Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/2/2009 12:00:00 AM

Se habla colombiano

Centroamérica y el Caribe se convirtieron en puntas de lanza de expansión de las empresas colombianas.

A la conquista de Centro- américa. Esa parecer ser la consigna de muchos empresarios colombianos que buscan nuevos mercados en el exterior. La región que, en un pasado no muy lejano, muchos desecharon por conflictiva y por tener bajas perspectivas de crecimiento, hoy es vista como un mercado muy interesante y con un gran potencial.

Según Camilo Acevedo, director de la Cámara Colombo-Centroamericana y del Caribe, esta región superó aquellas décadas desestabilizadoras que afectaron drásticamente las economías de Guatemala, El Salvador y Nicaragua. Ahora, ha limpiado su imagen y es una región que promete prosperidad y oportunidades. "Si toda la industria colombiana se dedicara exclusivamente a producir para abastecer a Centroamérica, no alcanzaría", señala Acevedo para dibujar las perspectivas que tiene ese mercado para las empresas colombianas.

En efecto, la región centroamericana cuenta hoy con una población ligeramente superior a 40 millones de habitantes, distribuida en Belice, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

Atraídos por ese nuevo dorado, muchos colombianos se instalaron allá. Por ello es fácil encontrar desde grandes inversionistas con sus plantas productoras, hasta medianos y profesionales colombianos que han ido a montar negocios.

En el sector inmobiliario y de la construcción está el grupo colombiano Gilinski que, en sociedad con el británico London Regional Properties, adelanta un mega proyecto para la construcción de un centro empresarial en las 1.410 hectáreas que conformaban la antigua base Howard de Estados Unidos en Panamá, en un proyecto estimado en 705 millones de dólares.

El Grupo Provivienda, uno de los promotores residenciales más importantes de Panamá, es de propiedad de Cusezar, la compañía constructora de Colombia.

Cusezar también está, a través de Provivienda, en El Salvador. Allí ha desarrollado varios proyectos habitacionales. En ese país centroamericano la empresa colombiana ha invertido más de 15 millones de dólares.

Panamá también atrajo a la firma de Pedro Gómez S. A., especializada en centros comerciales. Hace ya varios años, el grupo de Pedro Gómez construyó el Multicentro de Panamá, considerada la tercera obra de mayor envergadura en ese país, después del Canal y del Puente de las Américas. La inversión fue de 130 millones de dólares.

La firma Concreto también desembarcó en Centroamérica. La primera experiencia internacional de esta compañía colombiana se desarrolló en el año 1993 en Costa Rica, para las obras de la Central Hidroeléctrica Daniel Gutiérrez para la Compañía Nacional de Fuerza y Luz. Esto los animó y en el año 2002 abrieron operaciones en Panamá con una filial a la que hace dos años le fue adjudicada la construcción de las Obras Hidrotécnicas del Proyecto de Trasvase de Aguas Naturales en el Área de la Central Hidroeléctrica Fortuna.

Por su parte, la constructora Amarilo y la firma Espacios Urbanos adelantan proyectos en Panamá. Y Conalvías se ha especializado en la construcción de carreteras, acueductos y alcantarillados. Sus inversiones en Panamá superan los 70 millones de dólares.

Acesco adquirió hace tres años en Panamá la empresa Pazco, dedicada a la fabricación y la comercialización de productos para la construcción.

En ese país también está el Grupo Odinsa, que recientemente firmó un acuerdo para adquirir el 39 por ciento de Generadora del Atlántico, sociedad que está montando una planta de generación de 150 megavatios. Odinsa también participa en varios proyectos de terminales aéreas en la región.

El proceso de internacionalización de Cementos Argos incluyó Centroamérica y el Caribe. A través de joint ventures (sociedades compartidas), posee plantas cementeras y terminales marítimos en Panamá, Haití y República Dominicana. En dichos países, Argos comparte la propiedad de tres plantas cementeras (Corporation Incem S. A., Cimenterie Nationale S. E. M. y Cementos Colón S. A.).

La región también despertó el interés del Grupo colombiano Corona. El año pasado abrió el primer Hipercentro Corona en Panamá. La llegada se hizo en alianza con la cadena Do It, que tiene amplio conocimiento de ese mercado.

Los amos del mercado

En el sector de alimentos hay una masiva presencia de empresas colombianas. Hace varios años que Casa Lúker, la compañía de Manizales, compró Galletas Pascual, en Panamá, el mayor productor de galletas de ese país. Con el negocio, que superó los 25 millones de dólares, la empresa colombiana adquirió la división de galletas, caramelos y snacks.

