Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1997/09/29 00:00

TERMODORADA

Próximamente comenzará a operar la primera planta independiente de generación de energía desarrollada por una empresa privada colombiana.

TERMODORADA

En pleno apogeo del fenómeno del 'Niño' en Colombia surge una excelente noticia para la zona cafetera del país. La puesta en marcha de las turbinas de la planta de Termodorada en las próximas semanas aumentará la disponibilidad de energía en el eje cafetero y marcará un hito en la historia de la industria eléctrica en Colombia. Por primera vez capital privado y tecnología financiera, netamente nacionales, se han unido para sacar adelante un importante proyecto de generación eléctrica en el país. La idea de desarrollar el plan nació hace un par de años, cuando el Estado colombiano decidió abrir el sector eléctrico del país al capital privado. Ante la oportunidad creada por este cambio regulatorio el grupo encabezado por Julio Carrizosa Mutis _accionista mayoritario de Granahorrar y uno de los mayores constructores del país_ decidió incursionar en la industria de generación de electricidad en Colombia. Para tal propósito optó por aliarse con la Central Hidroeléctrica de Caldas _Chec_ para desarrollar un proyecto de generación de energía térmica en la zona cafetera. Hoy, ya es una realidad. Termodorada, que requirió una inversión cercana a los 36 millones de dólares y es gerenciada por Uriel Salazar, está lista para añadir 50 megavatios de capacidad a la base generadora del país. Antonio Uribe, socio de la firma Uribe Isaza y Cía., que ha asesorado al Grupo Carrizosa en todo el proceso, afirma que el proyecto es pionero en Colombia en varios aspectos. Por una parte, es singular en que es el primero en el país que se hace sin garantía del Estado. Esto quiere decir que el gobierno colombiano no ha adquirido ningún compromiso financiero en torno de este proyecto. Además, es el primero de generación eléctrica liderado por una empresa privada colombiana que se realiza en el país. Hasta ahora todas las centrales eléctricas habían sido desarrolladas por entidades estatales o compañías extranjeras. Finalmente, entre las plantas a gas que usan la misma tecnología de generación _la de ciclo simple_ es la más eficiente en Colombia. Según Bernardo Medina, colega de Uribe, el proyecto también es muy novedoso en materia financiera. Se trata del primero de generación eléctrica en Colombia estructurado bajo la modalidad de project finance por banqueros colombianos. La estructuración financiera se basa en un contrato de compra de electricidad a 15 años firmado con la Chec. Por la duración de este contrato, la Chec se compromete a comprar toda la disponibilidad de energía de la planta. En una operación de project finance, como la de Termodorada, toda la financiación se hace a nivel del proyecto y no de sus promotores y la única garantía que tienen los acreedores es el proyecto en sí el cual está respaldado por el contrato de compra de capacidad eléctrica. La entrada en operación de Termodorada es una excelente noticia para el país, pues la dependencia de su infraestructura generadora en los recursos hídricos la hace muy vulnerable a las fluctuaciones del clima. Además de contribuir a alejar la posibilidad de que un racionamiento como el de 1992 se repita, Termodorada demuestra que con capital y tecnología financiera colombianas sí se puede.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.