Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/26/2013 3:00:00 AM

Interbolsa: ¿se aprendió la lección?

A un año del colapso las investigaciones avanzan, pero ¿el mercado aprendió la lección y se han hecho los correctivos respectivos?

Sobre la debacle de InterBolsa se ha hablado hasta la saciedad. Sin embargo, aunque pareciera que todo está dicho, la verdad es que aún queda mucha tela por cortar en esta historia que todavía no llega a su fin.

Transcurridos 12 meses desde el colapso, hay muchos interrogantes alrededor de este escándalo bursátil, el mayor en las últimas décadas. Para comenzar, la gente se sigue preguntando si habrá sanciones ejemplarizantes para las cabezas que causaron esta debacle y cuánto más se demorarán las investigaciones en arrojar conclusiones y castigar a los responsables. 

Otro asunto que inquieta es el tamaño del hueco que quedará al final del día cuando se crucen las cuentas entre los dineros recuperados y las reclamaciones de los acreedores. En últimas, quiénes serán las verdaderas víctimas de este colapso.

Pero, sin duda, uno de los temas que más preocupa y del que poco se ha hablado en estos meses es el que tiene que ver con las lecciones aprendidas y los correctivos que se han tomado para evitar que la historia de InterBolsa se repita. 

Después de los juicios que se hicieron y las críticas que se lanzaron hace un año contra los operadores, reguladores y supervisores del mercado -por su parte de responsabilidad en lo sucedido- todo el mundo espera ver cambios normativos que prevean futuros descalabros. También se espera que los mismos operadores en una autocrítica hayan empezado a modificar sus conductas éticas, pues quedó demostrado que, en el caso de InterBolsa, por allí comenzó el descalabro.

Pues bien, la verdad es que nadie se ha quedado con los brazos cruzados. Sin embargo, aunque se han dados algunos cambios importantes en la regulación, en criterio de los expertos aún hay mucho por hacer y por aprender de este caso. 

En los últimos meses, la Superintendencia Financiera ha tomado varias medidas que buscan ejercer mayores controles sobre las firmas y darles más garantías a los inversionistas, expertos o neófitos. Por ejemplo, expidió nuevas normas para las operaciones e trading, es decir, las que se hacen a través de internet. 

Se entiende que esta plataforma, en la que InterBolsa era el líder del mercado, fue el vehículo que se usó para la supuesta manipulación de la acción de Fabricato. La normatividad que existía dificultaba el seguimiento a los operadores de este mercado y facilitó que se burlaran los límites impuestos para las operaciones ‘repo’. 

Con la nueva regulación habrá controles más severos sobre estas transacciones, de tal manera que las autoridades puedan hacer un monitoreo más preciso de los inversionistas que compran y venden a través de esta plataforma. Además, hace más estrictas las exigencias al interior de las firmas, cuando operan a través de internet.

Por otro lado, está próxima a salir una norma sobre riesgo de liquidez, tema clave para las firmas comisionistas. Cabe señalar que la intervención de InterBolsa se activó justamente por falta de liquidez. Con las nuevas medidas en esta materia, se busca minimizar lo que en el argot del sector se conoce como riesgo de contraparte respecto de un comisionista. 

Traducido a lo que pasó en InterBolsa es evitar la situación que generó el inversionista italiano Alessandro Corridori quien con sus ‘repos’ puso en jaque a toda una firma y la plata de la gente. También se expidieron normas sobre carteras colectivas y el tema del custodio que tienen como finalidad proteger la plata de los clientes. 

El Ministerio de Hacienda tiene lista una nueva reglamentación para las operaciones ‘repo’, que, como se sabe, fueron el talón de Aquiles que terminó por derrumbar a InterBolsa, específicamente con los títulos de Fabricato y la propia acción de la holding. La norma cambia los límites sobre utilización del patrimonio técnico de las firmas para hacer operaciones ‘repo’.

 Esto es importante porque baja el apalancamiento en un solo emisor (comprar al debe) y minimiza los riesgos. Cabe recordar que InterBolsa llegó a tener hasta el 35 por ciento del valor de Fabricato (alrededor de 300.000 millones de pesos) en ‘repos’, un monto considerado desmesurado que lo llevó a la quiebra. En adelante, la regulación de los ‘repos’ sale de la órbita de la Bolsa de Valores y pasa al Ministerio de Hacienda. 

La Bolsa de Valores de Colombia (BVC)  ha revisado los esquemas de alarmas y alertas para detectar tempranamente posibles manipulaciones en los precios de las acciones.  Juan Pablo Córdoba, presidente de la BVC, afirma que además están ajustando los esquemas de garantía en las operaciones a plazos para hacerlas más exigentes y garantizar un adecuado nivel liquidez.

Pero más allá de las normas legales, que en el caso de InterBolsa, como quedó visto, se pasaron por encima, está el tema de la ética y el autocontrol que se espera del propio mercado. ¿Qué ha pasado en este año?

Hay que decir que el Autorregulador del Mercado de Valores (AMV) –entidad a la que también se le cuestionó duramente por los hechos relacionados con InterBolsa– ha tomado acciones para fortalecer esa autorregulación.

Según su presidente, Roberto Borrás, el sector está consciente de que hay que reforzar el monitoreo y vigilancia, dentro de las mismas entidades, con el fin de prevenir y disuadir oportunamente conductas que afecten la transparencia del mercado y vulneren los intereses de los inversionistas. El AMV está preparando una modificación a su reglamento para hacer la actividad disciplinaria más expedita y ejemplarizante.

Pero además, considerando que la ética es uno de los temas de mayor relevancia en la industria, Borrás señala que el AMV está impulsando lo que debe ser el código de ética que debe guiar a todos los actores del mercado. Además, se modificarán los procesos de certificación de los profesionales del mercado de valores. 

