Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/11/2009 12:00:00 AM

Sólo se recibe efectivo

En los últimos años, en Colombia, se ha presentado un fenómeno que va en contravía de la modernización bancaria: la gente sólo quiere manejar efectivo. Las estadísticas muestran que desde 1998 el efectivo ha aumentado notablemente, en contra de otros instrumentos de pago como los cheques, las tarjetas de crédito y débito o los medios electrónicos. Hace 10 años el efectivo representaba menos del 50 por ciento de los depósitos en cuentas corrientes y de ahorro, pero ahora se acerca al ciento por ciento, algo que tiene muy preocupados a los banqueros. Más efectivo en la economía resulta engorroso para todos. Para el Banco de la República que tiene que producir y transportar los billetes y monedas; para los bancos comerciales que tienen que contarlos, clasificarlos, verificar su autenticidad y para los usuarios que se exponen a mayores riesgos de robo y pérdida. Es como volver a la prehistoria bancaria, dice la presidenta de la Asobancaria, María Mercedes Cuéllar.

Según el ex codirector del Banco de la República, Antonio Hernández Gamarra, la existencia del gravamen a las transacciones financieras (hoy en 4 por 1.000) que se paga sobre los retiros de cuentas bancarias, exacerbó la preferencia por el uso de ese medio de pago, lo que ha generado una serie de costos e ineficiencias. Esta semana en Cartagena expertos nacionales e internacionales analizarán el problema, en el encuentro sobre sistemas y medios pagos como herramientas de desarrollo, organizado por la Asobancaria.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.