Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/22/1993 12:00:00 AM

Una cara desconocida

Un empresario que permaneció en el anonimato durante muchos años es el hombre más rico de Estados Unidos.

POR AÑOS FUERON LOS Rockefeller, los Ford o los Carnegie. Más recientemente los Walton o los Gates. Pero nadie tenía en su lista a ningún Buffett. Tal es, sin embargo, el apellido del hombre más rico de Estados Unidos en este momento, según la revista Forbes. Se trata de Warren Edward Buffett, un empresario de 63 años nacido en Omaha -estado de Nebraska- y metido en los negocios desde que era un escolar.
Buffett es propietario del 42 por ciento de las acciones de Berkshire Hathaway, una compañía de inversiones que es, al mismo tiempo, propietaria del siete por ciento de Coca Cola, el 11 por ciento de Guillette, el 18 por ciento de Capital CitiesABC, el 12 por ciento de Wells Fargo, el 15 por ciento del Washington Post y el 15 por ciento de Salomon lnc., para sólo mencionar algunas de las más renombradas empresas estadounidenses en las cuales tiene participación.
Las acciones dc Berkshire Hathaway son las de mayor precio en la Bolsa de Nueva York. Cada una de ellas vale 16.600 dólares (un poco más de 13 millones de pesos colombianos). Buffett tiene un poco más de 500.000 acciones, lo que lleva su riqueza personal a 8.300 millones de dólares, más de 2.000 millones por encima de Bill Gates, el fundador de Microsoft, cuya fortuna asciende, de acuerdo con la revista Forbes, a 6.160 millones de dólares.
A pesar de haber permanecido en el anonimato durante muchos años -gracias entre otras cosas a su austero sistema de vida- Buffett no es ningún aparecido en los negocios. En sus épocas de colegial compraba gaseosas en la tienda de su abuelo y las revendía entre los vecinos, con una pequeña comisión. A los 20 años, cuando era todavía estudiante en la Universidad de Columbia -y siguiente los pasos de su padre, que había logrado algunos éxitos como corredor de bolsa- comenzó a estudiar a fondo la industria de los seguros y realizó su primera inversión en una compañía llamada Government Employees Insurance col, dirigida por Benjamín Graham, su maestro en ese entonces y su guía en materia de inversiones durante toda su vida.
Pocos años despues, y mientras trabajaba en Omaha en la firma de corretaje de su padre, hizo una nueva inversión en Western Insurance Securities, una compañía de Lincoln, la capital de Nebraska. No obstante su escaso capital, Buffett prosperó. En palabras de Forbes, "Geico y Western Insurance fueron grandes ganadoras". Y eso le permitió al precoz inversionista ampliar su radio de acción con la compra, a mediados de los años 60, de una empresa textil de New Bedford (Massachussets), que funcionaba con el nombre de Berkshire Hathaway.
Rápidamente Buffett le añadió a la compañía una rama de seguros como vehículo de inversión y le dio rienda suelta a su pasión por el mercado accionario. Con una filosofía muy particular en torno de las inversiones en la bolsa de valores fue construyendo un portafolio que por su rentabilidad y solidez, es hoy la envidia de todos los inversionistas (ver cuadro).
A diferencia de algunos famosos "especuladores" como George Soros, Buffett cree que la ciencia del negocio está en comprar buenas acciones a buenos precios y quedarse con ellas mientras las empresas se mantengan en buena situación. Eso no sólo exige mucha paciencia sino un gran conocimiento de las empresas en las cuales se va a invertir y una gran prudencia en la toma de decisiones. Según Buffett, todos los estudiantes egresados de las escuelas de negocios deberán firmar una promesa inquebrantable de no tomar mas de 20 decisiones importantes en el curso de su vida. Y asumir la inversón como negocio. "Buffett no compra acciones -dice Forbes- porque las acciones son una abstracción; el compra negocios, o parte de negocios, cuando no puede adquirir la totalidad".
Buffett, quien muchas veces resume su pensamiento, dado que es propietario de una buena tajada de Guillette, en frases como "es muy placentero ir a la cama cada noche a sabiendas de que hay 2.500 millones de hombres en el mundo que tendrán que afeitarse en la mañana", es un hombre que practica la austeridad hasta tal punto quc raya en la tacañería. Se le censura su falta de caridad. A su muerte, sin embargo, toda su fortuna pasara a engrosar una fundación que por su tamaño hará ver enanas a las constituídas con la plata de los Rockefeller o los Ford. "Cuando yo muera -dijo a Forbes- los problemas todavía estarán ahí; y la sociedad sacará un mayor provecho de mi plata en el futuro al que obtendría si yo se la diera ahora". Por algo es el hombre más rico en la actualidad. -
ALGUNAS PROPIEDADES DE BERKSHIRE HATHAWAY*
GEICO CORP. 48,0%
CAPITAL CITIES ABC 18,0%
GILLETTE CO. 11,0%
FEDERAL HOME LOAN MORTGAGE 8,2%
WELLS FARGO & CO. 12,0%
COCA COLA CO. 7,0%
WASHINGTON POST CO. 15,0%
GENERAL DYNAMICS 14,0%
SALOMON INC. 14,0%
*Compañía de inversiones en la que la participación de Buffett (del 42%) está valorada en 8.300 millones de dólares.
Fuente: Forbes
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.