Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1998/05/18 00:00

TIERRA DE GIGANTES

Acaban de nacer algunos de los colosos que dominarán el negocio financiero mundial en el siglo XXI.

TIERRA DE GIGANTES

Las últimas dos semanas fueron sin duda las más agitadas de que se tenga memoria en materia de fusiones y adquisiciones en el sector financiero internacional. En un plazo de menos de ocho días se anunciaron tres fusiones entre entidades financieras norteamericanas por un valor total de más de 170.000 millones de dólares. Dosde estos negocios las fusiones entre Citicorp y Travelers Group y BankAmerica y NationsBank no sólo representan las mayores transacciones corporativas de la historia sino que además darán lugar, respectivamente, a la institución financiera más grande del mundo Citigroup y al primer banco de Estados Unidos por volumen de activos BankAmerica. Más allá del colosal volumen de las mismas, los expertos coinciden en que reflejan algunas de las tendencias que marcarán la pauta en el sector financiero internacional en los años por venir y que además serán determinantes en la constitución del mapa competitivo de esta actividad a en el siglo XXI.
Hasta hace unos meses la integración de Salomon Brothers, Citibank y Travelers Group, líderes mundiales en banca de inversión, banca comercial y seguros, respectivamente, en una sola entidad hubiera parecido imposible. Después de todo una operación de este tipo no sólo implica integrar tres monstruos con actividades y culturas radicalmente diferentes, sino que además enfrenta obstáculos regulatorios importantes. En Estados Unidos, el Glass Steagall Act, aún vigente y promulgado por el Senado estadounidense en 1933 en medio de la Gran Depresión para proteger a los ahorradores norteamericanos de los posibles abusos de los grandes banqueros, prohíbe el que una misma entidad pueda desarrollar las tres actividades antes mencionadas. Sin embargo, el pasado lunes 6 de abril, los presidentes de Travelers Group empresa que hace solo unos meses adquirió a Salomon Brothers para fusionarla con su unidad de banca de inversión Smith Barney y de Citcorp compañía matriz de Citibank desafiaron la sabiduría convencional y los límites de la regulación norteamericana, con el anuncio de que habían llegado a un acuerdo para fusionar sus compañías. El resultado: Citigroup, la institución financiera más grande del mundo con 697.500 millones de dólares en activos cerca de 10 veces el total de activos del sector financiero colombiano , ingresos anuales por 48.700 millones de dólares, una capitalización bursátil cercana a los 140.000 millones de dólares y un número estimado de 100 millones de clientes en una centena de países.

La apuesta
Los ejecutivos, Sandy Weil, nacido en Brooklyn de una pareja de inmigrantes judíos y quien construyó a Travelers prácticamente de la nada en sólo dos décadas, y John Reed, quizás el banquero más influyente del mundo, le están apostando a que las restricciones del Glass-Steagall, que se han ido relajando en los últimos años, se eliminarán en el futuro cercano y Estados Unidos pasará a tener un sistema de banca universal similar al que existe en otros países desarrollados. De ser esto así, piensan estar mejor posicionados que nadie para dominar un mundo donde los servicios de banca de inversión, crédito y seguros se prestarán bajo un mismo techo. Su visión estratégica es maximizar dentro de la nueva organización el cross-selling o venta cruzada de productos. Es decir, vender seguros, fondos de inversión y servicios de asesoría financiera de Travelers y Salomon Smith Barney a los clientes del Citibank, y los productos de crédito del banco a clientes de sus instituciones hermanas. Aunque este tipo de esquemas son nuevos en Estados Unidos y las pocas veces que se han intentado no han tenido éxito, nunca han sido aplicados a instituciones de esta magnitud ni por entidades líderes a nivel global en los diferentes segmentos. Además, los ejecutivos piensan apalancar la red internacional del Citibank para convertir al Citigroup en una franquicia global tan conocida como Coca-Cola. Los mercados de capitales parecen estar pensando que si hay una dupla que puede realizar este objetivo es la de Weill y Reed, como lo demuestra el comportamiento de las acciones de Citicorp y Travelers, las cuales saltaron 26 por ciento y 18 por ciento, respectivamente, el día siguiente del anuncio.
La noticia de la fusión mandó ondas de alerta a través de todo el sistema financiero norteamericano. Una semana después, el pasado lunes 13 de abril, desde el mismo hotel de Manhattan, Bank- America y NationsBank por una parte, y Banc One y First Chicago por otra, anunciaron que se fusionarían para formar, respectivamente, el primero y el cuarto bancos más grandes de Estados Unidos. El nuevo BankAmerica tendrá activos por 570.000 millones de dólares y 5.000 sucursales. Los expertos esperan que otros bancos como el Chase Manhattan y JPMorgan y firmas de banca de inversión como Merrill Lynch comiencen a considerar seriamente nuevas alianzas. Al fin y al cabo todo parece apuntar a que las finanzas del siglo XXI las dominarán los jugadores con masa crítica y presencia global que puedan ofrecer eficazmente a sus clientes toda la gama de servicios financieros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.