Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/25/2011 12:00:00 AM

Tarjeta amarilla

Superada la dramática derrota en la final contra Nacional, ahora La Equidad enfrenta una delicada situación como empresa, por su relación con SaludCoop.

Sin haber pasado aún el trago amargo de la derrota en la final de hace una semana frente a Atlético Nacional, el joven equipo La Equidad Club Deportivo tiene ahora un reto más difícil que ser campeón: depurar algunas fallas administrativas y convertirse en sociedad anónima, porque de lo contrario su futuro en el fútbol está en peligro.

Este equipo quedó mal parado hace mes y medio, cuando comenzó la crisis de la salud y salieron a relucir sus relaciones con la intervenida SaludCoop EPS, su mayor patrocinador. Es decir, no solo se ganó titulares de prensa por sus resultados deportivos, sino por haber sido destino de recursos provenientes de la salud.

Según sus estados financieros, en 2010 el club recibió por patrocinio 8.850 millones de pesos. De estos, SaludCoop EPS aportó 160 millones de pesos; FundaCoop y Epsifarma (controladas por SaludCoop) dieron 640 millones de pesos, mientras que otras cooperativas que tienen vínculos comerciales con la EPS intervenida entregaron 3.200 millones. Además de los aportes del grupo solidario, que están en la mira de las autoridades, la ETB y la Lotería de Bogotá patrocinaron al equipo con 350 millones de pesos el año pasado. A su vez, la aseguradora le entrega al club 4.500 millones y su nómina vale al mes 1.100 millones de pesos.

Pero hay más. Históricamente, la mayoría de los equipos en el país han asumido un modelo de contratación que les permite eludir los pagos a los que por ley tiene derecho todo trabajador. Por ejemplo, legalizan un salario mensual de tres millones de pesos con un jugador, cuando en realidad este recibe veinte millones a través de aportes de publicidad. Así, disminuyen los pagos parafiscales, de pensión y salud, y prestaciones legales.

Carlos González Puche, presidente de Acolfutpro, la Asociación de Futbolistas Profesionales en Colombia, dice que "es lamentable que La Equidad haya asumido tan rápido estas viejas costumbres". Y no solo porque por mandato de la FIFA todos los equipos están obligados a tener un único contrato laboral con sus jugadores, sino también porque la Ley 1393 en su artículo 30 establece que hay elusión cuando se exime más del 40 por ciento de un contrato salarial. "Nadie puede recibir pagos publicitarios cuando es subordinado laboralmente", explica Puche.

Clemente Jaimes, presidente del plantel y de la aseguradora, defiende lo que ha hecho la empresa:"SaludCoop ha utilizado al club La Equidad porque es un efectivo medio de publicidad y la ley se lo permite", dice y aclara que, con respecto al modelo de contratación, los pagos por publicidad no salen de la contabilidad del equipo, sino de la aseguradora.

Aunque deportivamente los resultados son de admirar, en lo administrativo se deben corregir situaciones. La siguiente jugada del equipo, con apenas cinco años en el torneo profesional y tres subtítulos, será convertirse en sociedad anónima en un par de meses con el mismo modelo que ya funciona en Millonarios. No solo ganará autonomía en sus decisiones: también se blindará de quedar en fuera de lugar ante señalamientos o vínculos con temas ajenos al deporte.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.