Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/02/03 11:17

Redu Fat Fast no funciona: Superindustria

El organismo de control impuso, en segunda instancia, una multa de 700 millones de pesos a su fabricante, Jorge Hané Laboratories, por publicidad engañosa.

Redu Fat Fast no funciona: Superindustria Foto: Tomada de la cuenta de Google plus de Jorge Hané

En el marco de la sociedad occidental, donde lucir bien es una de las premisas para alcanzar el éxito, el mercado de soluciones para lucir una figura esbelta y reducir unos kilos de más es un multimillonario negocio, no siempre tan beneficioso para los consumidores.

Son muchos los productos que se ofrecen en este sentido y varios de ellos publicitan resultados efectivos y en corto tiempo: casi milagrosos, pero no necesariamente ciertos. Así se venden tratamientos, aparatos para hacer ejercicio, dietas, fajas, batidos y pastillas que, seguramente han causado más de una decepción en sus clientes.

Esta vez, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) se puso en la tarea de verificar el producto Redu Fat Fast, fabricado por la firma Jorge Hané Laboratories Colombia y halló que el producto “no cuenta con estudios médicos o científicos contundentes para demostrar que sirve para eliminar grasa, reducir peso o disminuir medidas corporales”.

De ahí que, en segunda y última instancia, lo haya multado con 708 millones de pesos por publicidad engañosa y le haya ordenado cesar la emisión de sus anuncios publicitarios. De hecho, la firma deberá difundir ahora avisos en los que introduzca de manera notoria, visible y legible, la leyenda “Redu Fat Fast es un suplemento dietario, no un producto para bajar de peso”.

En su investigación, según un comunicado de SIC, se evidenció que el producto posee registro sanitario del Invima como suplemento dietario, lo que indica que no produce efectos terapéuticos o beneficios para la salud, tales como la eliminación de grasa o reducción de peso, pues de generar tales resultados su registro sanitario debería corresponder al de un medicamento.

Para la Superintendencia, esta decisión se adopta para “para proteger a los consumidores colombianos, especialmente a los de menores ingresos, quienes pueden ver afectadas sus decisiones de consumo cuando los anunciantes emplean afirmaciones, proclamas o mensajes engañosos en su publicidad”, en violación del Estatuto del Consumidor.

Tras analizar el material probatorio, la Superindustria concluyó que el mensaje que se deriva del conjunto de piezas publicitarias que contienen el anuncio explícito “Gurú internacional de la pérdida de peso”, como se autodenominó Jorge Hané, reforzado por afirmaciones como “yo te lo garantizo” o “porque funciona”. Ello corresponde a que el suplemento dietario Redu Fat Fast, supuestamente sirve para eliminar grasa, reducir peso o disminuir medidas corporales.

De ahí que la SIC haya determinado que el mensaje transmitido al consumidor "resulta engañoso, pues dichos resultados de eliminación de grasa, reducción de pesos y disminución de medidas, no coinciden con la realidad, ya que no existen soportes científicos ni técnicos que demuestren que el producto efectivamente genera los resultados atribuidos".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.