Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/6/2009 12:00:00 AM

¡Sorpresa! la inflación bate récord por baja

En Índice de Precios al Consumidor se sitúa en lo corrido del año en 1,98 por ciento, una marca histórica. ¿Qué pasará en la negociación del salario mínimo?

Desde que el país tiene estadísticas no se había visto una inflación tan baja como la actual. En lo que va del año, hasta octubre, los precios al consumidor en Colombia sólo han subido 1,98 por ciento y en los últimos doce meses, como prefieren medir los analistas, va en 2,72 por ciento. Octubre fue un mes históricamente bajo: los precios cayeron 0.13 por ciento, un dato que no esperaba el mercado.

Sin duda se trata de una excelente noticia para el país. El 2009 podría terminar con una inflación de alrededor del 3 por ciento, dos puntos por debajo de la meta que se había fijado el Banco de la República, que era de 5 por ciento.

Significa además, que el país llegó, más rápido de lo previsto, a la meta de largo plazo a la que aspiraba. Así sea por efecto de la desaceleración de la economía, pero hay que reconocer que un bajo nivel de inflación como el actual tienen consecuencias muy positivas para los consumidores. Es mantener el poder adquisitivo de las familias. Como dice el ex ministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo, la inflación alta es un impuesto perverso que afecta en mayor medida a los pobres, pues hace que se esfumen sus salarios e ingresos.

Este año, en la caída de la inflación han tenido mucho que ver alimentos. Entre enero y octubre estos han variado 0,13 por ciento. Es decir, prácticamente no ha habido inflación de alimentos en el 2009. Y hay que recordar que el año pasado, en este mismo período, este grupo de gastos presentaba una variación del 11,4 por ciento.

El gobierno está contento y el Banco de la República mucho más pues este será su gran trofeo en el 2009.

Pero ¿qué pasará el próximo año? Aunque los expertos pronostican que el fenómeno de El Niño se mantendrá bien entrado el 2010, y esto, obviamente hará subir el precio de los alimentos y pese a que los analistas pronostican que la economía comenzará a crecer y la demanda a recuperarse, el Banco de la República cree que la inflación seguirá baja. La meta fijada para el próximo año es de 3 por ciento, en un rango entre 2 y 4 por ciento. El gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, cree que habrá un aumento temporal del precio en el primer semestre del año, pero en la segunda mitad del 2010 se podrá corregir.

Ahora bien, esta coyuntura histórica de bajos precios se presenta en el momento en el que se está negociando el incremento del salario mínimo para el 2010. Esto le añade un elemento nuevo que puede complicar las negociaciones ya de por sí tensas. No hay que olvidar que la inflación causada y la proyectada son los puntos de arranque de la negociación.

El presidente de la CUT, Tarsicio Mora, le dijo a Semana.com que los trabajadores este martes se sentarán en la mesa de concertación nuevamente, con pocas esperanzas, pues ya los gremios empresariales han expresado su posición de un incremento entre el 3 y 4 por ciento, una cifra similar a la que el gobierno está contemplando.

Los trabajadores llevan una propuesta, según Mora, de IPC más 5 puntos, lo que significa un 8 por ciento, aproximadamente. Para las centrales obreras no solo es importante el incremento porcentual sino que han pedido que el gobierno congele los precios de los bienes que son regulados, como combustibles y servicios públicos.

La discusión salarial se vislumbra más compleja que de costumbre porque, además está acompañada de las dificultades que han tenido las empresas este año. Durante el 2009 muchas compañías han efectuado recortes en las nóminas y algunas han bajado el salario a sus trabajadores para evitar llegar a nuevos despidos. Esta consideración hará parte, seguramente de los argumentos empresariales.

La CUT afirma que hacer un balance sobre a quién le ha ido más mal en esta crisis económica, los trabajadores resultan más afectados. “No es posible pedirles a ellos la cuota de sacrificio”. Mora trae a cuento cómo las normas de flexibilidad laboral en lugar de aumentar el empleo lo que han hecho es desfavorecer a los trabajadores.

Sin duda, este es un debate para largo. Ricardo Bonilla, investigador del Centro de Investigaciones para el Desarrollo (CID) de la Universidad Nacional de Colombia le dijo a Semana.com que hay que buscar el equilibrio para que los trabajadores no siempre sean los más afectados, pero que esto hay que hacerlo paulatinamente. “Pero no creo que el incremento esté más allá del 4 por ciento”, dice.

Para el decano de Economía de la Universidad de los Andes, Alejandro Gaviria, hay que tener en cuenta que ya la baja inflación de alguna manera les ha ayudado a los trabajadores en su poder adquisitivo. El año pasado la circunstancia fue mucho peor, porque la inflación fue más alta y se comió el incremento salarial. Gaviria cree que un 5 por ciento de aumento podría ser razonable en esta ocasión, para que las familias tengan un ingreso disponible. Esto podría estimular el consumo, lo que tiene un efecto importante para mover la economía el próximo año.

En síntesis, el tira y afloje este año por el mínimo estará complicado. No hay muchas esperanzas de que se logre una concertación y aunque falta todavía un mes para que termine la negociación, las apuestas se inclinan a que nuevamente será el gobierno el que termine fijando por decreto el incremento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.