Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/12/1994 12:00:00 AM

UN 'MAKRO' NEGOCIO

En una operación cercana a los cinco millones de dólares se crea el mayor grupo de informática del país.

TRES EMPRESAS DOMINAban el mercado mayorista nacional de computadores y sus partes en Colombia: Makro Cómputo, Exhibit y GDI. Pero la semana que pasó hubo un fuerte remezón. En una audaz operación GDI se quedó con Makro, en una demostración más de que la unión hace la fuerza. GDI consiguió el 80 por ciento de Makro en una transacción que los conocedores estiman en un valor cercano a los cinco millones de dólares. Ahora los mismos estiman que quedó en capacidad de dominar hasta el 70 por ciento del mayoreo de los computadores tipo PC y el 90 por ciento en el negocio de los productos Microsoft en Colombia.

La operación se da en el momento preciso en el que Microsoft Corporation, el mayor vendedor de software en el mundo, se lanza a la conquista de Latinoamérica, en donde el año pasado vendió más de 100 millones de dólares. Microsoft pertenece a Bill Gates, el hombre más rico de Estados Unidos, con una fortuna de 9.600 millones de dólares y apenas 38 años de edad. Y precisamente la operación GDI-Makro, que acaba de consolidar el más grande grupo informático de Colombia, también fue lograda por otro hombre de 38 años, el fundador de GDI, Juan Gonzalo Angel.

El grupo GDI, nacido hace cuatro años, ya tenía el 35 por ciento de Makro Cómputo, una compañía que existía desde hace 20 años en el país. GDI empezó a comprar paquetes aislados durante los últimos meses, hasta que logró el 51 por ciento del control. Ante esa situación, Jorge Alfonso, al mayor accionista hasta ese momento de Makro, se convirtió en socio minoritario y decidió sentarse a negociar con GDI. De esa manera cambió sus acciones restantes por negocios de Makro que no estaban dentro de su misma línea de mercado y salió de la compañía.

Alfonso quedó con Compucare, una empresa dedicada al servicio de mantenimiento y garantía; con Telecómputo, que se transformará en Office Ware (estilo Office Depot) de venta al usuario final, con lo cual Makro atenderá de ahora en adelante a distribuidores, exclusivamente, sin contacto con el cliente final. También se quedó con Microtel, con sede en Miami, que vende a otras ciudades latinoamericanas, y con Publitech, que fabrica algunos productos a Microsoft.

Tras la operación, "estratégicamente cada empresa, GDI y Makro, conservará únicamente la independencia comercial para cubrir la mayor área posible del mercado", sostiene Juan Gonzalo Angel. Pero la cosa va mucho más allá. Ante la consolidación del grupo informático y su posición en el mercado ya existen coqueteos del extranjero. Mericel, la segunda empresa más grande en mayoreo en Estados Unidos, que vende 5.000 millones de dólares al año, quiere apoderarse del mercado colombiano mediante una oferta al nuevo grupo, la cual incluye pago en acciones de su matriz. Similares propuestas hace MPS de México, el mayor distribuidor de ese país, que vende 282 millones de dólares al año. Su propietario es Martín Mexía, un empresario de 32 años que es catalogado como uno de los más audaces en Centroamérica.

GDI y Makro, que también tienen controlado el mercado de computadores Acer, han facturado durante este año 50 millones de dólares, y tienen presupuestadas ventas para 1994 por 65 millones de dólares. Para el año entrante un presupuesto conservador prevé 95 millones de dólares. En esas circunstancias, la operación de consolidación del grupo GDI-Makro, además de producir un fuerte remezón en el mundo de la informática, empieza a destacar cómo el negocio de los computadores es uno de los más brillantes y apetecidos en Colombia y el mundo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.