Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/23/2017 10:15:00 PM

Siete claves empresariales

José Alberto Vélez relata en este libro el proceso de transformación de Cementos Argos, que llevó a una compañía de origen colombiano a participar en las grandes ligas internacionales. Las siguientes son algunas reflexiones, fruto de su experiencia al frente de esta organización.

1. Crear valor: es quizás el reto más complejo al que se puede enfrentar una empresa en la actualidad, en cualquier lugar del mundo, sin importar el sector productivo al que pertenezca o si es pública o privada. Crear valor requiere de una firme decisión de cambiar la forma de hacer las cosas en el presente de cara a realizarlas mejor en un futuro. Se trata de un desafío apasionante para directivos y equipos de trabajo porque invita a pensar fuera del molde y crear escenarios para un mejor porvenir de las compañías y de las sociedades en las que influyen. Las compañías que no reflexionan sobre su futuro de forma constante corren el riesgo de estancarse, verse desplazadas o desaparecer.

2. Innovación con audacia: no hay que esperar a que suceda algo que amenace directamente la supervivencia de la empresa para reaccionar, ni a que se den los eventuales escenarios de competencia. En la actualidad, es imposible confiar en que las industrias continuarán iguales para siempre, que la demanda de los productos y servicios que ofrecen se mantendrá estable o que estos no serán reemplazados por otros nuevos. De donde menos se espera surgen los elementos disruptores. Hoy una compañía no puede ver solamente los desarrollos e innovaciones que hacen sus competidores cercanos. Las oportunidades en un mundo donde la tecnología marca el ritmo de los cambios surgen de todas partes, y en lugar de esperar a que ocurran, estos pueden suscitarse si se actúa con audacia.

Le puede interesar: ¿Cuál es la verdadera razón de la caída del bitcóin?

3. La orquesta: una empresa está compuesta por varios integrantes, cada uno con una función y capacitación específicas. Se necesita que cada uno haga su parte individual muy bien, para que la suma de todas las partes sea armoniosa, esté acompasada y la orquesta suene como un solo conjunto. En una empresa, un estilo de dirección novedoso, con sentido de unidad, que logre dejar a un lado las individualidades y piense en conjunto, le da a la organización un horizonte de crecimiento ambicioso, disruptivo y sostenible en el tiempo.

4. En medio de la incertidumbre: tomar decisiones en medio de la duda es de los retos más complejos y a la vez más apasionantes a los que se enfrenta un empresario o los directivos de una compañía, dice José Alberto Vélez. Aunque todo proceso novedoso genera grandes interrogantes acerca de los resultados que se obtendrán, debe primar la convicción de iniciar el cambio cuanto antes sin esperar a tener un libreto de cómo se podría hacer. El proceso de fusión de ocho cementeras –independientes y con culturas diferentes– que dio lugar a Cementos Argos es un buen ejemplo de ello.

5. Conversaciones estratégicas: se trata de una metodología o ejercicio de intercambio de ideas entre las personas con un facilitador externo, en la que se expresan las visiones de los participantes sobre el futuro de la empresa. No se trata de un proceso de planeación estratégica, en el que solo participan altos ejecutivos. La conversación estratégica es un espacio sin jerarquías, en el que un grupo ampliado de personas de todos los cargos puedan opinar y aportar sobre temas puntuales que se ponen sobre la mesa para su discusión.

Le sugerimos: Tres lecciones que el mundo puede aprender de los problemas que vive la economía de Japón

6. Sostenibilidad: es un concepto más amplio que la tradicional responsabilidad social empresarial (RSE). Este es un camino de crecimiento y perdurabilidad del negocio, teniendo en cuenta todos sus grupos de interés de una manera holística. La sostenibilidad abarca tres dimensiones: económica, ambiental y social; todas tienen la misma importancia y pesan de igual manera en la toma de decisiones. Antes, en el enfoque de la RSE era frecuente mirar primero lo económico, descuidando los otros elementos. Ahora, se exige un equilibrio.

7. Talento humano: es fundamental la manera como la empresa cuida a su personal. Para recorrer un nuevo camino empresarial hay que empezar por reconocer a los empleados como el alma de toda organización, con derechos y deberes, en un plano de igualdad y mutua colaboración. Hay que explorar caminos de entendimiento con todos los colaboradores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?