Miércoles, 18 de enero de 2017

| 1994/07/25 00:00

TURISTA SATISFECHO...

Un vuelco en la política turística del país arranca con la venta inmediata de los hoteles Hilton, de Cartagena, y el Santa Mar.

TURISTA SATISFECHO...

LA VENTA DE LOS HOTELES DE LA CORPORAción Nacional de Turismo de Colombia se parece a la historia del pastorcito mentiroso. Al menos durante los últimos cinco años cada ministro de Desarrollo que llega anuncia la respectiva oferta pública. Pero con el correr de los días la cosa no pasa de eso, de ser sólo un anuncio. Sin embargo, el cuento está por cambiar. Antes de finalizar julio próximo los hoteles Hilton, de Cartagena, y el Santa Mar serán totalmente privados.
Y con esas transacciones estará poniéndose a rodar, definitivamente, la nueva política turística de Colombia que se basará en cuatro puntos fundamentales: promoción, financiación, desarrollo de proyectos turísticos y ecoturismo. Un cambio radical en las concepciones que por décadas han tratado de vender una cara amable de Colombia, a través de sus posibilidades de desarrollo turístico, y que han fracasado una y otra vez.
La nueva idea parte de un principio financiero importante. Con la venta de sus activos hoteleros, la Corporación de Turismo piensa conseguir unos 40 millones de dólares que serán el capital inicial de un Fondo de Promoción Turística, dinero que se colocará en una fiduciaria y que será intocable. Sus rendimientos, que mal invertidos pueden ser mínimo de cuatro millones de dólares al año, se utilizarán solamente en campañas de promoción de Colombia en el exterior y como ayuda a los fondos mixtos regionales de los departamentos para incentivar el turismo interno.
Hoy no se destina más de un millón de dólares para promover a Colombia ante el turista extranjero, mientras países como Malasia gastan 40 millones de dólares al año. Por eso se están cerrando las oficinas de promoción en el extranjero y de ahora en adelante ese trabajo será asumido, mediante contratos, por agencias internacionales especializadas. Su labor se dirigirá hacia países determinados y cubrirá desde el turismo social hasta el de lujo.
Pero como sin plata no se hace nada, por eso se decidió, de una vez por todas, sacar a la venta el Hilton y el Santa Mar, en la primera etapa del proceso, y luego otros 11 activos de Corturismo (ver recuadro). Se realizó una evaluación financiera global y la conclusión no dejó dudas. De todos esos activos apenas el Hilton es rentable, pero nunca en los montos deseados dada la inversión allí involucrada. En enero pasado, apenas Mauricio Cárdenas asumió el Ministerio de Desarrollo, decidió tomar como una de sus banderas el poner a andar estas directrices que siempre se quedaron sólo en enunciados.
Se actualizó el contrato de valoración de la Compañía Hotelera de Cartagena de Indias, propietaria del Hilton, con los expertos de Unibolsa; Fiduanglo; Uribe, Isaza Venture Capital, y Hospitality Valuation Services. La Compañía Hotelera fue avaluada en 33.9 millones de dólares y se decidió sacar a oferta pública las más de seis millones de acciones que la Corporación tiene en ella el 46.02 por ciento de su capital- en un martillo que tendrá como precio base 1.980 pesos por acción (valor para que participe el sector solidario en cumplimiento de las normas constitucionales).
El Hilton cuenta con 289 habitaciones, tiene una tasa promedio de ocupación del 70 por ciento y los restantes propietarios son la Corporación Financiera del Norte (23.47 por ciento), la Corporación Financiera del Valle (23.27 por ciento), Hilton International Co. (2.96 por ciento) y otros- socios minoritarios (4.38 por ciento). La deducción lógica del mercado es que el Grupo Santo Domingo (Corfinorte) y la Corfivalle (propietaria de la cadena de Hoteles Estelar) serán los principales contendientes por la parte que pondrá en venta la CNT.
El 18 de julio próximo tendrá lugar la oferta pública dirigida a la economía solidaria y la venta contará con financiación a través de una línea de crédito del IFI a cinco años, tasa de interés igual a DTF + 5, y con monto mínimo a financiar de 200 millones, de pesos y máximo equivalente al 60 por ciento de los activos por adquirir. El martillo de las acciones en remanente se verificará el 28 de julio.
Durante las dos próximas semanas saldrá a licitación pública el ciento por ciento de la propiedad del Hotel Santa Marta y Centro de Convenciones. Cuenta con 126 habitacines, con ampliación a 148, y está valorado en 11 millones de dólares. Después de ese procedimiento el Ministro de Desarrollo entrará en conversaciones con la gobernación de San Andrés y la comunidad de la isla para someter a su consideración una propuesta para desarrollar un hotel de lujo y centro de convenciones en el predio que hoy ocupa el Hotel El Isleño. El lote acaba de ser valorado en 14.310 millones de pesos y allí podría desarrollarse un proyecto de categoría internacional que daría un impulso importante al turismo departamental. Protuislas, sociedad propietaria de El Isleño, pertenece en un 53 por ciento a San Andrés y en 47 por ciento a la Corporación de Turismo.
Pero además de todo el proceso de venta de activos y las nuevas fuentes de promoción, a través del IFI se han colocado créditos por más de 10.000 millones de pesos en sólo los nuevos hoteles de Cartagena, en una nueva ofensiva para incentivar el desarrollo de proyectos turísticos. Mientras tanto Corturismo tiene en la mira la construcción de dos grandes complejos hoteleros: uno en Barú y otro en Pozos Colorados.
En la isla artificial se logró un acuerdo histórico entre Corturismo y los grupos Corona (Echavarría), Obregón y Santo Domingo para adelantar Playa Blanca Barú Beach, un plan congelado desde hace 25 años, que constará de cuatro hoteles uno A, cancha de golf, marina y muchas otras instalaciones turísticas. El primer borrador (ver plano) fue presentado por la firma estadounidense Wimberly Allison Tong & Goo, especializada en arquitectura y planificadora de unos 60 complejos en el mundo. Para este caso se creará una inmobiliaria que se encargará del diseño, mientras en Pozos Colorados una promotora, con participación de estamentos de Santa Marta, elaborará un gran centro turístico.
Finalmente el cuarto punto básico de la nueva política será el ecoturismo, que según aprobación del mismo Conpes contempla entregar en concesión áreas muy pequeñas en zonas adyacentes de los parques naturales para crear infraestructuras turísticas que deben cumplir con normas precisas de protección del medio ambiente. Los primeros pasos se darán en Gorgona, Parque Tayrona y Utría, en Chocó. En fin, pautas concretas que después de muchos años sin norte pueden llevar a que Colombia, de una vez por todas, pueda decir que turista satisfecho trae más turistas, como rezó un célebre eslogan de años atrás.

