Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1995/11/06 00:00

TODO ES POSIBLE

Para comienzos del próximo siglo los progresos en la industria de computadores harán que las más alocadas fantasías se conviertan en realidad.

TODO ES POSIBLE

LA ESCENA TIENE LUGAR en lo más profundo de la amazonia brasileña. En medio de la frondosa vegetación el chofer de un vetusto campero anuncia a sus pasajeros que se ha perdido en la espesura. "No hay problema", contesta una mujer que a los pocos segundos saca de su bolsa un computador personal del tamaño de una agenda. En pocas palabras explica que su máquina está dotada de un accesorio que le permite comunicarse directamente con un satélite, el cual identifica inmediatamente la posición geográfica de los exploradores y los ayuda a salir a una ruta conocida.
¿Alguna nueva película de ciencia ficción? No. Se trata simplemente de uno de los nuevos comerciales de la multinacional IBM en el que se anuncia una tecnología que, según los expertos, está a la vuelta de la esquina. Y eso es apenas el principio. Los conocedores aseguran que en el transcurso de los próximos 10 años el mundo de la informática va a seguir evolucionando a pasos agigantados, volviendo realidad ideas que antes solo se apreciaban en las películas futuristas o en las historietas de Dick Tracy.
"Hoy los teléfonos celulares o los discos compactos nos parecen lo más normal del mundo, pero no tenemos en cuenta que en 1985 estos inventos no se conocían", le dijo a SEMANA el brasileño Jean Paul Jacob, de Almaden Research. "Para el año 2005 los seres humanos vamos a estar usando herramientas que hoy suenan increìbles", agregó Jacob. Dentro de esta lista se encuentran las pantallas de cristal líquido de pocos centímetros de espesor que podrán reproducir con absoluta fidelidad cuadros de pintores conocidos; los libros en disco compacto; la posibilidad de comunicarse desde y hacia cualquier lugar del mundo desde una estación móvil, e incluso la aparición de nuevas formas de entretenimiento como la realidad virtual y la televisión interactiva.
Todo eso va a ser posible gracias al desarrollo de la industria de los computadores, la cual continúa avanzando a pasos agigantados. Estas máquinas, que hace apenas 15 años eran pieza exclusiva de un puñado de expertos, son hoy en día una herramienta indispensable en múltiples actividades. Según Donald Haile, un alto ejecutivo de la IBM, existen 200 millones de usuarios de computadores personales en el mundo y 50.000 máquinas adicionales son vendidas cada día. Además existe una velocidad de cambio tal que la capacidad del computador se está duplicando cada 18 meses. La historia lo demuestra: el computador personal promedio que se vende en 1995 es, con un costo inferior, 30 veces más potente que el que estaba en el mercado en 1985.
Pero lo que viene puede dejar muy atrás esos avances. Buena parte de los esfuerzos de las compañías investigadoras se están concentrando en pantallas más livianas, que sean capaces de transmitir una imagen con la mayor fidelidad posible. Los primeros resultados sugieren que en poco tiempo habrá disponibles pantallas de hasta 60 centímetros que se podrán colgar como un cuadro. En la medida en que esa tecnología se desarrolle, los expertos anticipan la aparición del periódico y de los libros en 'tabletas', una especie de pizarrones de cristal líquido de poco peso y excelente calidad en la imagen. "Desde el punto de vista del lector, actualmente la calidad de un texto impreso en papel es cuatro veces superior a la de una pantalla de computador. Esa brecha va a desaparecer en pocos años", afirmó Haile de la IBM en un foro reciente que tuvo lugar en Sao Paulo, Brasil.
Todo eso se va a complementar con los servicios de información en línea que están creciendo vertiginosamente. "Nadie estaba preparado para la manera en la cual ha surgido el uso del Internet", comentó en Sao Paulo Ned Lautenbach, vicepresidente senior de la IBM. "Basado en el actual crecimiento exponencial, para el año 2000 esperamos que habrá más de mil millones de personas en línea", agregó. Esa cifra es 30 veces superior a la actual y abre también inmensas posibilidades. "Las noticias, los bancos de información, el acceso a las mejores bibliotecas. Todo va a pasar por redes como el Internet", sostuvo Jean Paul Jacob. "Eso sin hablar de la posibilidad de hacer compras, transferencias bancarias, reservas de avión o cualquier servicio similar", añadió.
Semejante perspectiva va a estar complementada por el desarrollo en la industria del entretenimiento. Los computadores multimedia, que además pueden recibir señales de televisión, ya se ofrecen en el mercado y son apenas la antesala de lo que viene. Algunos hablan de tener acceso a 2.000 canales de televisión diferentes o de intervenir desde sus casas en el desenlace de una serie o de una telenovela. Y los más solitarios verán desarrollarse los sistemas de realidad virtual que le permiten a una persona sumergirse en escenarios creados por computador.
La combinación de máquinas más potentes, de sistemas de comunicación móviles, de redes de información con millones de usuarios y de nuevas posibilidades de entretenimiento, es hoy una posibilidad real en vísperas del siglo XXI. Por eso no tiene nada de fantástico pensar que hasta en lo más profundo de la selva estará disponible la tecnología. Para abrir esa puerta solo será necesario tener a la mano ese aparato que se está convirtiendo en llave y herramienta indispensable: el computador.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.