Los temas pendientes
Definitivamente uno de los temas más importantes que se deben replantear en el sector, después de lo sucedido con InterBolsa, tiene que ver con la compensación de los corredores. 
Actualmente el sistema de remuneración está basado en los ingresos que generen estos profesionales con los recursos de sus clientes, lo que lleva a que, en muchos casos, estén interesados solo en maximizar el número de operaciones y en tomar mayores riesgos con la plata de los clientes para así ganar más. 

Es decir, en esos casos los corredores no tienen sus intereses alineados con sus clientes ni con la propia firma que los emplea. Según una fuente del sector, hoy los corredores están incentivados para tomar más riesgos y a hacer más operaciones, pues si ganan ellos se lucran de manera considerable y si pierden el que paga los platos rotos es el cliente. 

Muchos analistas consideran que este aspecto es el más importante de todos para mejorar la calidad del sistema bursátil de Colombia pues si esto no cambia, no es muy claro el horizonte de estas firmas y los conflictos de interés nunca podrán ser controlados, llevando a que se repitan casos como el de InterBolsa. Se sabe que algunas firmas ya están cambiando los esquemas de remuneración, basándose en el desempeño y la gestión.

Conflicto de interés
Los expertos creen que todavía hay mucho por hacer para evitar los conflictos de interés en el mercado, algo que quedó en evidencia con la quiebra de InterBolsa. Por ello, hay quienes son partidarios de ponerle coto a que las comisionistas tengan una unidad de posición propia (manera de denominar las inversiones que llevan a cabo por cuenta propia de las firmas) si manejan al mismo tiempo recursos de clientes, pues muchas veces ahí se dan claros conflictos de interés entre unos y otros. 

En este mismo sentido hay un debate relacionado con las firmas bancarizadas. Algunos consideran que esta debe ser la tendencia para que las entidades tengan mas fortaleza y capacidad de fondeo en momentos críticos. Cabe recordar que InterBolsa se asfixió en su último minuto porque nadie le prestó. Por el contrario, otros opinan que las firmas que pertenecen a grandes conglomerados financieros tienen mayores riesgos de entrar en conflictos de interés. En este momento, el 67 por ciento de las firmas en Colombia pertenece a grupos financieros. 

Y otra controversia que resurgió a raíz de la caída de InterBolsa es la conveniencia de mantener fusionadas las Superintendencias de Valores y Bancaria. Un sector del mercado es partidario de volver al esquema anterior, de una superintendencia para el mercado de valores. Lo cierto es que es importante hacer mayores ajustes a la supervisión de emisores, como era InterBolsa Holding, pues allí hubo claros vacíos.

También hay quienes piden que se ponga más atención a la concentración de las entidades. InterBolsa tenía el 30 por ciento del mercado. Aunque ella misma creía que era demasiado grande para caer, la verdad es que se mostró todo lo contrario. Cayó estrepitosamente.
Hay una lección adicional. El mercado tiene que aprender que cuando hay un cuestionamiento sobre una entidad, hay que reaccionar a tiempo. Desde hacía mucho rato, casi desde la misma fundación de InterBolsa, se tejían muchas dudas sobre estas entidades. 

En síntesis, es de esperarse que en Colombia no pase lo que sucedió en Wall Street donde, después de cinco años de la crisis, la sensación que quedó es que poco o casi nada cambió. Ojalá que en el país no solo haya castigo para los responsables del colapso de InterBolsa y resarcimiento para las víctimas, sino también lecciones aprendidas para que este triste capítulo en la historia del mercado bursátil no se repita.

Un año después de la mayor caída bursátil 

Las investigaciones que adelantan las distintas entidades van a diferentes ritmos.

  • En la Superintendencia Financiera avanzan 33 actuaciones administrativas con pliegos de cargos. Las actuaciones se encuentran en su gran mayoría en etapa de pruebas solicitadas por los investigados y algunos casos están ya muy cerca de las decisiones finales que van desde la inhabilidad de ejercer el cargo, pasando por multas, hasta expulsión del mercado hasta por 20 años. Los pliegos de cargos no solo incluyen a los funcionarios y directivos de InterBolsa sino también al grupo Corridori.
  • La Superintendencia de Sociedades sometió a control a varias entidades relacionadas con el Fondo Premium para proteger los activos existentes, que son clave para devolver los dineros de inversionistas. En la investigación sobre captación ilegal, tomó una de las medidas más drásticas que se han adoptado en este caso. Intervino 26 empresas relacionadas con el escándalo del Fondo Premium, vinculado con InterBolsa, y a 27 personas. La medida incluyó a las familias y sociedades de Víctor Maldonado, Juan Carlos Ortíz y Tomás Jaramillo y ello llevó al embargo de docenas de bienes.  Este auto, del cual se hizo traslado a la Fiscalía, tendría un alcance penal muy grave para los presuntos responsables. La captación es un delito que contempla cárcel entre diez y 20 años.
  • El Autorregulador del Mercado de Valores inició 28 procesos disciplinarios en contra de directivos y funcionarios de la entidad. Adicionalmente se han adelantado 17 actuaciones en contra de comerciales y otros funcionarios de la sociedad comisionista. Algunas de las actuaciones ya se encuentran en el Tribunal Disciplinario de AMV para su fallo definitivo, que incluye expulsión del mercado.
  • La Fiscalía en este momento ha llamado a 22 personas a imputación de cargos, en el proceso InterBolsa. Por los recursos de apelación que fueron interpuestos por parte de la defensa, la audiencia no se ha realizado. El tema del Fondo Premium se llevará en un proceso aparte que aún no ha comenzado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.