Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/26/2011 12:00:00 AM

A todo vapor

Colombia llegará en 2012 a cifras récord en producción petrolera, con un millón de barriles, y de carbón, con 100 millones de toneladas. Vienen millonarias inversiones en este sector.

El desempeño de la economía colombiana seguirá dependiendo, en buena parte, del comportamiento de minas y energía, un sector que crece a tasas del 10 por ciento anual y que es una de las cinco locomotoras del plan de desarrollo del actual gobierno.

El aumento en la producción y en las exportaciones de petróleo, de carbón y de oro, los precios altos de estas materias primas en los mercados internacionales y la llegada de nuevos inversionistas confirman que el sector está viviendo una bonanza que les dejará millonarios recursos a las regiones productoras.

“La locomotora ya arrancó, es la que está más acelerada y está llegando a velocidad de crucero”, dice el ministro de Minas y Energía, Mauricio Cárdenas, quien señala que uno de los mayores desafíos del sector es mejorar la infraestructura de transporte, mediante la ampliación de la capacidad de los oleoductos actuales y el diseño de otros que conecten la producción del Meta con el sur del país. En gasoductos, se está pensando en ampliar la red que va desde Ballenas, en La Guajira, hasta Cartagena.

En petróleo, por ejemplo, el país está próximo a alcanzar una cifra récord de producción de un millón de barriles de crudo, de los cuales 750.000 corresponderán a Ecopetrol, que anunció inversiones por 8.477 millones de dólares en 2012. Estos recursos se destinarán a perforar 42 nuevos pozos, de los cuales seis se explorarán en la costa del Golfo de Estados Unidos y en Brasil.

Adicionalmente, se modernizarán las refinerías de Barrancabermeja y Cartagena y se destinarán partidas para los oleoductos Bicentenario y de Colombia con el fin de aumentar la capacidad de transporte de crudo, una de las grandes falencias del sector porque ya se copó la capacidad de los oleoductos y una parte del transporte del combustible debe hacerse por vía terrestre. El oleoducto Bicentenario requerirá inversiones por 4.200 millones de dólares y una capacidad de transporte de 450.000 barriles diarios.

El aumento en la producción petrolera va de la mano del alza en los precios internacionales del crudo –el barril de referencia WTI se mantiene alrededor de los 100 dólares–. Ecopetrol es cauto en su plan de inversiones porque lo hizo con un supuesto de un barril a 70 dólares.

En minas se espera nueva inversión extranjera. El 85 por ciento de la que está llegando al país es para minería y petróleo. Las inversiones que se deben hacer en los próximos cuatro años ascenderán a los 50.000 millones de dólares, provenientes en su mayoría del sector privado.

En carbón, Colombia pasará el próximo año de pruducir 80 a 100 millones de toneladas ante los mayores desarrollos de los proyectos de El Cerrejón y la Drummond. El problema aquí también es de infraestructura porque está igualmente copada la capacidad de transporte y se necesita ampliar las líneas férreas.

En oro, el país tiene un gran potencial: la producción actual es de 53 toneladas y se espera que llegue a 75. Gracias al impulso de los precios internacionales, las exportaciones del metal superarían los 2.600 millones de dólares en 2012, el doble de las exportaciones de café. A la espera de licencias ambientales para comenzar a producir están proyectos como Gramalote, en Antioquia; Cañaveral, en La Guajira; la Colosa, en Tolima, y Marmato, en Caldas, entre otras.

En el sector eléctrico, el gobierno considera que el país está preparado para convertirse en un exportador de energía. El objetivo es aprovechar la capacidad hidroeléctrica para sacar adelante los grandes proyectos como Ituango, Sogamoso y el Quimbo y hacer microcentrales.

El potencial en el sector minero energético es muy alto. De cómo el país pueda aprovechar los millonarios recursos que dejará este auge, de tener instituciones fuertes que estén pendientes del buen aprovechamiento de los recursos sin afectar el medio ambiente y de cómo se logra un recaudo justo de impuestos dependerá que esta locomotora no se descarrile en el camino.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.