Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/01/25 12:29

Reforma sí, ¿cuándo? No se sabe

En el debate en torno a la reforma tributaria hay consenso en que se debe implementar. Lo que levanta ampolla es si hay que aprobarla antes o después del plebiscito por la paz.

Juan José Echavarría (exdirector del Banco de la República), Ruddy Hommes (exministro de Hacienda), Iván Duque (senador uribista) y Mauricio Cárdenas (ministro de Hacienda) debaten en el foro 'Colombia 2016, para dónde va el país' Foto: Guillero Torres / SEMANA

Uno de los temas más impopulares para cualquier gobierno son los impuestos. Imponer nuevas cargas tributarias a los ciudadanos podría ser perjudicial para otras políticas. El presidente Santos se ha jugado todo su capital político por alcanzar la firma de la paz con las FARC y que esta sea respaldada por el pueblo colombiano. Y por otro lado, ante las perspectivas económicas mundiales, cada vez se ve una mayor necesidad de una reforma tributaria integral que ha sido postergada durante todo su gobierno, pero que ahora es más necesaria que nunca.
 
El problema de amarrarles el cinturón a los colombianos justo ahora es que podría tener efectos directos en el plebiscito que propone el Gobierno para refrendar los acuerdos de paz. Por eso ya se superó la discusión de la pertinencia de la reforma y se reemplazó por el momento adecuado para tramitarla. Es inminente que en el 2016 habrá reforma. La pregunta es si será en el primer o en el segundo semestre.
 
El primer semestre parece muy complejo para el Gobierno. Fuera del paquete legislativo que tiene que impulsar en el Congreso para aterrizar la paz más pronto, se suma la eventual firma de los acuerdos con la guerrilla, que según lo ha reiterado el presidente, debe ser el 23 de marzo. Eso, sumado a la verificación de la ONU y el desarme efectivo, constituye el mayor reto. Pero lo crucial para la paz será precisamente la refrendación de los colombianos.
 
Si los cálculos del Gobierno se cumplen, la sociedad civil estaría siendo convocada a las urnas entre mayo y junio. En ese período deberán decidir con su voto si aceptan o rechazan los acuerdos firmados en La Habana. Si una reforma que cargue a los ciudadanos con nuevos impuestos antecede al plebiscito, es posible que los votantes asuman esta cita electoral como una refrendación a Santos y no sólo a la paz y ahí el Gobierno puede estar en el peor de los escenarios.
Pero si se hace en el segundo semestre, ya superados los debates de la paz, o por lo menos las discusiones jurídicas y legislativas, la reforma tributaria dejaría de ser un elemento que contamine el plebiscito.
 
Durante el FORO COLOMBIA 2016 ‘¿PARA DONDE VA EL PAÍS?’ organizado por Foros SEMANA, revista Dinero, Red Más Noticias y Claro, ese fue otro tema de discusión. El exministro de Hacienda Ruddolf Hommes le sugirió al Gobierno que la "necesaria” reforma tributaria debe ser después del plebiscito. “La oportunidad de la paz es una sola en la historia. Las oportunidades de la reforma tributaria serán muchas”, dijo.
 
Juan José Echavarría, panelista invitado, excodirector del Banco de la República y profesor de la Universidad del Rosario, se opuso a esta idea. Consideró que el país no se debe paralizar ni estar sujeto a los tiempos de la paz y que habría que desvincular las reformas que el país necesita de la Mesa de La Habana. Además, dijo que en Colombia las empresas pagan muchos impuestos y las personas no y el Gobierno deberá tener eso en cuenta, por impopular que sea.
 
Iván Duque, senador del Centro Democrático, el partido más crítico del proceso de paz, censuró lo que llamó el ‘juego del antes y el después’. Para él hay que ser más flexibles a esa discusión y aseguró que su colectividad está lista para dar el debate antes o después de la firma. Sugirió que los impuestos no pueden sustituir la renta del petróleo y como reflexión, dijo que no hay que: “sobrevalorar los dividendos de la paz.”
 
El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, que hace tres años impulsó una reforma tributaria en el Congreso, reiteró la necesidad de tramitar otra reforma más integral. A pesar de que el Gobierno ya recibió las conclusiones de una comisión de expertos, dijo que ya no hay tiempo para presentarla en el primer semestre.
 
La conclusión es que todos los expertos coinciden en la imperiosa necesidad de una reforma. El Gobierno, de sus alcances y tiempos, y por eso ya parece un hecho que antes de la paz no habrá nuevos impuestos para los colombianos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.