Por su parte, la vallecaucana Colombina se asoció en 2004 con dos ingenios de Guatemala: Pantaleón y la Concepción. Hicieron una sociedad 50-50 y montaron una planta de producción en este país, en la ciudad de Escuincla. Es una inversión fundamental para Colombina, pues le permite montar su plataforma exportadora desde ese país hacia toda Centroamérica y el mercado norteamericano.

Por su parte, la Compañía Nacional de Chocolates tiene tres plantas de producción de galletas y chocolates, localizadas en Costa Rica. Dos de estas empresas eran de propiedad de Nestlé. Con las nuevas plantas, la organización extendió la venta de sus productos en la región. Más recientemente, Chocolates compró en Panamá a Blue Ribbon Products, productora de cárnicos y el año pasado, ésta adquirió la totalidad de las acciones de la sociedad Ernesto Berard, compañía panameña también dedicada a la producción y la comercialización de productos cárnicos.

Según Carlos Enrique Piedrahíta Arocha, presidente del Grupo Nacional de Chocolates, todas estas compras hacen parte de la estrategia del grupo de crecimiento rentable y desarrollo de los negocios en la región.

La compañía de alimentos Quala hace varios años montó planta en República Dominicana. Allá comercializa, entre otros productos, el exitoso refresco Bonice y los jujos Tropical Yá y Mix Yá.

Las cadenas de restaurantes colombianos también están presentes con Hamburguesas El Corral en Panamá y Costa Rica y Crepes & Waffles, con tres puntos de venta en Panamá.

De todo, como en botica

El Grupo Empresarial Antioqueño ha hecho una apuesta fuerte en esta región. Suramericana de Inversiones hace 10 años llegó a Panamá. Allí compró la compañía Interoceánica de Seguros y, más recientemente, en República Dominicana adquirió el 30 por ciento de la aseguradora Palic de República Dominicana.

Hace dos años se realizó una de las inversiones más grandes de empresa colombiana en el exterior. El Grupo Bancolombia adquirió en El Salvador el Banagrícola. La transacción incluyó las subsidiarias del Grupo salvadoreño, en banca comercial y de consumo (Banco Agrícola), de seguros (Asesuisa), de pensiones (AFP Crecer) y de intermediación bursátil (Bursabac). La operación ascendió a 900 millones de dólares.

Dos firmas comisionistas de Bolsa de Colombia también abrieron operaciones en Panamá: Valores Bancolombia y la firma InterBolsa.

De otra parte, la reconocida empresa de ropa interior colombiana Leonisa abrió planta en Costa Rica para atender la demanda centroamericana.

Y Decamerón, la cadena colombiana de 'hoteles todo incluido', inauguró en 2005 su primer club en El Salvador, en playa Salinitas: Hotel Royal Decamerón Salinitas, de 260 habitaciones. La inversión rondó los 12 millones de dólares. La firma también tiene presencia en Panamá, donde levantó el proyecto zona de Playa Blanca.

Las movidas continúan en otros sectores. El año pasado, la compañía colombiana Productos Familia adquirió el 50 por ciento de la Papelera Istmeña. La empresa panameña produce las marcas Único, Tender, Suave, Mil Hojas y Lux. Familia también tiene planta en República Dominicana.

A través de varias de sus unidades de negocio, el Grupo Carvajal hace presencia en Centroamérica. Carpak, la división de empaques, tiene planta de producción en El Salvador. Esta empresa es líder en la región en el mercado de productos desechables y ofrece otros empaques de consumo masivo, como yogures, margarinas y helados.

GC2 Carvajal es una empresa de outsourcing, especializada en la prestación de servicios financieros, de gestión humana, de servicios logísticos, administrativos y de soporte, también presente en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y República Dominicana. Editorial Norma, del Grupo Carvajal, mediante el sello Editorial Farben (Costa Rica), atiende el mercado de Centroamérica de textos escolares y obras de consulta. Igual hace Publicar.

Hace dos años, la Organización Terpel, dedicada al negocio de la distribución de combustibles en Colombia, se hizo a una nueva red de estaciones en Panamá, a través de la compra de la compañía panameña Corporación Nacional de Energía.

Interconexión Eléctrica S. A. (ISA) también ha participado en distintos proyectos de transmisión en Centroamérica. Entre ellos, la interconexión eléctrica entre Panamá y Colombia. Con su homóloga, la Empresa de Transmisión Eléctrica de Panamá (Etesa), ISA trabaja en la integración de los mercados de Centro y Suramérica.

Definitivamente, la inversión de empresas colombianas en los países centroamericanos ha aumentado considerablemente en la última década. Por lo visto, nadie quiere perderse de este nuevo dorado, especialmente ahora, cuando los socios y los vecinos comerciales tradicionales no ofrecen muchas garantías a los empresarios locales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.