Sábado, 21 de enero de 2017

| 1996/12/02 00:00

SUENA MAL

SUENA MAL

La compañía inglesa PolyGram, la más grande de la industria de la música, decepcionó a sus accionistas la semana pasada cuando les anunció que sus resultados financieros este año serían peores de lo presupuestado y que era necesario un plan de reestructuración de algunas de sus marcas de discos, como Motown, con un costo total de 90 millones de dólares. La desilusión se hizo evidente con la caída de las acciones, cuyo valor bajó 25 por ciento en un año. Lo grave es que todos esperaban buenas noticias, pues tres meses antes PolyGram les había dicho que habría importantes lanzamientos y que el año sería de progreso. Pero resulta que el gran éxito programado para diciembre, que era el último disco de U2, fue postergado para 1997 por petición del grupo. Y, así, la compañía no pudo alzar cabeza.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.