Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/23/1998 12:00:00 AM

TRES SON SUFICIENTE

Las tasas de interés comenzaron a subir y podrían hacerlo más para proteger el peso.

la semana pasada la atención de todos los agentes económicos del país estuvo concentrada en el precio del dólar y las tasas de interés. No era para menos. Después de meses de tensión, durante los cuales el precio del dólar había subido hasta el punto de amenazar con una devaluación muy fuerte, el viernes 13 de febrero la Juntadel Banco de la República decidió quitarle liquidez a la economía y aumentar sus tasas de interés con el fin de incentivar el ahorro en el país y desestimular la compra de divisas. El día anterior, el Banco de la República había vendido cerca de 100 millones de dólares. Para evitar que la tendencia continuara los miembros de la Junta Directiva del Emisor subieron en tres puntos el corredor de la banda de sus tasas de interés, que se encontraba entre el 20 y el 27 por ciento, y lo dejaron entre el 23 y el 30 por ciento.
La medida, en opinión de algunos críticos, llegó un poco tarde. Entidades como Anif y Fedesarrollo llevaban meses recomendando un incremento en las tasas de interés, pero al parecer solo las operaciones cambiarias de esos dos últimos días prendieron las alarmas en el Banco de la República. Lo cierto, sin embargo, es que la decisión de la Junta demostró que las autoridades monetarias no estaban dispuestas a soltar la banda cambiaria. Y ese, según sus miembros, era el mensaje que querían transmitir. Para sorpresa de todos, el mercado cambiario siguió muy agitado el lunes 16. Ese día el Banco de la República tuvo que vender cerca de 133 millones de dólares, una cifra demasiado alta para un mercado al que se le había enviado la señal de reducir la especulación con divisas. Pero las mismas autoridades sostuvieron que en un solo día cualquier análisis resultaba prematuro. Las tasas de interés comenzaron a subir el lunes, pero según los expertos su impacto no es inmediato. Mientras el jueves 12 de febrero la máxima tasa interbancaria había sido del 24,5 por ciento, el lunes 16 las entidades negociaron entre sí con un interés efectivo anual del 30 por ciento. Con el paso de la semana, el mercado comenzó a reaccionar, no hubo venta de dólares por parte del Banco, y el jueves la tasa interbancaria terminó en 26,78 por ciento. Los efectos sobre el precio del dinero tampoco se hicieron esperar, pues el DTF terminó la semana en alza.

Todavía falta
Hasta el viernes de la semana pasada los resultados eran positivos, pero algunos analistas consideran que el gobierno y la Junta se verán obligados a revisar esta medida dentro de unas dos o tres semanas, pues para ellos un incremento de tres puntos en el corredor de las tasas de interés no es suficiente para castigar la especulación e incentivar la demanda de pesos y la Junta del Banco ha sido clara en que va a proteger la banda cambiaria cueste lo que cueste. En palabras del ministro de Hacienda, Antonio José Urdinola, "con todo lo que sea necesario". Y eso no dejará de tener un costo en otros sectores.Como sucede siempre con las decisiones económicas, cuando se corrige por un lado, otro se afecta. Como dice Armando Montenegro, presidente de Anif,"no se puede hacer tortillas sin romper los huevos", y en esta oportunidad ya hay críticos que están advirtiendo sobre los riesgos de un incremento muy alto en las tasas de interés. La mayoría considera que aún hay espacio para aumentarlas tres o cuatro puntos más, pero también es claro que si se encarece el costo del dinero puede disminuir la inversión y bajar la demanda de crédito, situación que no es favorable, menos ahora cuando empieza la reactivación económica después de un período recesivo.
Otra posible salida, que también afectaría el costo del dinero, sería cerrar definitivamente la ventanilla de los repos, es decir, de los títulos con los cuales el Banco de la República le inyecta liquidez al sistema. Algunos miembros de la Junta del Banco de la República allegados al gobierno no se muestran muy partidarios de esta solución. La decisión de cerrar la ventanilla de repos a plazos mayores a un día, como efectivamente lo decidió la Junta del Banco el mismo viernes 13, permite, según ellos, controlar el movimiento diario, y evitar así que las tasas de interés interbancarias lleguen a cifras del 50 por ciento, situación que se presentaría si se llegara a cerrar definitivamente la ventanilla.Hay quienes consideran que además de las medidas que pueda adoptar el Banco, hay otros factores que también incidirán sobre el incremento en las tasas de interés. Para Javier Fernández Riva la demanda de crédito que ha repuntado, el ahorro financiero que está creciendo cada vez más lentamente y la inflación que va a subir, encarecerán el costo del dinero.
Sean cuales fueren las decisiones futuras, lo único cierto es que las tasas de interés continuarán subiendo y aunque todos coinciden en que este incremento es necesario para evitar una crisis cambiaria, habrá que esperar unas dos o tres semanas para conocer si las medidas fueron efectivas o como dijeron alguno críticos, demasiado tímidas y demasiado tarde.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.