Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2006/11/25 00:00

Sin tregua

Desde la lucha a muerte por clientes de celulares, banda ancha y televisión por suscripción, hasta la decisión de abrir un tercer canal privado, este tema seguirá dando de qué hablar en 2007.

Rafael Orduz, presidente de ETB, y Alfonso Gómez, presidente de Telefónica Telecom, están listos para librar en 2007, junto a Telmex, TV Cable y EPM, la batalla por la banda ancha

Si 2006 fue el año de la telefonía celular y la llegada de grandes empresas y jugadores al sector, como Telefónica de España en Telecom, Millicom a Ola y Telmex a la televisión por suscripción, en 2007 la batalla será en otros campos: la banda ancha, la televisión por suscripción y la decisión sobre si habrá un tercer canal privado. Esto sin que haya tregua en telefonías fija y móvil.

Si bien las empresas de telefonía celular Movistar, Comcel y Ola no crecerán el número de sus usuarios con el mismo ritmo de años anteriores, aún hay un margen importante de mercado que queda por conquistar, pues se cree que el número real de usuarios no llega a los 20 millones de personas. Y ahora, con la llegada de un tercer competidor de peso, tras la compra de Millicom a Ola, que a partir de esta semana se empezará a llamar Tigo, los celulares mantendrán una dinámica. Pero las grandes movidas serán en otras áreas.

1.Ampliar la banda

Rafael Orduz, presidente de ETB, advierte que la empresa está lista para librar no sólo la batalla de Bogotá, donde estará buena parte de los nuevos usuarios de banda ancha, sino en otras ciudades. "Estamos invirtiendo más de 400 millones de dólares en infraestructura en los próximos años -le dijo a SEMANA-. Queremos tener como mínimo el 35 por ciento de los más de dos millones de nuevos suscriptores que deberán ingresar a este segmento en los próximos tres años".

Lo mismo dice Telefónica-Telecom, que invertirá 690 millones de dólares en redes y tecnología. "Al igual que ocurrió en los celulares, en los que el grueso de colombianos veían muy distante tener un aparato, los colombianos verán que tener banda ancha y disfrutar de todos los servicios es algo fácil", dijo Alfonso Gómez, presidente de esa empresa.

2 La televisión paga

En 2007 también se librará una intensa competencia por la televisión por suscripción. Telefónica espera obtener, a través de Colombia Telecomunicaciones, una licencia de televisión satelital y entrar a competir directamente con Directv, e indirectamente con TV Cable y Telmex. Este negocio aún tiene baja penetración en Colombia.

Telefónica busca repetir el esquema que ha implantado en otros países: prestar telefonía y servicios de banda ancha a través de fibra óptica y líneas de cobre, y dar un paquete completo, sumando la televisión, a través de una señal satelital. Esto le permite no sólo aumentar la facturación a través de los 2.300.000 usuarios de la antigua Telecom, sino acceder a nuevos mercados.

Es de recordar que Telmex compró Cable Pacífico y Superview, y en 2007 hará todo lo posible por extender sus servicios por el país. A esto se suma la llegada de TV Cable al negocio de telefonía fija y la ampliación del servicio de EPM a otras ciudades.

3La tercera es la vencida

En 2007 se decide la prórroga por 10 años más para la operación de los canales privados, que están desde 1998 en manos de RCN y Caracol. La Comisión Nacional de Televisión deberá definir el valor que deberán pagar por los nuevos 10 años y las condiciones bajo las cuales los canales deberán prestar este importante servicio. Algunos sectores han manifestado su preocupación por el tipo de televisión y de información que han desarrollado estos canales, y creen que la Comisión debe ponerles algunos límites.

La Comisión también deberá definir las condiciones para abrir uno o más nuevos privados. Desde ya se avecina una dura puja. Por un lado, los canales privados tratarán de frenar la entrada de nueva competencia, o por lo menos, de pagar lo menos posible por la prórroga, algo que compite con la necesidad del gobierno de obtener recursos para financiar la operación de la televisión pública. Por el otro lado, ya hay empresas y grupos interesados en entrar a la televisión nacional. El Tiempo, el grupo Prisa de España, RTI Televisión y hasta el magnate mundial de los medios Rupert Murdoch, entre otros, suenan para entrar por la puja del nuevo canal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.