Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/15/1991 12:00:00 AM

Viento en popa

A pesar de todos los problemas del país, las utilidades de las empresas siguen creciendo y la inversión se sostiene.

Viento en popa, Sección Economía, edición 463, Apr 15 1991 Viento en popa
Marzo es mes de balances. Antes de terminar el primer trimestre, todas las sociedades anónimas de Colombia tienen que haber realizado su correspondiente asamblea anual. Y, como suele suceder, la mayoría cumple su compromiso a última hora. Por eso marzo es un mes de incógnitas, dividendos, aplausos y definición de metas.
Este año, además, ha sido un mes de sorpresas. Cuando todo el mundo esperaba que las fuertes medidas de ajuste adoptadas por el Gobierno desde mediados del segundo semestre del año pasado tuvieran un efecto negativo sobre la actividad productiva, las utilidades que arrojan las empresas industriales y financieras del país parecen decir exactamente lo contrario.
Las ganancias empresariales, en efecto, superan cualquier expectativa. Con excepciones, claro está, como los 20.640 millones en pérdidas de Avianca o la disminución de utilidades de Acerías Paz del Río. En promedio, sin embargo, los resultados son espectaculares. En el sector real, y hablando de empresas que negocian sus acciones en la bolsa, Bavaria se ha vuelto inalcanzable. Y en el sector financiero el Banco de Bogotá está llegando a las nubes. Entre los dos consiguieron más de 29 mil millones en utilidades al finalizar el año pasado. Segundos, cada uno en su campo y muy lejos aún, se ubican Manuelita y el Banco Ganadero.
El aumento de ganancias, de todas formas, fue general. Las 15 empresas del sector real que más ganaron en 1990 -Bavaria, Manuelita, Coltejer, Promigas, Coltabaco, Fabricato, Carvajal, Propal, Inversiones Mundial, Cemento Argos, Nacional de Chocolates, Noel, Enka, Cartón Colombia y Pizano- aumentaron sus beneficios en 43.67 por ciento con respecto a 1989.
El incremento comparado de ganancias entre 1988 y 1989 fue de 26.80 por ciento. El incremento más significativo en materia de utilidades se registró en Manuelita, gracias a una ganancia extraordinaria de 5.647 millones de pesos, obtenidos con la venta de algunos de sus activos. Bavaria, por su parte, duplicó sus ganancias de hace dos años, mientras el Banco de Bogotá triplicó en ese mismo período su saldo positivo.
Dentro del conjunto de sociedades examinadas, los mejores balances se encuentran en Cali y Bogotá. Las empresas de Medellín, en cambio, muestran un congelamiento en sus utilidades a pesar de que sus acciones fueron las más negociadas en las bolsas de valores del país durante todo el año pasado y las que arrojaron mayores valorizaciones. Aun así, son varias las empresas antioqueñas que todavía figuran entre las que más utilidades arrojan en el país. Y entre ellas se destacan las textileras.
Es más, la situación parece tan positiva, que son muchas las empresas que han anunciado grandes inversiones para los próximos años en ampliación de plantas y modernización de su aparato productivo. Tal es el caso de Bavaria, que con sus inversiones en Colombia y el extranjero ha llegado a colocarse, de acuerdo con sus propias directivas, en un lugar de preeminencia a nivel mundial en la industria cervecera. Y el de las ya mencionadas textileras antioqueñas, que andan empeñadas en un acelerado proceso de modernización, con miras a competir en el mercado internacional dentro del marco de la apertura económica.
Coltejer, por ejemplo, invirtió en 1990 una suma superior a los cinco mil millones de pesos y aspira a comprar en 1991 y 1992 nuevos equipos por un valor superior a los 38 millones de dólares -esto es, cerca de 20 mil millones de pesos más-. Fabricato, por su parte, realizó inversiones por 7.888 millones de pesos durante 1990 en la modernización de sus plantas.
Y anunció que durante el presente año llegarán al país 123 telares nuevos, dentro de un plan de renovación total de sus equipos que debe terminar en 1994.
Pero no es sólo en el sector productivo donde se están dando este tipo de fenómenos. Lo mismo está ocurriendo a nivel financiero y comercial. En el sector financiero, fueron varias las entidades que fortalecieron su capital durante 1990. Tal es el caso del Banco Cafetero, que realizó el año pasado un proceso de capitalización por un valor superior a los 17.000 millones de pesos. En el sector comercial se destaca el caso de Cadenalco que aumentó su capital en un 36 por ciento en 1990 y que para el presente año anuncia inversiones por más de 4.600 millones de pesos en remodelación y ampliación de varios de sus almacenes.

Baja la inversión
Todo lo anterior contrasta, sin embargo, con los anuncios hechos la semana pasada por el presidente de Confecámaras, Nicolás del Castillo, según los cuales durante 1990 se presentó una disminución real en la inversión neta de capital en sociedades en todo el país. De acuerdo con los datos de Confecámaras, la inversión en 1990 llegó a 355 mil millones de pesos frente a los 320 mil miilones que fueron invertidos en 1 989.
Según Del Castillo, la inverslon empezó a caer en el segundo semestre del año pasado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com