LA LISTA DE LOS QUE SIGUEN
La Corporación Nacional de Turismo (CNT) tiene otros activos que podrían pasar a manos privadas en muy corto tiempo:
SOCOTUR: la CNT tiene el 62.26 por ciento en la Sociedad Promotora de Turismo del Socorro.
INTURHUILA: es la Sociedad de Inversiones Turísticas del Huila. La CNT posee el 33.53 por ciento. Los otros propietarios son el departamento del Huila, el municipio de Pitalito, el Instituto de Cultura y Turismo del Huila.
TURNARIÑO: posee los hoteles La Cocha y Morasurco. Allí la CNT controla el 89.92 por ciento de la propiedad, el resto pertenece al departamento de Nariño, al municipio de Cumbal y al municipio de Pasto.
REFUGIO TURISTICO NEVADO DEL RUIZ: la CNT es propietaria del 75.13 por ciento de las acciones. El resto lo controlan el municipio y la Beneficencia de Manizales.
PROGIMAURA: dueña del Hotel Gimaura. La CNT posee el 83.26 por ciento y el resto pertenece al departamento de La Guajira y al municipio de Villanueva.
TURANTIOQUIA: la Sociedad de Turismo de Antioquia es propietaria de varios hoteles, paradores, una agencia y una licorera. En esas inversiones la CNT es propietaria del 13.47 por ciento. El resto lo controlan el departamento de Antioquia, el IDEA y algunos accionistas minoritarios.
EMPRESAS MUNICIPALES DE TURISMO DEL LIBANO: poseen el hotel Los Fundadores. La CNT es propietaria del 43 por ciento de las acciones.
Además, la Corporación es propietaria del Hotel Karhuma en Valledupar, participa con algunos derechos de fideicomiso en el Hotel Nueva Granada, de Bogotá, y posee el Lote Chavela, que se encuentra en las inmediaciones del Hipódromo de los Andes, como su sede social.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.