Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/10/2001 12:00:00 AM

Un grano de arena

La fundación Dividendo por Colombia canaliza los aportes de 8.000 empleados para financiar proyectos de juventud y educación.

Las donaciones para obras sociales no sólo están reservadas para unas pocas personas adineradas. Así lo ha demostrado la Fundación Dividendo por Colombia, que capta las ofrendas de los empleados de compañías colombianas y multinacionales y en tres años de labores ha recibido una cantidad sorprendente de contribuciones.

Son 75 las empresas que participan del proyecto, entre las que están Panamco, Procter & Gamble, Bancolombia, Banco Tequendama, Dupont y Almacenes Exito. La idea es que los empleados que trabajan en estas compañías se comprometan voluntariamente a hacer un aporte mensual, mediante descuento por nómina, con destino a la fundación. Las empresas, por su parte, asumen el compromiso de pagar mensualmente una suma igual o, por lo menos, equivalente al 50 por ciento del aporte definido por sus empleados.

La fundación ha enfocado su trabajo hacia la educación y la niñez por considerar que son las áreas en las cuales se presentan más condiciones de desigualdad social. “Estamos apostándole al futuro y tratando de romper el círculo de la pobreza con el apoyo de muchas empresas y de miles de empleados”, asegura María del Rosario Sintes, directora de la fundación.

Mediante campañas internas, que se realizan dentro de las empresas, la fundación busca sensibilizar a los empleados y hacerles tomar conciencia de que los problemas del país son responsabilidad de todos los colombianos. “La responsabilidad social no es sólo del gobierno, sino también de los empresarios y de los empleados”, afirma María del Rosario.

Hasta ahora los destinatarios de los recursos han sido 48 proyectos distintos, a través de los cuales se han beneficiado más de 23.000 personas en todo el país. Desde el inicio del proyecto se han invertido 3.398 millones de pesos. Cincuenta por ciento de éstos han ido a proyectos de formación y gestión comunitaria.

Además realiza actividades que relacionan directamente a los beneficiarios de los proyectos con los empleados de las empresas. Una encuesta del Centro Nacional de Consultoría indica que 95 por ciento de los trabajadores aportantes están satisfechos y contentos con los programas que se desarrollan.

Pero lo más sorprendente es la gran generosidad que han mostrado los empleados pues ya son 8.000 los colaboradores. La donación mensual promedio por cada uno el año pasado fue de aproximadamente cinco dólares. Esto es más o menos 10.000 pesos, que significa mucho en un país como Colombia donde el 72 por ciento de los trabajadores ganan dos salarios mínimos o menos.

La participación de los empleados llegó al 69 por ciento con relación al total de las plantas de personal de las compañías. La contrapartida empresarial fue del 76 por ciento con respecto a los recursos aportados por los trabajadores. Esto indica que ellos tienen una notable conciencia social y sentido de solidaridad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.