda de energía, es decir, nueve gigavatios hora/día.

La recomendación la hizo teniendo en cuenta que están en la obligación de enviarle señales al gobierno sobre el comportamiento del sector y si hay problemas para que opere bajo criterios de seguridad, calidad y confiabilidad.

El Gobierno conoció la comunicación de XM antes de las 5:00 p. m. A esa hora, el presidente Santos y la ministra encargada de Minas, María Lorena Gutiérrez, se reunían con los gerentes de todas las distribuidoras de energía del país. Aunque el propósito era evaluar la situación real de los embalses y plantas térmicas, se habló del racionamiento.

Tras comprobar que las generadoras están funcionando al 100 %, “las posibilidades de un apagón se han descartado”, dejó escapar Ángela Montoya, presidente de Acolgen.

“El país no puede pensar que va a tener siquiera un apagón como el que sucedió entre 1992y 1993”, dijo, pero dejó entrever que hacia el futuro cercano “existe la necesidad de unos racionamientos programados que afecten en menor cantidad a la demanda”. De momento, el Gobierno nada que anuncia una medida de esa naturaleza.

¿Podrá seguir resistiéndose el Gobierno al apagón? Crecen las recomendaciones sobre cortes de energía, pero la administración Santos apuesta a que el ahorro voluntario lo pueda sacar de esta crisis.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.