Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/06/04 00:00

Este es el túnel más largo del mundo

El túnel de San Gotardo, con 57 kilómetros de largo, es una pieza maestra de la infraestructura mundial que acercará a varios países de Europa. Ya rodó el primer tren bajo los Alpes.

La operación comercial arrancará en forma en diciembre de este año. Foto: A.F.P.

El pasado miércoles, Suiza inauguró oficialmente, en San Gotardo, el túnel ferroviario más largo del mundo. Con 57,1 kilómetros de largo, esta pieza maestra de la ingeniería destrona al Seikan en Japón cuya longitud es de 53,9 kilómetros.

El túnel de San Gotardo atraviesa el corazón de los Alpes para facilitar el transporte de mercancías y personas. Varias razones permiten señalar que se trata de un hito en la historia de la infraestructura de Europa. Por ejemplo, es el más profundo del mundo, pues en ciertos lugares baja a 2.300 metros. En total fue necesario extraer 28 millones de toneladas de rocas y tierra. No contiene curvas ni pendientes pronunciadas y los trenes recorren la distancia en 20 minutos.

Con esta nueva construcción podrán circular cerca de 260 trenes de carga y 65 de pasajeros diariamente. Los trenes de pasajeros cruzarán el túnel a una velocidad promedio de 200 kilómetros por hora y los de carga a 100. La velocidad máxima es de 250 kilómetros por hora para los primeros y de 160 para los segundos.

Gracias a la reducción de los tiempos de viaje, se acortarán las distancias entre las regiones de Suiza, al igual que Alemania e Italia. Solamente en la parte ubicada entre el sur de Alemania y el norte de Italia, más de 20 millones de personas se verán beneficiadas por el túnel.

Suiza financió esta megaobra, pero no la construyó por sí sola, sino por medio de una estrecha cooperación internacional. Tanto empresas como trabajadores de unos 15 países estuvieron involucrados en la construcción: las tuneladoras son alemanas, la empresa especializada en construir pozos llegó desde Sudáfrica y gran cantidad de ingenieros y mineros vinieron de Italia, Austria y los Balcanes. En un periodo pico, en la obra trabajaron hasta 2.400 personas.

El costo del túnel asciende aproximadamente a 12.300 millones de dólares. San Gotardo hace parte del proyecto de la Nueva Línea Ferroviaria Transalpina (NFTA), la construcción más grande realizada por Suiza. Comprende tres túneles: Lötschberg de 34,6 kilómetros, San Gotardo de 57 y Ceneri de 15,4, y varias vías de acceso. El primero opera desde 2007 y el del Ceneri comenzará a hacerlo en 2020. Suiza invierte 24.000 millones de dólares en la construcción de la NFTA, el equivalente del 3,5 por ciento de su producto interno bruto (PIB).

Cabe destacar que los suizos decidieron hacer este túnel en medio de un proceso democrático amplio. A partir de los años ochenta, el país se propuso realizar una política de transporte sostenible, destinada a migrar de la carretera al ferrocarril la mayor parte posible del tráfico alpino. Y, como es costumbre en ese país, la población aprobó esta política por medio de varios plebiscitos.

Se estima que una vez terminen las obras del túnel Ceneri y de las vías de acceso, el tiempo para el trayecto entre Zúrich y Milán será de 2 horas y 40 minutos, lo que significa una reducción de 60 minutos o el 25 por ciento (para el transporte de pasajeros); al mismo tiempo, los trenes de mercancías podrán cruzar los Alpes con mayor rapidez y menor número de locomotoras. El tráfico ferroviario será más eficaz y más fiable, el ferrocarril será más competitivo y el mercado interior europeo se verá reforzado. San Gotardo muestra a muchos países, como Colombia, que sí es posible pensar en grande y hacer realidad las obras.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.