Sábado, 1 de noviembre de 2014

| 1992/04/27 00:00

UN CRUDO FUEGO

EN UN NEGOCIO DE 25 MIL MILLONES DE PESOS AL AÑO, LA REVERSIóN DE CUATRO CAMPOS PETROLEROS DESATA LA PUJA ENTRE 47 EMPRESAS NACIONALES Y EXTRANJERAS.

UN CRUDO FUEGO

EL SECTOR PETROLERO SIGUE DANDO DE que hablar. Esta semana el Gobierno revelará la lista de 17 empresas que precalificaron, entre 47 que se presentaron, para quedarse con la explotación cuatro campos petroleros que revierten a la nación entre noviembre de 1992 y noviembre de 1994. El asunto, además decrear un nuevo sistema de contratación de producción petrolera entre el Estado y los particulares, tiene como ingrediente interesante la posibilidad de que los inversionistas colombianos entren de lleno a jugarse el todo por el todo con los foráneos para demostrar que pueden competir en este negocio que implica unos 25 mil millones de pesos al año.
La historia comenzó en diciembre del año pasado cuando el Ministerio de Minas y Energía, mediante aviso publicado en los principales diarios del país y el extranjero, invitó a participar a las compañías privadas interesadas en operar campos petroleros que vuelven a poder de la nación a partir del próximo 10 de noviembre. Los campos son los de El Roble, El Conchal y El Limón que explota la Esso en Santander en un área de unas 28 mil hectáreas, con pozos que producen unos 12.500 barriles de petróleo al día y 70 mil de gas diarios, y tienen reservas remanentes cercanas a los 30 millones de barriles de petróleo. Revierten entre el 10 de noviembre de 1992 y el 9 de abril de 1993. A esos se.suma el campo Neiva que opera Hocol, que revierte en noviembre.18 de 1994, produce 22 mil barriles diarios de petróleo en un área de 49 mil hectáreas y cuenta con una reserva de unos 55 millones de barriles.
Después de la precalificación (basada en el cumplimiento de ciertos requisitos de capacidad operativa y técnica, experiencia administrativa y capacidad financiera), vendrán las etapas de limitación, adjudicación, operación y desarrollo de los pozos de explotación. El nuevo esquema de contratación será denominado de servicios de producción. Hasta el momento han operado cuatro sistemas de exploración y explotación de hidrocarburos. El primero fue el de concesión que estuvo vigente hasta 1969. Bajo ese contrato el operador recibía del Gobierno una zona para explorar y explotar durante un período determinado (normalmente entre 23 y 50 años). La contraprestación era que el Estado recibía el pago de una regalía qué varía entre el tres y el 20 por ciento de la producción.
Pero a partir de 1969 se estableció que Ecopetrol, directa, o indirectamente por contratos de asociación, podía asumir ese papel. En el sistema de asociación se vinculan el capital y la tecnología nacional y extranjera en la búsqueda del crudo. En la primer etapa de este mecanismo el socio extranjero asume el riesgo de exploración y si fracasa, pierde su inversión. Pero encontrado el petróleo y declarada la comercialidad del campo, Ecopetrol asume el costo de la mitad de los gastos efectuados hasta el momento. De allí en adelante los dos actúan como socios, el extranjero reconoce una regalía del 20 por ciento a la nación y vende a Ecopetrol.su parte en la producción.
Ecopetrol también opera en algunos casos en forma directa los campos y en otros, últimamente, creó la figura de contratos de suministro de personal. Esta se da en campos marginales o en el inicio del desarrollo de estos, en los cuales una empresa privada suministra el personal calificado para explotación, pero Ecopetrol dirige íntegralmente su operación y decisiones técnicas. Ahora surge la nueva modalidad. La de contratos de servicios de producción que cobijará a partir de fináles de 1992 la operación de los campos petroleros en juego de reversión. En este nuevo, sistema el contratista privado recibe el campo para operarlo con autonomia técnica y operadora.
Ahora el inversionista privada de servicio, productivo no tiene derecho al subsuelo pero deberá realizar una inversión de riesgo para aplicar nuevos mecanismos de mejoramiento de la producción y la recuperación de las reservas del crudo. Según el convenio que se suscribira con Ecopetrol, la empresa estatal reconocer un precio acordado previamente sobre lo producido de acuerdo con la línea de declinación del campo, pero como incentivo aumentará ese pago si se aumentan los niveles de producción por las innovaciones que introduzca el contratista.
El nuevo negocio puede revolucionar y aumentar significativamente los niveles de producción petrolera nacional en el futuro. De ahí la importancia de las próximas reversiones. Sólo basta recordar que una reversión sirvió hace 40 años para la creación de la Empresa Colombiana de Petróleos, Ecopetrol. En ese entonces la Concesión de Mares que estaba en manos de la Tropical Oil Company desde 1916 revirtió a la nación con todas sus instalaciones.
En la lista de interesados se entremezclan Amoco, Texas, Sun, Intersa, Ingeser, Ismocol, PGM, Move, Tecniconter, Fendipetróleos, Hocol, Repsol, Ingenieros Civiles Asociados, la Gobernación de Santander, Esso, Consorcio Petrosabana, Eurocan Ventures y la Petrolera de Santander. Como van las cosas y sin exagerar, esta licitación puede convertirse en la puerta de ingreso de los nacionales al negocio petrolero mayor. Tanto que algunas de ellas se metieron de cabeza en el asunto. Un consorcio formado por la Federación de Distribuidores de Derivados del Petróleo Fendipetróleos por su fondo de solidaridad y Expertos Petroleros Colombianos (Candicon) colocará en bolsa, de salir favorecido, las acciones de la empresa que operaría los campos de Santander y en su propuesta al gobierno ofrece crear la Empresa Multinacional Andina, EMA, para ampliar sus operaciones petroleras. No se trata, pues, de un juego de poca monta, sino de un crudo juego de ligas mayores con equipos de divisiones inferiores que quieren ir más lejos si les dan chance.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×