Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2000/02/07 00:00

¿Regalos o sobornos?

¿Regalos o sobornos?

Las botellas de champaña, las corbatas Hermes, los canastos y las plumas Mont Blanc llovieron esta Navidad en los escritorios de los ejecutivos de todo el mundo. Pero las preguntas incómodas siempre flotan: ¿en qué circunstancia el regalo pasa a ser un soborno? o ¿hasta que punto el intercambio de atenciones entre empresas se convierte en un compromiso incómodo o genera una investigación de fraude? Según un estudio realizado por Edwin Harland, especialista en investigaciones de fraude en la consultora PricewaterhouseCoopers, sólo 30 por ciento de las 100 principales empresas del mundo tienen una política clara de regalos empresariales. En su experiencia como investigador de fraudes en todo el mundo Harland constató que la Navidad es el período en el que “la ética personal sufre más tentaciones y es más fácil de soslayar; por ello una cuarta parte de las estafas y fraudes se cometen durante esta época del año”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.