Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/18/1982 12:00:00 AM

UNA CAIN PARA ABEL

Cargos por participación política contra educadores amenazan con dejarlos vacantes.

UNA CAIN PARA ABEL UNA CAIN PARA ABEL
Una investigación administrativa que adelanta en estos momentos el Procurador Primero Regional de Bogotá, podría dejar sin sus empleos como maestros a dos directivos de FECODE: Abel Rodríguez, presidente de esa Federación, y Socorro Ramírez, veterana dirigente del magisterio
Los cargos que se hacen contra los dos activistas son "haber participado en política" durante las pasadas elecciones de marzo. En efecto, Abel Rodríguez, quien es dirigente sindical del magisterio desde 1973, y presidente de Fecode desde 1978, figuró como candidato para la Cámara de Representantes, en el primer renglón suplente de una coalición, la Unidad de Izquierda Democrática de Bogotá y Cundinamarca, y Socorro Ramírez figuró en el primer renglón principal para la Asamblea de Cundinamarca por el mismo sector.
Ninguno de los dos resultó elegido, sin embargo, la secretaria de educación distrital de la Administración Durán Dussán, Pilar Santamaría de Reyes, poco antes de terminar su mandato, y apoyándose en la legislación que asimila a los profesores del distrito como empleados públicos, instauró ante la citada Procuraduría una solicitud para que sea investigada y sancionada la actitud electoral de los dos maestros.
Para Fecode tal demanda es algo "insólito y sin precedentes en el país" pues anteriormente Abel Rodríguez se dijo a SEMANA, ha participado en campañas políticas sin que se le siguiera investigación administrativa alguna. De hecho, fue elegido Representante a la Cámara en 1974, por la UNO, y tal participación en política nunca fue cuestionada por las autoridades de educación.
Existen otros casos más recientes como el de Adonaí Caro, que siendo rector de la Unidad Básica Jorge Soto del Corral, en marzo fue elegido diputado por Boyacá y hasta la fecha no ha sido objeto de sanción legal alguna. El diputado Caro es de filiación liberal.
La sanción implicaría para Abel Rodríguez y Socorro Ramírez la tácita expulsión del gremio de educadores, y por ende la pérdida de sus empleos actuales.
Pero este tipo de decisión legal tendría consecuencias más profundas. Arnulfo Bayona, segundo vicepresidente de Fecode, declaró a SEMANA que "un fallo contra los dos compañeros sentaría un precedente peligroso en el terreno de los derechos democráticos más básicos, pues quiere decir que los activistas y dirigentes sindicales, especialmente si son de izquierda, no pueden participar independientemente en política. Precisamente la razón que ellos tuvieron para figurar como candidatos fue de ofrecerles a los trabajadores de Bogotá y Cundinamarca una alternativa electoral por fuera de las opiniones bipartidistas".
Por su parte Abel Rodríguez señaló que Fecode enfrentará la discusión jurídica pero que además movilizará a sus miembros en defensa del derecho al trabajo y del derecho de los maestros de participar en política independientemente. "Nuestra Federación estará dispuesta también a deJender a todo maestro liberal o conservador que por haber también figurado en listas de esos partidos llegue a ser objeto de una investigación como la que se adelanta contra nosotros", agregó el presidente de Fecode.
Aparentemente a este último aludió Socorro Ramírez cuando dijo a SEMANA que "por no ser liberal ni conservadora una vez más intentan arrebatarme el derecho al trabajo funcionarios que hacen de su puesto público un centro de clientelismo y despotismo, como fue el de Pilar Santamaría, quién trató a los maestros como ciudadanos de quinta categoría, negándoles hasta los derechos políticos más elementales".
La solicitud de investigación a la Procuraduría se basa en diferentes normas legales, incluida una ley de los años 30. No obstante, tal petición no cita el Estatuto Docente, recientemente expedido por el gobierno nacional, pues dicho texto al parecer no contempla como causal de mala conducta o falta disciplinaria de los maestros la participación en campañas electorales.
Pero la ofensiva antimagisterial no se circunscribe a Bogotá. El 14 de septiembre la Procuraduría Regional del Huila sancionó disciplinariamente al profesor universitario Luis Ernesto Lasso, con la pérdida de su empleo y la prohibición expresa de volver a ocupar "cargo público alguno". Lasso es profesor de linguística de la Universidad Surcolombiana, de Neiva, y había figurado en el primer renglón suplente para la Asamblea del Huila en la lista de una coalición de izquierda similar a la estructurada en Bogotá para el caso de Abel y Socorro.
Roque González Garzón, rector de la Surcolombiana, fue quien pidió la sanción administrativa para el profesor. Luis Ernesto Lasso es, además directivo regional del sindicato de maestros Aspu, organización que apeló ya tal decisión e inició una campaña para lograr la reposición laboral de su compañero.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com