Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2003/07/27 00:00

Ruedan las ventas

Los empresarios colombianos abren nuevos mercados y compensan la caída de las exportaciones a Venezuela.

Mauricio Camacho, un empresario caleño de 30 años, sacó un catálogo de santos y prendió velas rojas, amarillas y verdes antes de comenzar a hacer negocios. Las puso en una de las 200 mesas del salón en el que se realizó la rueda de negocios entre Colombia y Perú, organizada por Proexport y su entidad homóloga peruana Prompex, el pasado 21 y 22 de julio en Lima. Camacho es director de exportaciones de Favestrella, una empresa que fabrica velas decorativas y con motivos religiosos desde hace más de 51 años y que ya exporta a Venezuela y Estados Unidos. Fue uno de los 128 empresarios que asistieron a la cita de negocios en Lima con un mismo objetivo: encontrar nuevos destinos de exportación. En los días previos a la visita algunos medios peruanos habían anunciado una "invasión" comercial de Colombia pero los funcionarios de Proexport se apresuraron a aclarar que se trataba de una rueda de "doble vía", en la que tanto colombianos como peruanos tendrían la oportunidad de vender sus productos. En total más de 600 empresas de ambos países se inscribieron y cuadraron sus citas de negocios vía Internet. Así, pocas horas después de la llegada de los empresarios colombianos, cada uno de ellos estaba listo, sentado en la mesa que los organizadores le asignaron, esperando que sus contrapartes peruanas asistieran a las 10 citas, que en promedio, lograron concertar. Cada empresario se reunió durante más de 20 horas con compañías peruanas para explorar posibilidades de negocios. Desde fabricantes de velas, juegos pirotécnicos y escobas hasta empresas de galletas y gelatinas establecieron contactos para iniciar relaciones comerciales y, con suerte, cerrar el primer negocio. "Reunirme por mi cuenta con el comprador de Saga Falabella o Ripley, las dos tiendas por departamentos más importantes del Perú, implicaría insistir por lo menos durante 20 días. En la rueda de negocios pude reunirme con las dos en menos de 20 horas", dice Hernán Sanabria, gerente de una empresa de joyas y cerámicas precolombinas. Estos encuentros colectivos para hacer negocios son una iniciativa innovadora que ha emprendido Proexport y que ha resultado particularmente útil a las pequeñas y medianas empresas colombianas que no tienen la experiencia ni los recursos para salir a vender fuera del país por sí solas. A comienzos de junio se realizó la primera rueda de negocios en Cartagena, entre más de 800 empresas colombianas y 300 compradores de México, Centroamérica y el Caribe. Se acaba de hacer la segunda en Lima y la próxima será el 23 y 24 de octubre, otra vez en Cartagena, con compradores de Estados Unidos y Canadá. El objetivo de las ruedas no es otro que abrir nuevos mercados para las exportaciones colombianas, que es algo urgente ante la caída de Venezuela. Debido a la crisis del país vecino los exportadores colombianos vendieron en ese mercado, entre enero y mayo de 2003, 333 millones de dólares menos que el año pasado. Por fortuna esta caída se compensó en parte con los 225 millones de dólares más que se exportaron hacia Estados Unidos en este mismo período. Con todo, las exportaciones no tradicionales (las distintas a café, carbón y petróleo) cayeron 3,1 por ciento en los primeros meses de este año y se hizo evidente la necesidad de encontrar nuevos destinos. Países como México, Perú, Puerto Rico, Estados Unidos y Canadá quedaron entonces en la mira de los empresarios colombianos. De hecho, en los últimos meses han aumentado de manera importante las exportaciones hacia esos países (ver gráfica). Las ventas a México, por ejemplo, aumentaron 18 por ciento, alcanzando un monto de 140 millones de dólares entre enero y mayo. La tarea de contrarrestar la caída del mercado venezolano no es fácil pero las estrategias están diseñadas y los datos muestran que los exportadores están muy cerca de lograrlo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.