Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1991/05/27 00:00

SE REABRE EL APETITO

Grandes aseguradoras del mundo vuelcan sus ojos y sus dólares en el mercado colombiano.

SE REABRE EL APETITO

El AÑO PASADO, LA INVERsión extranjera en el país cayó 50 por ciento. Dos fueron las causas de tal hecho según los analistas: el estigma de violencia asociado con el nombre de Colombia, y el tratamiento legal obtuso y poco ágil que recibía el capital internacional. Las cosas, sin embargo, están cambiando. Especialmente en el sector asegurador. ¡Y de qué manera! Al menos seis empresas aseguradoras, reaseguradoras o de corretaje quedaron bajo el control de inversionistas suecos, britanicos, norteamericanos y españoles durante los últimos meses. Y el pasado mes de enero una comisión de ocho empresarios venezolanos visitó al país y se reunió con los ejecutivos de la Unión de Aseguradores de Colombia, Fasecolda, con el fin de explorar el mercado nacional y sentar los principios de una integración efectiva en el sector.

Todo comenzó a finales del año pasado. El grupo Skandia, de Suecia, decidió marcharse de Colombia y puso en venta su negocio en el país. Y una de las alternativas que surgió fue vender las acciones a los empleados de la empresa. El proyecto fue sometido a la aprobación de la Superintendencia Bancaria y se gestíonaron créditos para que la gerencia local pudiera acceder a la propiedad de la compañía. A última hora, sin embargo, los suecos se arrepintieron.
Varias fueron las razones que los hicieron cambiar de actitud. La primera fue la variación del modelo económico latinoamericano, más abierto al concierto internacional y más estable en este momento, a pesar de sus problemas, que las golpeadas economías de Europa oriental. Más importante, sin embargo, fue la decisión del Gobierno de modificar radicalmente el tratamiento a la inversión extranjera facilitando el registro de capital y permitiendo el giro de remesas al exterior.

Pero lo que más ayudó a revaluar el escenario fue el anuncio de la nueva posibilidad de manejo de pensiones a través de fondos privados, especialidad en la cual Skandia viene trabajando desde hace 13 años en Colombia y en la cual maneja un portafolios de 10.500 millones de pesos. Pero además, Skandia Group, el cuarto reasegurador más grande del mundo, tiene inversiones en México y mira con interés los procesos integracionistas de Latinoamérica. Por eso pretende utilizar a Colombia y México como puntas de lanza para penetrar los mercados del área.

El de Skandia, sin embargo, no es el único caso. La Commercial Union, tercera aseguradora más grande de Gran Bretaña con ventas por 7.000 millones de dólares al año, consolidó su inversión en Seguros Antorcha. Entre noviembre de 1989 y noviembre de 1990 inyectó un total de 900 mil dólares en el capital de trabajo de la compañía.
Su mayor interés se concentra en los seguros industriales y comerciales, y acaba de anunciar su interés en adquirir participación en algún grupo asegurador importante del país.

En La Federal de Seguros, por su parte, el cambio fue radical. La compañía venía siendo controlada por Vigilant Insurance Co. y en ellas tenían participación Federal Insurance Co. y The Chuh and Son Corporation. Esta última sociedad, de carácter intermedio en los Estados Unidos, asumió el control de la empresa a finales de 1990. La Federal maneja ingresos anuales por más de 11 mil millones de pesos y para consolidar toda la operación estuvo presente en Colombia Robert Lynyak, vicepresidente internacional de Chub and Son.

Pero el suceso más grande en materia de inversión extranjera que culmina actualmente tiene que ver con el ingreso de Mapfre, Aseguradora Mutual líder en el mercado español, que se ha venido posicionando en el concierto latinoamericano (por ejemplo mediante la compra de la Caja de Reaseguros de Chile). Mapfre ofreció adquirir las participaciones que la Reaseguradora Hemisférica tiene en cerca de 10 compañías locales.

La Hemisférica es controlada, entre otras, por Alfa. La Previsora, Caribe, del Comercio, Suramericana, Comercial Bolívar, Atlas, La Unión, Colombia, Granadina, Colmena y Aurora. La negociación comprende al menos un 70 por ciento del capital de la Hemisférica, con una inversión cercana a los cinco millones de dólares. La Mapfre ya maneja cerca del 4 por ciento de Seguros Caribe.

Hay, finalmente, otro caso que se está

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.