Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/8/2011 12:00:00 AM

Reunión Santos-Chávez: comercio y seguridad, temas clave

Con una semana de retraso sobre la fecha prevista, los presidentes Juan Manuel Santos y Hugo Chávez se encontrarán este sábado en Cartagena, una reunión en la que el tema comercial es crucial.

El encuentro de este sábado en Cartagena es la tercera vez que los presidentes Juan Manuel Santos, de Colombia, y Hugo Chávez, de Venezuela, se reúnen en la nueva etapa de las relaciones entre los dos países. El reemplazo del acuerdo de la CAN, la seguridad en la frontera, la extradición del presunto ‘narco’ Walid Makled y los avances de las comisiones bilaterales son los temas clave de la cumbre.
 
La reunión estaba programada para el pasado primero de abril, pero una avería en el avión del mandatario venezolano le impidió salir de Cochabamba (Bolivia), tras la gira que hizo por ese país, Argentina y Uruguay.
 
Ese imprevisto técnico obligó a posponer la cita, que se reprogramó para este sábado en Cartagena, adonde llegará Chávez por la mañana para reunirse con Santos. En horas de la tarde, los jefes de Estado ofrecerán una rueda de prensa conjunta, según la agenda oficial.
 
El encuentro se cumple después de que Juan Manuel Santos confirmara esta semana que extraditará a Makled a Venezuela, tal como le había prometido a Chávez, y no a Estados Unidos, que también lo reclamaba.
 
La Fiscalía del vecino país pidió en agosto pasado la extradición de Makled, un día después de su captura en Colombia, para que el empresario responda por los cargos de tráfico ilícito de drogas, legitimación de capitales provenientes del narcotráfico, asociación para delinquir y homicidio.
 
Otro de los temas en los que estará centrada la agenda de la reunión es el nuevo marco comercial entre Colombia y Venezuela a partir de la salida de esa nación de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), que se completará el 22 de abril.
 
Las relaciones comerciales en ambos lados de la frontera han vivido un largo periodo de incertidumbre, tras el anuncio de hace cinco años del presidente Hugo Chávez de que su país se saldría de la CAN como protesta por las negociaciones de Colombia y Perú con Estados Unidos para suscribir tratados de libre comercio. Esta situación podría cambiar radicalmente si se aclaran las reglas de juego en la reunión de los mandatarios.
 
Colombia y Venezuela fueron los grandes animadores del acuerdo andino cuyo comercio, pese a las tensas relaciones entre Chávez y el expresidente Álvaro Uribe, alcanzó su cumbre con un flujo de bienes y servicios por unos 7.290 millones de dólares en 2008, reduciéndose a 4.852 millones de dólares un año después.
 
Ello ocurrió bajo la promesa del presidente del vecino país de buscar oferta de otras naciones más afines ideológicamente como Argentina o Brasil, en medio de lo que se convirtió en una tormenta política que culminó cuando Juan Manuel Santos llegó a la Casa de Nariño.
 
El año pasado el intercambio comercial solo fue de 1.727 millones de dólares, en medio de los temores de los exportadores colombianos por la cancelación de sus facturas por cuenta del lento e intrincado sistema cambiario y de pagos venezolano, diseñado para evitar la fuga de capitales y un verdadero palo en la rueda del comercio binacional (que logró frenarla aún más en época de ánimos exaltados), si bien la situación mejoró con la mediación de la administración Santos.
 
Este viernes, el Presidente anunció que le propondrá a su homólogo venezolano que el nuevo marco legal para el comercio bilateral quede bajo el amparo de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), constituida por el Tratado de Montevideo de 1980 y del que hacen parte ambas naciones.
 
Se propone este marco porque el TLC firmado y aun no vigente con Estados Unidos le da a este país el tratamiento de nación más favorecida, lo que en plata blanca significa que cualquier ventaja que se le dé a los venezolanos en un nuevo acuerdo y sea superior a lo acordado en el tratado con los estadounidenses se les debe hacer extensiva a éstos obligatoriamente.
 
“Se trata de tener con Venezuela un acuerdo de complementariedad amplio. Ello nos permitiría extender lo que actualmente tenemos en la CAN y que solo estará vigente hasta el 22 de abril próximo. Así se podría negociar las condiciones del comercio binacional, evitarnos ese tipo de problemas”, expresó a Semana.com el presidente de la Asociación Nacional de Exportadores (Analdex), Javier Díaz Molina.
 
Para Santos, si esto se logra, se va también a destrabar una nube negra que teníamos en nuestro comercio con Venezuela, que para nosotros es muy importante”, afirmó el Mandatario durante la reunión que tuvo este viernes con las comisiones primeras del Congreso de la República en Anapoima (Cundinamarca).
 
Negociadores del país vecino ofrecen, por su parte, un acuerdo con vigencia de cinco años, comercio libre para algunos sectores y para otros unas preferencias arancelarias que serían móviles dependiendo del abastecimiento de su mercado. Pero los exportadores colombianos buscan que el acuerdo tenga carácter "permanente" y garantice arancel cero para todos los sectores.
 
Pero el tema de seguridad en la frontera también abordará buena parte de la agenda. Funcionarios del gobierno Santos dijeron que los presidentes tienen previsto firmar un acuerdo antidrogas para intercambio de datos de inteligencia y judicial, y destacaron que existen ahora "buenas líneas de comunicación", aunque esos contactos aún no llegan a los militares de los dos países.
 
El ministro de Defensa colombiano, Rodrigo Rivera, reconoció hace algunos días que ahora "hay muy buenas líneas de comunicación para cooperar" entre los dos países. Y "en el acuerdo antinarcóticos también figura un entrenamiento", agregó Rivera, aunque no ofreció detalles si se trataría de brindar entrenamiento a uniformados venezolanos.
 
Por su parte, el comandante de las fuerzas militares de Colombia, almirante Édgar Cely, aseguró que el restablecimiento de los contactos hasta ahora ha sido a nivel político. Y agregó que a nivel militar no han tenido reuniones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.