Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/11/2006 12:00:00 AM

A toda máquina

Los grandes ganadores del TLC son los industriales colombianos.

Carambola total
Los industriales se encontraron una guaca con este tratado. El 99,9 por ciento de la producción colombiana llegará con cero arancel a Estados Unidos cuando entre en vigencia el TLC. El otro 0,01 por ciento se refiere a botas de caucho y atún enlatado que mantendrán algún impuesto durante 10 años. Estados Unidos enviará el 81,8 por ciento de sus productos industriales sin arancel. Se podrá exportar plásticos, cerámica, vidrios, piedras preciosas, electrodomésticos, muebles, juguetes y cueros.
En plata blanca: los empresarios nacionales duplican el mercado en Estados Unidos y reciben materias primas y maquinaria mucho más baratas.

Pymes en la jugada
El 90 por ciento de los insumos que usan las pequeñas y las medianas empresas (material metalúrgico, harina de trigo, papel e insumos químicos, entre otros) no tendrá impuesto. Además, el ciento por ciento de la producción del sector quedó desgravada para llegar a Estados Unidos. Quedan abiertas las puertas para los productos industriales remanufacturados, como maquinaria y otros bienes, que salen mucho más económicos.
Quedaron excluidos: calderas, compresores, motores pequeños, bombas hidráulicas que se seguirán remanufacturando con mano de obra colombiana.
A favor: no habrá importación de usados.

Papá gobierno
Colombia logró establecer que los contratos estatales inferiores a 125.000 dólares (unos 282 millones de pesos) se adjudicarán a pymes colombianas. Para montos superiores habrá licitación internacional. Se creó una comisión que hará seguimiento al impacto del TLC en las pequeñas y las medianas empresas.

Apretón laboral y ambiental
En una cosa sí quedarán apretados los industriales colombianos. Ninguna empresa podrá violar las normas laborales o ambientales para sacar provecho y mejorar sus costos de producción. A esto se le conoce como dumping laboral o ambiental.

Récord en velocidad
Las autoridades colombianas se comprometieron a establecer procedimientos ágiles para dejar atrás la tramitomanía aduanera y lograr procesos no superiores a 48 horas. Los envíos expresos se despacharán en un plazo inferior a seis horas.
¿Desde Cuándo?: máximo tres años.

A TODA TELA
Colombia no recibirá ropa usada de Estados Unidos. En cambio, se mantiene abierto el mercado estadounidense para los productos de confecciones, pero se adicionan textiles y productos de casa, como toallas, sábanas y cobijas.
Sabía que: los norteamericanos empezarán a usar vestidos de baño, panties, brasieres y calcetines Made in Colombia, pero elaborados con nylon europeo o asiático. Además, se permite uso de materias primas de terceros países que también cuentan con tratados comerciales, como Estados Unidos y Colombia. Llegarán de Estados Unidos materias primas con cero arancel, como índigo, telas de tejido plano en algodón, filamentos sintéticos y lycra.

Café de Colombia
Juan Valdez y Conchita siguen con acceso libre al mercado norteamericano, pero se establecieron medidas de protección para la marca Café de Colombia.

Carne en el asador
Colombia tendrá una cuota de 5.000 toneladas para exportar carne a Estados Unidos con cero arancel.
El pero: los requisitos que debe cumplir el país para evitar la expansión de enfermedades va ser un obstáculo y sólo en el quinto año llegarán las primeras piezas de carne colombiana.

Viajes y correos
Se mantendrá la figura de agencia comercial para las agencias de viajes y los courier. Ninguna empresa gringa de servicios podrá terminar unilateralmente un contrato con un prestador colombiano, sin antes pagar una indemnización.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.