Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/27/2012 12:00:00 AM

¿Un remedio insuficiente?

El Banco de la República bajó las tasas de interés pero no anuncio nuevas compras de dólares para frenar la revaluación. El Gobierno presentó proyecto de presupuesto para el 2013 por $185,5 billones de pesos.

La junta directiva del Banco de la República decidió disminuir en 25 puntos las tasas de interés –quedan en 5 por ciento-, una medida que era esperada por el mercado, pero sorprendió que no tomara ninguna decisión para frenar la revaluación del peso, a pesar de las reiteradas peticiones del Gobierno, los gremios y los analistas económicos.
 
Al término de la reunión, que se prolongó por casi siete horas, se expidió un comunicado en el que se informaba que la decisión había sido adoptada por unanimidad, aunque algunos miembros propusieron una reducción mayor a la adoptada. Ante el ritmo en la desaceleración de la economía colombiana el sector privado esperaba medidas más agresivas por parte de la autoridad monetaria, que se deberían traducir en una baja en por lo menos medio punto en las tasas de interés y en una compra masiva de dólares.
 
El propio Banco reconoció que no se conoce el tamaño de la desaceleración de la economía mundial y su impacto sobre Colombia y reveló que como consecuencia de la incertidumbre había decidido bajar los pronósticos de crecimiento de este año a un rango entre 3 y 5 por ciento. Es la primera vez que el emisor reconoce oficialmente que la economía podría bajar mucho más de lo que se tenía previsto.
 
El Banco sostuvo que seguirá haciendo un monitoreo cuidadoso de la situación internacional, del comportamiento de la inflación, del crecimiento económico, del comportamiento de los mercados y que la política monetaria y anunció que las medidas que se que se adopten en las próximas semanas dependerá de la nueva información disponible.
 
Ahora la pregunta es que tanto ayudará una reducción de solo 25 puntos en una recuperación de la economía, en momentos en que se registran cifras preocupantes. La industria, una de los sectores que más empleo genera, lleva cayendo tres trimestres consecutivos. En mayo registró un descenso del 0,2 por ciento frente a igual mes año anterior cuando creció 5,9 por ciento, según el Dane. Treinta de los 48 subsectores industriales de la encuesta que realiza la Asociación Nacional de Industriales (ANDI) reportaron caídas.
 
En el comercio la situación no está mejor. Las ventas minoristas crecieron apenas 0,9 por ciento en mayo, cifra que contrasta con el aumento del 11,5 por ciento de un año atrás. Una encuesta realizada por la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) revela que el 47 por ciento de en el primer semestre del año los empresarios no cumplió la meta de ventas fijada al comienzo del año y que el trimestre abril-junio fue el más flojo de los últimos dos años.
 
La construcción también está mostrando señales preocupantes. En mayo el área aprobada para licencias bajó en 38 por ciento. El agro sigue quieto y las obras civiles están cayendo. En juego está el descenso en el desempleo, que con mucho esfuerzo se ha logrado bajar a niveles cercanos al 11 por ciento.
 
Este comportamiento de los principales indicadores económicos, llevó al presidente Juan Manuel Santos, en la instalación de las sesiones del Congreso, a pedirle a la junta directiva del Banco de la República que estudiara una reducción en las tasas de interés y una compra más agresiva de dólares para enfrentar la revaluación.
 
La primera petición no cayó en saco roto pero la segunda quedó en suspenso a pesar de que el Ministerio de Hacienda presentó un estudio en el que revelaba que el monto de las reservas internacionales del país podría aumentar de 33.000 millones de dólares hasta 54.000 millones de dólares, con lo cual la compra de divisas por parte del Emisor podría subir de 20 a más de 40 millones de dólares diarios.
 
Gremios y analistas económicos han responsabilizado del retroceso económico al aumento en las tasas de interés, la revaluación del peso, el freno en la ejecución de recursos por parte del gobierno, especialmente en el sector de infraestructura, y el impacto de la crisis internacional por la incertidumbre sobre la evolución de las economías de la eurozona. El presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, dijo que la profundización de la desaceleración durante el primer semestre del año se hubiera podido evitar con políticas más efectivas pero ahora hay que buscar salvar el año con nuevas propuestas.
 
El ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, sostiene que si bien Colombia no es inmune frente a la crisis internacional, sí está mejor preparada para enfrentar la turbulencia. "Uno no se prepara para los Olímpicos en un mes. Llevamos preparándonos desde hace dos años, ahorrando en las vacas gordas para tener recursos en las vacas flacas", dice el funcionario quien señala que entre las fortalezas del país están una inflación a la baja, unas finanzas públicas en orden, un desempleo en descenso, un control del endeudamiento de empresas y hogares y un sector financiero sólido.
 
Para el Gobierno hay otros sectores que compensan la caída en la industria y el agro, como es el caso de la minería, los servicios personales y financieros, transporte, comunicaciones, electricidad y gas, entre otros. La administración Santos espera que este año se logre cumplir con la meta de un crecimiento económico del 4,5 por ciento.
 
El presidente de Anif, Sergio Clavijo, dice que ahora le corresponde hacer la otra parte de la tarea al gobierno mediante el impulso en la ejecución del gasto público. En las regiones se dice que no se han podido ejecutar buena parte de los recursos de las millonarias regalías mineras y petroleras por la gran tramitomanía que implicó el nuevo régimen de regalías. Pero también se cuestiona el lento avance de las obras públicas.
 
El ministro de Hacienda dice que hay suficientes recursos y que así está demostrado en el presupuesto por 185,5 billones de pesos que radicó en el Congreso de la República. De ese monto 40,7 billones se destinarán a inversión.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.