Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/30/2011 6:00:00 PM

TLC: dos pasitos pa'lante, un pasito p'atrás

Por una pelea de política interna, los 11 miembros republicanos del Comité de Finanzas del Senado no se hicieron presentes cuando iba a producirse la primera votación del tratado.

Dos pasitos pa'lante, un pasito p'atrás. Así va el TLC en el Congreso de los Estados Unidos, según se pudo comprobar esta misma tarde a las tres en punto (una hora menos en Colombia) con lo que sucedió en el Comité de Finanzas del Senado norteamericano.
 
Todo estaba previsto según una convocatoria del pasado martes que había difundido el presidente del comité, el senador demócrata Max Baucus, con el propósito de que hubiera una votación simulada (lo que en inglés se conoce como 'mock mark-up') sobre dos temas esenciales.
 
El primero lo componían tres TLC: los que se han firmado con Colombia, Corea del Sur y Panamá. Y el segundo, el programa de Asistencia de Ajuste por el Comercio (TAA por sus siglas en inglés), que compensa económicamente a quienes pierden el empleo como consecuencia del comercio internacional.
 
Estas votaciones simuladas constituyen un proceso muy común en Estados Unidos y tienen por objeto que la Casa Blanca sepa si un proyecto de ley cuenta con mayorías suficientes en el Senado y la Cámara.
 
La idea, en el caso de hoy, y lo que había generado gran expectativa, era que el presidente Barack Obama tuviera claro que tanto los TLC con Colombia, Corea del Sur y Panamá, así como el TAA contaban con respaldo necesario antes de enviarles el texto al Senado y a la Cámara.
 
Pero la cosa fue literalmente un fiasco. Justo cuando Baucus instaló la sesión a las tres de la tarde, ninguno de los 11 senadores del partido republicano se hizo presente. En resumidas cuentas, un boicot en toda regla.
 
Lo grave, además, es que si bien es cierto que en el Comité de Finanzas hay 13 senadores demócratas, lo que hace mayoría, era imposible votar pues la ley ordena que sólo puede haber una votación cuando al menos un miembro del otro partido se encuentra en el recinto.
 
Baucus, que tenía a su lado a senadores de la talla del excandidato presidencial John Kerry, mostró enseguida su decepción. “No es posible llevar a cabo la votación simulada porque los republicanos la boicotearon a pesar de que había un acuerdo bipartidista. Lo lamento. Me siento muy decepcionado”, dijo.
 
¿Por qué no acudieron a la sesión los republicanos? Por dos razones principalmente. La primera, porque consideran que los beneficios económicos del TAA benefician a los afiliados a los sindicatos, un bastión de los demócratas. Pero también porque Obama le tiró las orejas el miércoles al Congreso.
 
Fue en una rueda de prensa en la Casa Blanca, cuando el presidente se quejó del receso de mitad de año del que quieren gozar los congresistas. Y lo hizo con una dura comparación con sus propias hijas. “Malía y Sasha terminan sus tareas un día antes, y tienen 13 y 10 años. Nunca esperan a la noche anterior”, señaló.
 
Y dijo asimismo: “El Congreso podría hacer lo mismo. Yo he estado aquí en todas las crisis: en la de Afganistán, en lo de Bin Laden, en la crisis económica”. El tono de Obama era de una beligerancia que no se le conocía y que los analistas creen ha probado de cara a los comicios presidenciales del año entrante.
 
Lo cierto es que el episodio de hoy demuestra que el TLC terminó convertido en un rehén de las disputas entre el gobierno demócrata y un Congreso donde los republicanos controlan la Cámara de Representantes y donde cuentan con una bancada importante en el Senado.
 
Y es que desde hace meses Obama decidió apoyar el acuerdo con Colombia a cambio de que los republicanos le aprueben el TAA, mientras que éstos decidieron votarle el TAA si él les envía formalmente los TLC. La realidad es tan absurda que hoy fueron los republicanos, partidarios de apoyar el tratado, quienes le pusieron zancadilla.
 
Lo indicó esta tarde el propio John Kerry. “Es irónico”, dijo.”Vine a respaldar un proyecto de ley que beneficia el comercio y que pretenden los republicanos, que nos critican supuestamente porque lo bloqueamos”. Charles Schummer, otro senador demócrata, fue más allá: “Nunca en 27 años había visto algo así”.
 
La pregunta es, entonces, qué va a pasar con el TLC, que fue suscrito el 22 de noviembre del 2006 en Washington y que avanza a trancazos. Lo más probable es lo que dijo Bill Nelson, miembro demócrata del Comité de Finanzas del Senado.
 
“Ahora que el Congreso decidió no tomarse un receso largo el 4 de julio, volveremos a trabajar el martes. Supongo que el senador Baucus citará a otra votación simulada”, subrayó al término de la reunión donde lo que hubo fue un boicot y una nueva demora para un TLC que está herido, pero vivo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.